Personagens da Festa) José Carlos Amorim : recolhendo merecidamente o que semeou...

Eugénio Eiroa


Numerosas felicitaciones está recibiendo estos últimos días el célebre taurino portugués e inmejorable apoderado (siempre fiel al maestro Rui Salvador) José Carlos Amorim, tras ser intervenido quirúrgicamente y poder reaparecer ya en los callejones de las plazas, aunque aún se encuentre en pleno período de mejora y puesta a punto y en manos de los fisioterapeutas. Y si no está para correr los cien metros lisos, sí es cierto que ya se desenvuelve, al cabo de tres semanas, con notable desenvoltura.

Su reaparición, en la plaza de Figueira da Foz, permitió a José Carlos Amorim recibir numerosos parabienes y palabras de afecto. Y no solo por parte de los cavaleiros en plaza (dos le dedicaron sus faenas, comenzando por su poderdante, Rui Salvador), también en los exteriores de la plaza (donde fueron tomadas por Eugénio Eiroa estas fotos) recibió Amorim numerosos testimonios de afecto de múltiples espectadores presentes en el Coliseu Figueirense aquella noche.

Lo que no hay la menor duda, es que José Carlos Amorim es un personaje muy querido desde décadas ya, en el mundillo taurino portugués; hombre honesto, cordial, de notable bonhomia, ha sabido granjearse poco a poco un prestigio y una admiración hacia su persona que, ahora, lógicamente, ante cualquier sobresalto que da la Vida, se transforma en manifestaciones de afecto y consideración como las que está recibiendo en esta su "rentrée" tras pasar por las manos de los médicos.

Celebramos mucho el excelente aspecto con que hemos hallado a José Carlos Amorim, un personaje indispensable -por valioso y bueno- en el mundo de los Toros en Portugal y le deseamos continuación de los mayores éxitos en el tiempo que viene.

Eugénio Eiroa