Portugal) Já estamos a meia época e... vira o disco e toca o mesmo!. É urgente reagir...

Los abarrotes en las plazas brillan por su ausencia. Y no es por falta de afición en el público. Existen varios factores a los que se sigue sin poner remedio. Una situación que se cronifica estúpidamente. Urge moverse, urge reaccionar, urge dejar de hacer siempre lo mismo y sin alicientes, urge innovar de verdad... urge promover un congreso de la Tauromaquia portuguesa que siente las bases sólidas para revitalizar todo esto. No acabarán con la Fiesta los antitaurinos; lentamente la irán matando quienes no saben, o quienes no quieren hacer lo único que cabe hacer... No hay más que un camino : reaccionar ante esta rutina nefasta.

tribunadatauromaquiaibérica
by NÉSTOR SEGURA
---
Recuperar la seriedad, huir de la chapuza, hacer las cosas bien... todo eso no está reñido, para nada, con el actual momento económico, que no es bueno, en la Tauromaquia portuguesa. Son retos que han ido quedando ahí, desgraciadamente, sin resolver, sin afrontar por parte de quienes siguen en fuera de juego... creyendo en el "todo vale", creyendo que pueden hacer lo que les parece oportuno y del modo que les venga en gana.

Desgraciadamente, vamos ya por media temporada casi en este 2023. Y poco relevante, poco rompedor, poco impactante se ha visto. Es más, en algunos casos, ha habido retrocesos; lo que no deja de preocupar.
Cuando los medios de que se dispone son más bien escasos, la unidad de planteamientos, la capacidad para entenderse entre todos los agentes taurinos, el ser capaces de ordenar la finca y hacer que la productividad crezca realmente y no en apariencia, son objetivos a los que no se puede renunciar por más tiempo.

El problema de la Tauromaquia portuguesa es que sus agentes taurinos se pasan los inviernos en convivios y entregas de premios, votaciones y trofeos... en vez de sentarse todos, unirse, pactar, establecer un plan de acción auténtico, válido, ambicioso... y llegada la temporada taurina ponerlo en marcha, desarrollarlo de acuerdo a lo que se convenga.

No, se pasan el invierno en la nada. Y cuando llega la temporada, se abre el portón y salen todos, como los toros, en estampida, lo que conduce a ninguna parte. 

No, por ahí no, por ahí, como un año más se está viendo, solamente se está perdiendo en tiempo. Y lo que es peor, constatan que varias asociaciones del sector solamente están dando tumbos, no logran nada nuevo, no son capaces ni de organizar un festival de apertura de temporada... y, sin embargo, aquí todo el mundo está como si no pasase nada, como si todo fuese viento en popa. En fin...

¡Sin novedad, señora baronesa!
Si lo prefieren : vira o disco e toca o mesmo!
Artículo Anterior Artículo Siguiente