Juanito) 5 años de una alternativa en plan "aquí te pillo, aquí te mato"...

 

Cinco años atrás, la historia, recogida en la Prensa en las vísperas, era esta :

“Juanito, que tomará la alternativa, sustituye a Pablo Aguado en Badajoz".

“El novillero Juanito tomará mañana la alternativa sábado 22 de junio en Badajoz, sustituyendo al torero Pablo Aguado, que causa baja por la cornada sufrida la pasada semana en Madrid".


Cinco años atrás, a última hora, casi en el arranque de la feria de San Juan, los diarios extremeños decían :


“João Silva ‘Juanito’, natural de Monforte (Portugal), se convertirá de esta forma en el nuevo matador de toros formado en la Escuela Taurina de Badajoz que tantas figuras ha dado".


“La temporada pasada destacó en el escalafón estando presente en ferias como Sevilla, Madrid, Zaragoza, y finalizando la temporada proclamándose ganador del Zapato de Oro de Arnedo.”


Así tambén se redactó un comunicado de la empresa hispano-mexicana Fusión Internacional de la Tauromaquia (FIT) anunciando la inminente alternativa de Juanito, tomada ahora hace cinco años del día de hoy, sábado 22 de junio de 2019.


Aguado había sido herido en Las Ventas el domingo anterior pero durante toda la semana había mantenido la esperanza de poder cumplir con sus compromisos inmediatos. Sin embargo, día a día, una cornada de dos trayectorias en el muslo derecho obligó al sevillano a retirarse primero de Granada, luego de Alicante y finalmente, la víspera de la cita, de la Feria de San Juan de Badajoz.


Veinticuatro horas antes de la corrida, en la vacante, la FIT colocó a Juanito, uno de los novilleros más distinguidos de los años anteriores en España.


Juanito había actuado por primera vez en público a los ocho años en Portugal –en Beja y en Campo Pequeno de Lisboa– antes de trasladarse a Extremadura, donde debutó de luces en Alconera (Badajoz) en abril de 2013 y debutó con picadores en Olivenza (también Badajoz) en el mes de marzo de 2016.


En la prisa por convertirlo en profesional, quienes lo rodeaban le robaron a Juanito las habituales semanas y meses de experiencia necsariamente preludio a la ceremonia misma. No tenía preparación para un acontecimiento tan solemne en la vida de un torero, ni oportunidad de disfrutar nada con la anticipación que se sobrepuso a lo que tradicionalmente suele acompañar previamente al día más importante en la vida de un matador de toros. 


El nombre de Juanito ni siquiera aparecía en las versiones impresa y electrónica del cartel que anunciaba la corrida, cartel que había sido finalizado y distribuido muchas semanas antes.


La noticia literalmente se acababa de difundir por España y Portugal cuando Juanito puso en el ruedo pacense.


Si bien por un lado felicitaron a Juanito, algunos aficionados de peso cuestionaron la decisión. “Madre mía, que desastre de organización, darle al chaval esa responsabilidad, sin tiempo,” comentó uno en la página de Facebook de la FIT. 

“La FIT donde pisa crece la hierba y aquí sobra Juanito que no está acartelado para su alternativa con los triunfadores de Madrid,” escribió otro.


A pesar de las prisas, Juanito tenía un enorme factor a su favor. "Encontró oro" en la forma de aquellos con quienes se alternaría: su padrino, Antonio Ferrera (con quien había tenido una larga asociación tiempo atrás, primero como becerrista y luego como novillero), y su testigo, Cayetano Rivera Ordóñez; dos toreros ampliamente reconocidos por su apoyo y aliento a los colegas más jóvenes.


El día de su doctorado, Juanito lidió como primer toro a ‘Lastimado’, un colorado de 571 kilogramos del hierro madrileño de Victoriano del Río. Juanito recibió una ovación con saludos por su esfuerzo con "Lastimado" y luego le cortó una oreja al segundo toro de su lote.

Junto al nuevo matador de toros, sobresalió el padrino, que indultó su segundo toro, mientras Cayetano también se ganó una oreja y una ovación con saludos en sus respectivos toros.


En lo que restaba de 2019, Juanito siguió cortando trofeos: tres orejas en Herrera del Duque (Badajoz), dos orejas al lado de su ahora apoderado David Mora, en Tordesillas (Valladolid), donde recibió una cornada que le dejó una cicatriz permanente en el mano izquierda, tres orejas en Llerena (Badajoz) y tres orejas en Fregenal de la Sierra (Badajoz).


El año 2020 empezó bien para Juanito, con el festival en Mourão que abrió la temporada portuguesa, donde alternó con Manuel Jesús ‘El Cid’, Juan Leal y Juan Ortega, y aún el Dia da Tauromaquia, en Campo Pequeno. Pero luego llegó la COVID y durante el resto del año se celebraron menos de 80 corridas en toda España. 

El momento no podría haber sido peor para el nuevo torero. Juanito tuvo sólo un compromiso más para la temporada en Badajoz, en Herrera del Duque, donde en compañía de Manuel Escribano y José Garrido se llevó una ovación y una vuelta al ruedo. 

Decepción, cuando una corrida en la que iba a compartir el ruedo con Enrique Ponce y Ginés Marín y enfrentarse a toros de Victorino Martín, en Don Benito, fue primero reprogramada y finalmente cancelada. 

En Portugal, donde las normas sanitarias eran un poco menos restrictivas, pudo actuar en Moita y Vila Franca de Xira.


Mientras continuaba la pandemia, la siguiente temporada comenzó tarde. La primera cita del año de Juanito fue con Ferrera y Morante de la Puebla, de nuevo en la Plaza de Toros de Badajoz, con motivo de la Feria de San Juan de finales de junio. En esta ocasión salió a hombros con Ferrera tras cortar tres orejas. 

En la temporada truncada que siguió, pasó a indultar dos toros: ‘Chocolate’, de Murteira Grave, en Vila Franca de Xira (el segundo indulto de su carrera pues ya había indultado a ‘Grullo’ -el novillo que se convertiría en el padre de Chocolate- cuando toreaba en solitario al día siguiente de cumplir 16 años). Indultado también en aquella temporada el toro de José Luis Iniesta ,‘Carbonero II’, en Don Benito. Juanito finalizó el 2021 con 10 orejas, un rabo y dos indultos de nueve festejos toreados.


En febrero de 2022 se anunció que tendría confirmada su alternativa en Las Ventas durante la Feria de San Isidro, alternando con Daniel Luque y Garrido el 24 de mayo. Como si actuar en Madrid no fuera presión suficiente por sí sola, fue la primera confirmación para un torero de origen portugués en 26 años. La actuación en las arenas madrileñas no resultó ser el éxito que Juanito quería o merecía. Aquel 24 de mayo, ante más de 22.000 espectadores y con su actuación televisada en directo, Juanito actuó bien con el capote y la muleta pero la suerte le abandonó cuando se hizo con el acero.

Juanito había sido enviado a Las Ventas muy mal preparado, habiendo estoqueado sólo seis reses en festejos públicos en los siete meses anteriores: una en su debut mexicano en Lerdo (Durango) el 11 de diciembre de 2021 (de la que cortó una oreja), dos toros en una corrida en Higuera la Real (Badajoz) el 9 de abril (donde salió de la plaza a hombros junto a Ferrera y Miguel Ángel Perera) y tres novillos en un festival en Campanario (Badajoz) el 30 de abril, dos de los cuales rompieron cuernos pero de los que sin embargo obtuvo tres orejas. Su apoderado no había logrado asegurar compromisos adecuados en el período previo a Las Ventas, dejando a Juanito aparecer en la plaza de toros más importante del mundo dependiendo de la esperanza más que de la memoria muscular y la confianza tras la práctica precedente.

A medida que avanzaba la temporada, lo de Las Ventas iba quedando en un segundo plano y la cuenta de trofeos iba creciendo hasta alcanzar las 14 orejas y un rabo desde 16 festejos en los que acabó participando. Para finales de 2022 Juanito había debutado en Francia (Bayona, en septiembre), había salido a hombros en Higuera la Real, Herrera del Duque, Don Benito y Zafra, y había indultado un toro más, este ‘Luminito’, el primero que regresó al campo del ganadero Álvaro Núñez. Aquella jornada en Zafra, Juanito triunfó en compañía de los matadores de toros número uno y dos del mundo en aquel momento: el número uno europeo Morante de la Puebla y el número uno americano Andrés Roca Rey.


Inexplicablemente, tras cerrar 2022 con nota alta, Juanito vio mermar sus oportunidades en 2023. Obligado a extraer “calidad” más que “cantidad” de su temporada, en sus seis festejos extremeños cortó 20 orejas y tres rabos (incluidos los rabos de sus dos toros en Don Benito sólo ocho días después de lesionarse ​​la rótula derecha mientras tentaba), convirtiéndose en el “torero de la temporada en Extremadura”. 

En Portugal tuvo un doble indulto con la divisa Falé Filipe en su primera aparición en la “cuna de la Tauromaquia”, Abiúl; y por cuarto año consecutivo brilló en Moita. 

Juanito terminó el año en tierras mexicanas, tentando a dos de las legendarias ganaderías aztecas, Enrique Fraga y Xajay, y actuando por primera vez en “la tierra de toros”, Tlaxcala, en la corrida navideña en el “pueblo mágico” Huamantla.


Pero la constatación de la realidad es que a medida que aumenta el éxito de Juanito, las oportunidades que le presentan sus apoderados continúan disminuyendo. Este año ha tenido aún menos fechas. 

Tras inaugurar su temporada en Mourão el pasado 4 de febrero, Juanito protagonizó junto a Alejandro Talavante un festival en Don Benito, cortando los máximos trofeos de su único utrero lidiado. 

Después de perderse una corrida en Las Ventas en abril por una rotura de tendones del tobillo izquierdo seis días antes del evento, le queda ahora mismo sólo un compromiso anunciado en Europa este verano: una corrida en Cabeza la Vaca, el 13 de julio, con Escribano y Garrido. 

Sin embargo, lo más destacado de 2024 será sin duda su debut en Perú, donde tendrá dos actuaciones mano a mano en Celendín (Cajamarca), junto al español Juan del Álamo y el mexicano Luis David Adame en agosto.


Han sido cinco años de altibajos, tras la naturaleza "poco ortodoxa" de su alternativa. 

Los comentaristas volubles que buscan un titular fácil podrían optar por despedirlo, descartarlo, sin embargo, a pesar de que en 2023 tuvo pocos compromisos, Juanito terminó la temporada como el matador de toros portugués mejor clasificado a nivel internacional, una vez más.

Juanito, que ahora tiene 25 años, aunque torea poco ya ha logrado mucho.


Ha alternado – y en casi todos los casos triunfado – con los principales toreros de su generación: Ferrera, Cayetano, Talavante, Perera, David Fandila ‘El Fandi’, Morante, Roca Rey, Ortega, Luque, Emilio de Justo, David de Miranda, Morenito de Aranda, Juan Leal, José María Manzanares y El Cid en Europa y en tierras mexicanas el maestro Manolo Mejía, Alejandro Lima ‘Mojito’ y los hermanos Emilio Macías y Sebastián Palomo, como sólo algunos ejemplos. 

Importante para Juanito, también ha hecho el paseíllo con algunas de los "emergentes" chicos, jóvenes con futuro prometedor del toreo a pie: Filipe Martinho, Gonçalo Alves, Tomás Bastos, Vicente Sánchez y João Mexia en Portugal y Tristan Barroso en España. 

Y ha tenido el privilegio de actuar en corridas mixtas hombro con hombro con algunos de los grandes rejoneadores y cavaleiros: Léa Vicens, Leonardo Hernández, Diego Ventura, Andrés Romero, João Moura Jr (con quien creció en Monforte, en Alentejo), Luís Rouxinol padre e hijo, João Salgueiro y João Salgueiro da Costa, y João Ribeiro Telles.

Ha actuado no sólo en Europa continental sino también en “la isla más taurina del mundo”, Terceira, en las Azores, y en México, y este año comenzará a forjar afición en Sudamérica con su viaje a Perú.


Y fuera del ruedo, Juanito ha representado la Tauromaquia de manera positiva y proactiva en los medios, que van desde ser invitado destacado en importantes programas de televisión como "Grana y Oro" y el espacio televisivo del popular presentador Luis Manuel Goucha (TVI) hasta conceder entrevistas a diarios generalistas y modelar para proyectos fotográficos de Bellas Artes, y ser presentado en comunidad, en coloquios, mesas redondas, charlas y jornadas promocionales.


De un total de 49 festejos como matador de toros (incluidos los de su tierra natal donde no se entregan trofeos), Juanito ha cortado 60 orejas y seis rabos y ha indultado cinco toros.

Cinco años después de su día especial, Juanito sigue siendo también el último torero que ha tomado la alternativa en la Plaza de Toros de Badajoz.


Así es... si así os parece.


TEXTO Y FOTOS DE ROSALEA RYAN y FIT


Izquierda : el cartel que nunca imprimieron -con el nombre de Juanito- y que nadie se molestó en ordenar hacer a la imprenta. A la derecha, el único cartel que existió, con el nombre de Pablo Aguado que no llegó a torear aquel día en Badajoz.

La alternativa hace 5 años

La oreja cortada aquel día




Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS