A morte do Dr. João Borges pode constituir também um "fim da linha" para o "caso Campo Pequeno"

Fim da linha para o Dr. João Borges (q.e.p.d.)

Construído em 1892 sob um projecto do arquitecto Dias da Silva, o Campo Pequeno é um dos mais notáveis edifícios de estilo neoárabe de Portugal. Com a reconversão promovida pela familia Borges e concluída em 2006, o Campo Pequeno transformou-se numa praça de toiros coberta e sala polivalente, onde tanto podem ter lugar corridas de toiros como concertos, bailados ou eventos corporativos.
O Campo Pequeno conta agora com um centro comercial com 60 lojas, 20 restaurantes, 8 salas de cinema e um supermercado. Situado numa artéria principal da cidade de Lisboa, é servido por uma ampla rede de transportes, entre os quais o metropolitano, com saída directa para a área comercial e ainda um amplo parque de estacionamento subterrâneo com capacidade para 1250 automóveis.
....

Cuando la plaza de toros de Campo Pequeno, Lisboa, casi se caía a pedazos, este señor del que ahora hablaremos, junto a su familia, hizo casi lo indecible para reconstruirla, embellecerla y mejorarla. La sociedad que dirigió y llevó a cabo esas obras tuvo el buen gusto de respetar y abrillantar la Tauromaquia en aquel recinto, haciéndola compatible con otras actividades artísticas y no artísticas que aquel recinto acogió. 
La remodelación y mejora de Campo Pequeno se le debe a este señor del que hoy hablamos y a su familia. Luego, la empresa que comandaba entró en proceso de insolvencia... y en la liquidación de la empresa y administración de la insolvencia de la misma, se llegó a un final, en donde a quien se hizo -a cambio de unos millones- con los derechos aún vigentes de explotación de "Campo Pequeno" se le dio un documento de exigencias a cumplir que, al parecer, recoge la obligación de dar solamente cada año un número auténticamente ridículo, sino provocador, de corridas de toros en la que un día fue Catedral del Toreo a Caballo y hoy no pasa de una simpática capillita. 
Pero este triste final de la historia y del "caso Campo Pequeno", para desgracia de la Tauromaquia portuguesa, no puede ni debe empañar el recuerdo del señor del que hablamos... al fin y al cabo el no impuso, ni dejó dicho, que a quienes le sucediesen en el uso de los derechos de explotación del Campo Pequeno, les bastaría con ofrecer un par de corridas de toros al año en aquel recinto... No fue el "culpable" de eso, quien ahora se ha muerto. No fue precisamente el...

Murió João Borges

En las últimas horas falleció el Dr. João António Pina de Menezes Borges, administrador que fue de la Sociedade de Renovação Urbana do Campo Pequeno. João Borges, como se le conocía en cercanía, falleció este lunes, a los 69 años de edad, tras meses de hospital y en delicado estado de salud, como consecuencia de una caída en muy mala postura, presuntamente provocada tras una paliza que le daría un vecino, tras una supuesta disputa entre ambos, un asunto que aún estaría en proceso de investigación actualmente.
El caso es que tras aquella dramática caída, ahora con resultados finales trágicos, João Borges fue ingresado en el Hospital de São José, en Lisboa, donde su salud ya no remontó y, tras pasar por momentos críticos, finalmente ha desembocado todo en la muerte. 

Sus famosas declaraciones en el semanario SOL


En sus últimos años, João Borges había denunciado supuestas irregularidades, en público (en Twitter hay una cuenta que es gran ejemplo de ello) y ante organismos, en el proceso de insolvencia de la Sociedade de Renovação Urbana do Campo Pequeno, proceso del que se consideraba víctima abiertamente y que calificaba de injusticia.
En declaraciones públicas, João Borges se manifestó como angustiado ante el estado actual del Campo Pequeno, tras el final del proceso de insolvencia, final contra el que luchó y del que decía ser víctima.




La figura de João Borges especialmente, es pieza clave -aunque contó con la gran colaboración de su padre Dr. Henrique Borges y de su hermano- en el proceso de reconstrucción del edificio del Campo Pequeno; muy en especial para los aficionados a los toros, pues la familia Borges siempre garantizó que la Tauromaquia sería una parte importante, fundamental y razón de ser de aquel edificio, sin perjuicio de que allí se desarrollasen otras actividades. Un panorama radicalmente distinto al actual, donde la Tauromaquia tiene un indecente papel, limitadísima en número de corridas al año y utilizándose fechas de desecho, o que no sean de interés para los fines musicales que constantemente persigue el concesionario actual del recinto lisboeta.

Hoy, la familia Borges, con los doctores Henrique y João ya fallecidos, es solo un recuerdo en los aficionados bien agradecidos del Mundo de los Toros. Fuera de ahí, poco menos que proscritos por algunos listos surgidos en el "caso Campo Pequeno", les ha quedado el derecho al pataleo y a llenar las redes sociales con fotocopias y fotocopias de documentos, muchos de ellos remarcados en rojo, como bien se puede ver en las ilustraciones que siguen.


Murió, pues, el Dr. João António Pina de Menezes Borges sin ver una final, una respuesta a sus múltiples reclamaciones. Primero se fue su padre, fallecido en diciembre de 2019; ahora se ha ido el... ya solo queda su hermano, al que se supone ya le quedarán pocas ganas de reivindicar la Justicia que João Borges pedía. ¡Quien sabe...!.
-------
tribuna da tauromaquia 
by EUGÉNIO EIROA
Fotografia : Archivos / Twitter / "Sol"
Recuerde : imágenes a mayor tamaño si hace click sobre ellas).
-------

Dr. João Borges (q.e.p.d.)

Artículo Anterior Artículo Siguiente