Un gran festival para fomentar la afición reinstaurando el Toreo en Puebla de Sancho Pérez

TEXTO Y FOTOS 
de ROSALEA RYAN, 
en Puebla de Sancho Pérez (Badajoz)
———————-----------------------------------
En lo básico, para montar un festejo taurino se necesitan tres ingredientes principales: toreros, toros y una plaza.
Por tanto, cuando Alejandro Talavante decidió reintroducir el Toreo en la localidad natal de su madre, Puebla de Sancho Pérez (Badajoz), ya tenía en sus manos y en lo posible todos los componentes fundamentales para promover un festival.
El sábado pasado, la indiscutible figura extremeña presentó uno de los carteles llamativos de lo que va de temporada y ante un lleno total como puede verse en la foto general.
Mostrando exactamente lo que puede lograr alguien con imaginación, ilusión y contactos, Talavante invitó a alternar con él a los diestros Morante de la Puebla y Miguel Ángel Silva (de la vecina Zafra) y al rejoneador jerezano Fermín Bohórquez y -aún- como ejemplo de resistencia convenció para reaparecer a una de las leyendas de todos los tiempos del toreo tanto a caballo como a pie.
Conducido al coso medio cuadrado/medio redondo por dos de los alguacilillos más pequeños imaginables, el paseíllo de este 
cartelazo estuvo encabezado por el matador de toros y rejoneador -como rejoneador fue doblemente alternativado, las tomó en Santarém y en Nimes, el andaluz Paco Ojeda, de 69 años.
Sin mostrar evidencia alguna de sus años de retiro, Ojeda toreó en colleras con Bohórquez, cortándo juntos las dos orejas del astado que les tocó en suerte. Ls tres toreros de a pie que siguieron cortaron rabos para completar una tarde de excepcional de entretenimiento y brillo.
Los cinco toreros se enfrentaron a novillos de la propia ganadería de Talavante, que pasta en Olivenza;  el segundo (toreado por Morante) y el cuarto (por Silva) fueron honrados dándoseles la vuelta al ruedo en el arrastre..
Posteriormente, Talavante posó para fotografías y firmó autógrafos para una enorme multitud de aficionados.
El festival con picadores del sábado fue el eje central de tres días de Tauromaquia en Puebla de Sancho Pérez que incluyó una tertulia el viernes por la noche con el periodista de radio y maestro poblano Primitivo Rojas, Miguel Ángel Silva y el banderillero Manuel Izquierdo; encierros en las calles el sábado y el domingo por la mañana; y una novillada el domingo por la tarde en forma de clase práctica para alumnos del alma mater de Talavante, la Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz.



































































Artículo Anterior Artículo Siguiente