Lo que faltaba para el duro... ) Fotógrafos afectos al "imperio del monopolio" disfrazados ahora -en el callejón- de fotógrafos personales de los artistas...

Sábado noche, plaza de Figueira da Foz, el señor de la boina, cámara en la mano, está en la grada, en la primera fila. Es un muy afamado repórter gráfico, autor de numerosos libros, D. Henrique de Carvalho e Dias, nada menos. Delante de el, abajo, rascándose el cuello, con una máquina fotográfica en la mano, que parece incluso dispuesta para también filmar video, aparece un joven de barba, justo pegado al banderillero... El joven fotógrafo en cuestión no está en la grada, está en el callejón de la plaza y circulando por allí a su antojo, sin estarse quieto en un burladero, como mandan los cánones en el mejor de los casos... 

tribuna da tauromaquia

La han cogido perra ciertos fotógrafos (no todos, ni mucho menos) haciéndose las víctimas de las disposición del IGAC (Ministerio de Cultura portugués) sobre cuantos y quienes pueden estar autorizados para estar en los callejones de las plazas (y además quietos, en un burladero, nada de andar sueltos dando vueltas por el callejón mamoneando).

Como se están encontrando con que -de acuerdo a la normativa- hay plazas en donde les dicen que no hay sitio para ellos -y para ninguno- en el dichoso callejón y que han de fotografiar subidos a la grada (bancadas), ponen el grito en el cielo, suben por las paredes, insultan a los que no comulgan con sus ruedas de molino, dicen que se sienten víctimas de un atentado a la libertad de expresión (¡qué sabran estos sujetos(as) de lo que es y lo que no es libertad de expresión!), van a las redes sociales a difamar a quienes como nosotros, exigimos que el IGAC haga cumplir en todo momento la normativa que creó... etc. etc. etc.

Y ya, lo último que faltaba, para tratar de eludir lo que es norma por parte del IGAC, ahora, lo que es peor, se convierten en una especie de travestidos... es decir : han ido con el cuento de os vais quedar sin fotos si no nos dejan estar en el callejón (¡menuda manipulación y embuste, cuando aquí, por ejemplo, acabamos de demostrar en la tribuna da tauromaquia las estupendas fotos que pueden hacersse desde las bancadas de una plaza de toros, sin necesidad siquiera de estar en las primeras filas, pagando además el precio de una entrada y contribuyendo así a sostener el espectáculo!)... han ido con ese cuento de la Tauromaquia se va a quedar sin fotos si no podemos estar en el callejón, engañando a los incautos, ignorantes o compinchados (algunos artistas, cavaleiros, algunos grupos de forcados) de modo que, de las "senhas" que a estos artistas les otorga el IGAC para que personal a su cargo pueda estar en la trincheira, les cedan alguna para ellos entrar al callejón de la plaza, disfrazados de personal afecto o asistente del cavaleiro zutano, o del grupo de forcados de Vilarinho de no sé donde... Pero claro, el travestido es travestido siempre... y estos disfrazados en complicidad con los artistas que se presten a su juego, al final, allí, en el callejón, no harán otra cosa que andar sueltos haciendo fotos como les da y como les viene en gana...

Este es el truco, esta es la trampa, esta es la batota (por utilizar un término portugués) con la que ahora andan estos sujetos(as) que se siguen creyendo que son "os donos disto tudo". Pues muy bien : ellos a lo suyo, a travestirse y tratar de burlar al IGAC; nosotros, a lo nuestro, a exigir que la norma legal sea PARA TODOS y no sea burlada en momento alguno por nadie por mucha imaginación que le eche, o mucha complicidad que tenga. 

En el fin de semana, en una plaza portuguesa en la que -al parecer- el IGAC no había dado autorizaciones en el callejón para fotógrafos de medios de comunicación (entre otras cosas, la empresa no las había solicitado tampoco) se pudo ver a uno de estos miembros del "imperio del monopolio" tomando retratos a su antojo por el callejón... habría entrado como si fuese un colaborador de uno de los anunciados grupos de artistas presentes en el cartel y en la arena de esa plaza...

En Figueira da Foz, fotógrafos del relieve de D. Henrique de Carvalho y Dias, o el muy conocido Fernando Clemente... estaban en la grada, en primera o segunda fila de las bancadas, pero en la grada... haciendo sus trabajos gráficos, tomando sus fotos, como Araújo Maceira (tribuna da tauromaquia) también en la grada estuvo (y ahí tienen, cientos de fotos, que hemos comenzado a publicar de la corrida de Figueira este mismo domingo ya...). Mientras esos fotógrafos lo hicieron desde las bancadas, resulta que por el callejón andaba suelto un indivíduo portando una máquina fotográfica, se supone que en funciones de filmación de video, pues parecía llevar micrófono externo aplicado sobre la máquina... ¿Quien era este personaje?, ¿otro de esos travestidos y transformado en asistente de un grupo de forcados o de un cavaleiro...?. ¡Vaya usted a saber!.

Lo cierto es que esto no puede ser, ni seguir un día más así. En el callejón de una plaza de toros, de acuerdo al IGAC, solamente puede estar personal autorizado. Y fotógrafos solamente pueden estar los de los medios de difusión. Un sujeto con máquina fotográfica profesional no puede estar allí disfrazado de asistente del grupo de forcados tal o del cavaleiro cual... Si está allí con una máquina fotográfica deberá de serlo porque hace labores para un medio donde se publican esas fotos y porque su presencia allí se ajusta a la normativa. Y si está allí, indebidamente, portando una "senha" de asistente o apoyo al grupo de forcados tal, o cavaleiro cual, tómense las medidas esclarecedoras al caso y acábese con esta parodia o charlotada.

Al IGAC, por lo que parece, quieren tomarle el pelo; no hay duda. Si el IGAC se lo deja tomar, allá ellos. En todo caso, no dejará de ser, otra acción más que lleva la Tauromaquia -y a la organización de los eventos- a unos niveles de seriedad cada vez más ínfimos...

Resumiendo : senhas para estar en un burladero dentro de un callejón, para todos y cada uno de los fotógrafos siempre que acrediten lo que verdaderamente hacen en medios de comunicación taurinos o no taurinos. Señas para los miembros del "imperio del monopolio" (aunque sea travestidos o disfrazados) y el resto de fotógrafos que se lixen... pues no, va a ser que no; y mientras esta discriminación exista, no nos vamos a callar...

Como tampoco otros medios de comunicación taurina no se callan. En las últimas horas, por ejemplo, en el mismo sentido que antes exponíamos, por ejemplo, el "TouroeOuro" lo ha dicho muy claro : tal y como pueden leerlo accionando este link

Es la última en este lamentable asunto y pretensión del "imperio del monopolio" que pretende convertir la Tauromaquia portuguesa en su finca particular donde hacer, a su antojo, lo que les venga en gana...

Plaza de Figueira da Foz, sábado. Sentado en la grada, en primera fila, al lado del lugar del Director de Corrida y el cornetista... aparece sentado esperando que comience el espectáculo... el conocido y estupendo fotógrafo, Fernando Clemente, con su potente teleobjetivo y máquina ya dispuesta. No está en el callejón de la plaza, ni en un burladero, está arriba, en la grada...