Atenção ao Francisco Canales! : de novo parece pedir passo...) Los caballos y el trastazo que se dio "Antoñito"...

rbtribuna
---
Sería interesante que a Canales le den más
oportunidades para ver si cuaja en lo que parece
prometer como Torero a Caballo

Fue una buena tarde la de Benedita este domingo, además de llenarse la plaza, además de llenarse la plaza y resultar un espectáculo de lo más entretenido -salvo en el caso de uno de los acartelados que evidenció no estar para estos trotes-, hubo dos nombres que saltan con fuerza al primer plano de la actualidad porque fueron lo mejor de la tarde : de un lado el rejoneador Francisco Canales, que nacido el 30 de Dezembro de 1996, en Madrid, se ha venido formando en los últimos años en Portugal, donde ha aprendido notablemente las claves del Toreo a Caballo. Es aún principiante, no alternativado, pero está mostrando cuando le dan oportunidades, que sabe aprovecharlas y hacer las cosas muy bien subido en un caballo. Ayer, en Benedita, en una corrida de 6, fue el mejor, sin duda.
De otro lado, los toros de la ganadería de António Valente, que se crian en los campos de la recta final del valle del Mondego, entre Coimbra y Figueira da Foz. Una ganadería familiar, tradicional, que da unos toros, poca camada lógicamente, para corridas pocas, pero que suelen ser interesantes... Los de ayer, en Benedita, fueron toros vivaces, colaboradores con los que los lidiaban, con algún problema ocasional para los forcados (especialmente para los de Lisboa), pero salieron bien. Y no se les puede pedir más "presencia" física porque generalmente, los toros de António Valente son así : recortaditos más bien.
Canales en el Toreo a Caballo, Valente con sus toros que no deslucieron el espectáculo -más bien al contrario- y los forcados Miguel Santos (Lisboa), H. Gonçalves (Arruda) y Nuno Aniceto (Arruda dos Vinhos) que lograron pegar a la primera, fueron lo mejor de la tradicional corrida anual de Benedita, en las tierras de la región Oeste, allá por Alcobaça.

--------------
Antoñito Ribeiro Telles no toreó en A Barquinha porque tuviese falta de caballos. 
Nuestro gran amigo de la zona de Torres Novas, António João Silva, nos había invitado a pasar la tarde del viernes con el y finalmente ir juntos a los toros por la noche. Y aunque en principio le habíamos dicho que sí, un contratiempo inesperado la víspera en el coche, nos aconsejó que en vez de ir a donde nos habían invitado, fuésemos con el coche al taller para subsanar el problema.
Total : que António João acabó solo en la corrida de A Barquinha. Y fue el quien nos contó la historia de los caballos enviados a las islas Azores, para torear con ellos António padre y António hijo en las Sanjoaninas.
---Te digo que era lo que se comentaba allí, en la plaza, de boca en boca entre buenos aficionados de esos que van a todas, al ver que al final Antoñito -como tu le llamas- era sustituído por Parrerita Cigano... Y así te lo conté al día siguiente cuando me llamaste para ver cómo había ido la corrida...
Era una justificación lógica, aunque nos extrañaba que con la cantidad de caballos que António y su hijo tienen en el magnífico centro hípico que han construído, no hubiese un par de remiendos para salir del paso...
Pues bien, había más que eso detrás del relevo de Antoñito Ribeiro Telles por Parreirita Cigano : una baja médica, por un trastazo que el impetuoso joven sufrió días atrás... El traumatólogo que le atendió le dijo que si quería torear en las Azores, curarse rápido, tenía que entrar en un descanso total de no menos de 5 días... con lo que torear en A Barquinha o entrenar subido a un caballo era una locura... Obediente, Antoñito pidió el parte médico, se lo dio al empresario Pombeiro y le dijo que lamentándolo mucho tendría que buscarse la Vida... Fue cuando Pombeiro se dijo : vamos a darle otra oportunidad a Parreirita que bien que la necesita...
Y así fue, con lo que queda repuesta la verdad de los hechos.

Firmado, sellado e... imposibilitado Antoñito en A Barquinha



Artículo Anterior Artículo Siguiente