Editorial y 14 imágenes de aquel tiempo) A "TRIBUNA da TAUROMAQUIA" e... a reivindicação do "espírito do 25 de julho de 2001"

Es 25 de julio, para nosotros una fecha muy importante, sin duda. Es el "Día de Galicia". El "Día del Apóstol Santiago" ("...patrón de las Españas, amigo del Señor..."). Pero también... el 25 de julio es la fecha, del año 2001, en que decidimos dar un paso al frente y asumir la responsabilidad de sacar adelante una plataforma informativa -en su mayor parte dedicada a la actualidad taurina portuguesa- que pudiese primero completar, reforzar, revitalizar -y luego sustituir- a la entonces famosa "Tauromaquia Portuguesa On Line" -que pasaba entonces a estar bajo mínimos, dada la grave enfermedad que ya aquejaba a su promotor y editor, Fernando Dias, con el cual colaborábamos-.

Cuando el 25 de julio de 2001 decidimos -con la nunca bien poderada y muy altamente estimada colaboración directa y apoyo fundamental de Jaime M. Amante- sacar adelante aquel proyecto, eramos conscientes de que en poco tiempo, por desgracia, probablemente Fernando ya no podría hacer nada en favor de su "Tauromaquia Portuguesa On Line" y... se imponía la urgente necesidad de sustituir aquello, de dar continuidad a aquella obra de Fernando Dias en favor de la Tauromaquia lusitana...

Así surgió lo que surgió el 25 de julio de 2001. Y así fuimos caminando durante años y años, bastante más de una década, hasta que por imperativos de la Vida aquella plataforma comunicacional quedó en manos de terceros, en la esperanza -también- de que supiesen darle continuidad adecuada.

Cuando la Vida nos puso de nuevo en situación de disponibles para ayudar a la Tauromaquia, no ya ocasionalmente (colaborando de vez en cuando -como siempre fuimos haciendo-), sino con la posibilidad de -nuevamente- asumir la responsabilidad diaria de poder dedicarle tiempo y tiempo a esto de comunicar, analizar, transportar -como siempre desinteresadamente- todo lo novedoso que surja en lo taurino en Portugal... pensábamos que se podría retomar al completo lo que un día había quedado aparcado y en manos de terceros -por causas de fuerza mayor-. Sin embargo, no fue posible reiniciar aquel camino -por razones también fundadas, pero que ahora no vienen al caso-.

Sin embargo, hace ahora un año, analizando el panorama de la comunicación taurina en Portugal, nos hallamos con una situación, en general -y salvo alguna que otra excepción- bastante peor que hace pocos años atrás, cuando dejamos aquel otro barco nuestro en manos de terceros (tercera). En poco tiempo, pocos años, además de barcos a la deriva, con apariencia sangrante para los intereses supremos de la Fiesta, se constataba que habían aflorado no pocos tripulantes advenedizos, correveidiles, chupatintas, figurones... Incluso, hace un año, sucedía lo mismo que describía horas atrás una informadora : "...só mesmo no Portugal das touradas e dos copos, os empresários podem ter um site e manipular a informação a seu belo prazer, num claro e objectivo conflito de interesses, sem que ninguém se oponha ou questione… Uma literal pobreza do ramo que... chegou ao extremo".

No hace falta entrar en más consideraciones, con ese mero ejemplo relatado por la colega, basta. Hay no pocas otras corruptelas. Como también hay empresarios taurinos excelentes, como hay apoderados excelentes, como toreros exclentes, así como banderilleros, así como ganaderos... Pero no deja de haber lo que no sería nunca deseable que hubiese en medio de este totum revolutum de la Tauromaquia en Portugal (y también en España).

Hace ahora un año, a finales del mes de julio, el panorama era -y hoy sigue siendo- muy desalentador. Durante 48 horas meditamos profundamente la posibilidad de dedicar el tiempo libre -que no era poco- que teníamos... a contribuir en todo lo posible  -siempre sin interés crematístico alguno- en favor de la revitalización de la Tauromaquia en Portugal, sin olvidarnos del original y necesario enfoque ibérico que nos había inspirado cuando tomamos aquella otra decisión, el 25 de julio de 2001. Y viendo hace un año el panorama en que se hallaba -y halla- la Fiesta, decidimos echar adelante este proyecto de comunicación taurina -ahora afortunadamente consolidado, un año después- que llamamos la tribuna da tauromaquia.

Durante este año hemos sufrido desprecios, zancadillas, envidias, torpedeos, difamaciones... A los que se creen los dueños de esto todo... se les atragantó nuestra irrupción de nuevo en la escena. ¡Qué le vamos a hacer!. 

Si eran "agentes taurinos", se dedicaron a despreciarnos, a no colaborar en nada con nuestra tarea informativa, etc. etc. etc. Algunos, aún siguen, ni siquiera molestándose en enviarnos los carteles de los espectáculos que promueven. Son tan torpes que ni siquiera son buenos para sí mismos...

Otros "agentes taurinos", al cabo de unos no pocos meses --¿qué creían, que esto no iba en serio?-- cambiaron de política. Y por la vía de terceros -y alguno directamente, con valentía y nobleza que hay que reconocerle- buscaron allegarse a la tribuna da tauromaquia. Encontraron la puerta abierta... cuando si nos llevásemos por el ojo por ojo deberían de tenerla cerrada. Pero ni es nuestro estilo, ni la Tauromaquia precisa de guerras, sino de esfuerzos conjuntos en búsqueda del interés general y nunca particular.

Luego... no nos podemos olvidar, en este año de camino firme de la tribuna da tauromaquia, la labor de zapa, a la que se han dedicado, en vez de trabajar en favor de la Fiesta y mejorar sus plataformas de comunicación (?) taurina... ciertos currinches, compinchados con "el sistema" que les suelta migajas de vez en cuando, con una única misión, zarandear el árbol de la tribuna da tauromaquia, a ver si conseguían echarlo abajo. Pero el árbol de la tribuna tiene raíces profundas que solamente Dios y la Salud de quien esto escribe pueden resquebrajar. Nunca estos advenedizos, estos inmorales que no nos van a amargar con sus burdas y asquerosas estrategias, en su desesperado intento de controlar y monopolizar este mundillo donde se han enquistado con el paso del tiempo.

Por eso, un año después, no solamente celebramos este aniversario. Celebramos mucho más. Y no tenemos que pedir permiso a nadie de esta tropa a la que antes nos referíamos, ni tenemos por qué avergonzarnos de nada; todo lo contrario : nos sentimos muy orgullosos de la decisión que tomamos, al final de una reunión y almuerzo, celebrada en Valença do Minho, el 25.07.2021, cuando quienes aquel día nos acompañaban nos animaron a dar el paso y hacer algo que era necesario en favor de la Tauromaquia, especialmente de la Tauromaquia portuguesa.

Igualmente, ni que decir tiene que nos sentimos orgullosos del nuevo paso que dimos hace ahora un año, al constatar, 20 años después, que aquellas palabras, aquello que denunciaba abiertamente el saudoso Fernando Días, por desgracia sigue vigente, sigue sin ser remediado por quienes tenían la obligación urgente de hacerlo.

Es por eso que hoy habrán visto ustedes, que sin mudar para nada la cabecera de la tribuna da tauromaquia, existe bajo su leyenda principal otra... en la que reivindicamos para siempre -y porque es nuestro- el espíritu del 25 de julio de 2001, lo sucedido, aquella decisión tomada precisamente en Valença do Minho, la población de la Península que más y mejor representa e inspira el espíritu de colaboración y hermandad entre dos pueblos separados solamente por esa estúpida raya-barrera fronteriza política, que no real, entre gentes del pueblo liso y llano que llevan siglos cooperando, conviviendo, haciendo proyectos comunes... y ya no digamos en lo que es y representa la Tauromaquia.

Ese espíritu del 25 de julio de 2001 que siempre defendimos -que nos llevó a crear entonces una publicación bilingüe, donde indistintamente y sin ningún prejuicio se utilizan el portugués y el español- es nuestro y como tal así lo reivindicamos. No es de terceros que un día heredaron -por la fuerza del destino y los imperativos y circunstancias de la Vida- un barco para navegar en el proceloso mar de la Tauromaquia. A esos no les pedimos cuentas de lo que han hecho, todo lo contrario : les deseamos lo mejor. Pero nunca permitiremos que se apropien del espíritu del 25 de julio de 2001, del "espíritu de Valença". Ese es nuestro y solamente nuestro. No es una fecha en el calendario para ir luego año a año soplando velitas encima de un pastel... es un conjunto de actitudes con que enfrentar la realidad con la que nos topamos en la Tauromaquia portuguesa, es una filosofía y modo de hacer las cosas, es una toma de conciencia permanente que describió muy bien Fernando Dias más de dos décadas atrás...

Por eso hoy, 25 de julio precisamente, nuestra cabecera readaptada en el mismo lugar que ocupaba ayer, lleva escrito en su subtítulo lo que allí bien pueden ustedes leer. Por eso, también -y como permanente homenaje- donde se explica quienes hacemos la tribuna da tauromaquia, aparece a modo de recuerdo, el nombre del inolvidable Fernando Dias, como editor de honor... tal y como figuraba ya, en aquellos primeros ejemplares de la publicación que lanzamos un 25.07.2001 y que durante tantos años dirigimos y promovimos.

Por eso, también por mucho más, la tribuna da tauromaquia es lo que es... más, bastante más que una simple publicación taurina que mucho se ocupa de la Tauromaquia portuguesa. Es bastante más que eso... le pese a quien le pese, le duela a quien le duela.

EUGÉNIO EIROA

Más de dos décadas atrás era el tiempo de un muy joven Marco José
encerrándose con 6 Murteira Grave en la plaza de Vila Franca de Xira...

Una crónica de Jaime M. Amante que publicamos el 28.08.201...

Parte inferior de la cabecera de publicación electrónica que editábamos varios días
por semana, a partir del 25 de julio de 2001...

José Manuel Duarte era un muy interesante cavaleiro de entonces...
al que con el paso del tiempo los del "sistema" acabaron cerrándole las puertas.
Aquí le vemos actuando en Ponte de Lima en 2001 precisamente

Crónica de la muerte de Julio Robles, firmada por Eugénio Eiroa,
en la "Tauromaquia Poruguesa On Line",
que editaba y promovía el saudoso Fernando Días

También de aquellos tiempos : Jaime M. Amante y el inolvidable Agostinho do Santos, a las puertas de la plaza de Viana do Castelo

El tiempo de 2001 que evocamos hoy estaba marcado ya por las despedidas de Vítor Mendes...

Tanto que critican ahora al maestro Moura por apañar corridas en cualquier portàtil... ya en aquellos años 2000 / 2001 actuaba en ellas... ahí está la foto de entonces.


2001... Un entonces más joven Hermoso de Mendoza se introducía en Portugal poco a poco...

Nuncio era otro de los que prometían entonces...

La vuelta de Ortega y Jesulín, en otra de nuestras crónicas...

Eran los tiempos áureos de Pedrito de Portugal

El que luego darían en llamar "maestro Antonio Ribeiro Telles"
toreaba como los ángeles en septiembre de 2001 en Ponte de Lima

Rui Bento era torero importante de entonces, al que si las cogidas graves y los percances hubiesen repetado, habría llegado muy lejos. Tenía condiciones para ello...

Imágenes y fotos de Eugénio Eiroa y Archivo

A propósito del texto de este editorial, pueden saber más, leyendo a partir de estos links :