OBITUÁRIO) Alfredo Vicente) Em memória do homem que viu no filho e no neto a realização do seu sonho

 

Don Alfredo, con su hijo y nieto, en el callejón de la plaza de Nazaré.

"O Senhor Alfredo", así le decían muchas gentes, que le apreciaban y querían. "O Senhor Alfredo" era D. Alfredo Vicente, padre del cavaleiro Luis Rouxinol y abuelo del también cavaleiro tauromáquico, Luis Rouxinol Jr.

Y decimos era... porque, desgraciadamente, hace solamente unas horas, Alfredo Vicente ha fallecido, víctima de las consecuencia de una neumonía que no consiguió superar tras unos días de lucha a brazo partido con la enfermedad.

Alfredo Vicente marcó un tiempo muy meritorio, en el que su protagonismo fue decisivo para que su hijo, Luis Rouxinol, pudiese salir adelante como el gran cavaleiro profesional, cavaleiro de alternativa importante que siempre pretendió ser y es... 

Y es que Alfredo Vicente tenía desde joven el sueño de ser cavaleiro tauromáquico. Y lo intentó todo para serlo, actuando en muchas plazas como cavaleiro amador, siendo frecuente su actuación en garraiadas y otros festejos menores y convirtiéndose en un personaje muy popular. 

Pero viendo que, desde muy pequeño, su hijo Luis estaba más que vocacionado para ser torero a caballo, Alfredo Vicente optó por volcarse y ayudar, con los pocos medios de que disponía, pero con un entusiasmo a prueba de bombas, a que lo que el no llegó a ser, cavaleiro profesional, sí lo lograse su hijo Luis Armando Ferreira Vicente (Luis Rouxinol). 

Aquellos primeros años de Luis Rouxinol como torero a caballo, muy difíciles, con las empresas cerrándole el paso en Portugal y teniendo que irse durante tres años a España para intentar torear con cierta asiduidad, son años en los que la figura de "O Senhor Alfredo" es absolutamente  inseparable de la de su hijo. Ambos juntos, codo a codo, luchan lo indecible, superan con imaginación y gestiones, las ostensibles carencias monetarias, de influencias y medios sociales... lográndose que las ilusiones de Luis Rouxinol no se vengan abajo y acabe fraguando en lo gran torero que poco a poco vino a ser. A Alfredo Vicente se le debe mucho, en gran parte, que su hijo Luis Rouxinol acabase siendo una figura del Toreo. Sin su apoyo, sin su compromiso y su esfuerzo constante en los años complicados del comienzo de la carrera del cavaleiro de Pegoes, difícilmente Luis Rouxinol habría llegado a donde finalmente llegó.

Es una hora muy dura para Luis Rouxinol padre... su progenitor, Alfredo Vicente, ha muerto y este tuvo una influencia enorme en su carrera, como bien cabe deducir. "O Senhor Alfredo", primero ayudando directamente, luego con habilidad, destreza e incluso optando por terceros, se siguió manteniendo muy activo en favor de su hijo y su nieto, con el paso de los años, estimulado especialmente en este último tiempo, además, con la firme progresión de la carrera de su nieto, al que el tanto quería.

Conocimos y tratamos a "O Senhor Alfredo" con el que alguna que otra vez coincidimos, la última, en una tarde de junio del año pasado en Lisboa. Era un personaje interesantísimo. 

Ahora, desgraciadamente, ya no podrá asistir -cuando lleguen- a las celebraciones de los 40 años de alternativa de Luis Rouxinol, su hijo, como sin duda le gustaría, aunque seguro que estará -desde su lugar en la bancada del Cielo- atento siempre a lo que hijo y nieto puedan hacer en esas plazas lusitanas e iluminándoles mentalmente, sin duda.

Descanse en paz.

En 2016, en inicio de julio, le habían dedicado un homenaje en Montijo, en el curso de una corrida de toros donde actuaron su hijo y su nieto. En la semblanza que entonces se leyó en la plaza, no dejaron de decirse referencias como estas :

"... a ligação de Alfredo "Rouxinol" à Festa dos Toiros, vai muito além do grau de parentesco aos "Luises". Desde sempre com forte ligação aos cavalos, despertou a veia de cavaleiro tauromáquico já em idade avançada para o normal de quem se predispõe a estas lides, apresentando-se algumas temporadas em praça como cavaleiro amador.
Afastado o sonho de ser cavaleiro, saiu ainda em algumas corridas trajando a jaqueta dos Amadores do Montijo como forcado.
Mas o seu destino já não seria o de protagonista na arena mas sim de impulsionador na trincheira.
Apostou na formação do filho enquanto cavaleiro, sendo o seu maior seguidor -poucas serão as corridas que o filho toureie que ele não esteja- e aquilo que ele próprio não conseguiu, ser cavaleiro profissional, obteve-o filho para seu grande orgulho.
Mas a continuação do seu sonho não se ficou pelo filho Luís Rouxinol. Hoje, Alfredo Vicente é o maior dos admiradores do neto, Luís Rouxinol Jr., que pretende dar seguimento ao que o avô iniciou e ao que o pai elevou...."

Tenía en 2016... 81 años cuando Montijo homenajeó "ao homem que viu no filho e no neto a realização do seu sonho".

 Esta madrugada del lunes 10 de junio de 2024 es muy amarga para los "Rouxinol". Se ha ido el patriarca, "O Senhor Alfredo".  Y entre lágrimas incontenibles, entre el amargor de estas duras horas de la madrugada, el cavaleiro maestro Luis Rouxinol, se despedía así de su querido padre :

"Pai : tinha tantas histórias para contar... umas boas, outras nem tanto, mas quero apenas agradecer-lhe por todos os sacrifícios que fez ao longo da sua vida para me fazer toureiro.
Escolheu partir na véspera daquele que foi há 37 anos um dos dias mais felizes das nossas vidas, a minha alternativa! Nunca esquecerei tudo o que fez para chegarmos a esse dia, nem a felicidade que representou para si. A si tudo lhe devo. Obrigado!
Continue a olhar por todos nós. Descanse em paz Pai. Um grande beijinho e um abraço!"

 Y así es la Vida. Unos llegan, otros parten. Todo tiene un inicio y todo un final. Horas atrás tocó el "fim da linha" para Alfredo Vicente, "O Senhor Alfredo". Y por mucho que la Muerte sea consustancial al hecho mismo de la Vida, siempre será muy duro tener que despedir a quienes conocimos, especialmente a quienes dejaron una estela de ejemplaridad notoria, de amor a los suyos, de compromiso y permanente esfuerzo, como "O Senhor Alfredo" nos ha dejado.

Descanse en paz Alfredo Vicente y que Dios le acoja en su seno, perdonando sus faltas y dándole lugar en la Vida Eterna.

El equipo de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA envia a la familia de Don Alfredo Vicente el testimonio de su más profundo pesar, con un muy sentido abrazo, especialmente para el maestro Luis Rouxinol y su hijo, el también cavaleiro Luis Rouxinol Jr.

De frente, en un almuerzo, con su hijo Luis, entonces muy joven

Una corrida en Campo Pequeno. Luis Rouxinol, su apoderado Freire (q.e.p.d.) y "O Senhor Alfredo"

Con el presidente Mario Soares, un joven Luis Rouxinol, a su lado, su padre don Alfredo Vicente

Alfredo Vicente da la vuelta a la arena homeneado en Montijo. (Foto : Emilio)

Don Alfredo, con su hijo y nieto, en el callejón de la plaza de Nazaré

Don Alfredo Vicente, emocionado, el día de su homenaje en la plaza de Montijo

NOTA FINAL

Alfredo Vicente, pai do cavaleiro Luis Rouxinol e avó do também cavaleiro tauromáquico Luis Rouxinol Jr. faleceu aos 89 anos, no Hospital do Barreiro, vítima de uma  pneumonia.

Os restos mortais de D. Alfredo Vicente vão esta tarde para o velatório na Igreja de Faias (em Pegões, península de Setúbal). O funeral está previsto para esta terça-feira, pelas 10:30 horas, para o corpo receber cristiana sepultura no Cemitério de Figueiras.

Artículo Anterior Artículo Siguiente