Joaquín Caro declarado novillero triunfador en Cutervo) Llegan ahora las corridas a la Feria


Desde tierras altas del país andino, nuestra corresponsal en América, Magaly Zapata, nos sigue enviando sus crónicas y fotos, a cada una más interesante, sobre la feria de Cutervo.
Joaquín Caro declarado novillero triunfador en Cutervo 

Al concluir la tercera de abono y tercera novillada se realizó la premiación al novillero triunfador del serial y fue Joaquín Caro que salió a hombros en la segunda de feria. 

En la de hoy los novilleros Tristán Barroso y Pedro Luis no tuvieron fortuna con el acero y perdieron trofeos. 

Se lidiaron novillos de San Isidro que padecieron de falta de fuerza en algunos casos y en otros no se desplazaban demasiado, costándoles salir de las telas y rebosar embestidas, así como humillar; otros lucían galope pero no recorrido ni ritmo lo que ponía complicadas las cosas. Ante ello fue evidente el oficio y rodaje de Barroso, sólido y buen concepto, bajando la mano aún con las protestas del burel, no cedía, y era lo necesario sino la embestida se descomponía más. Aún así, se le veía cómodo en cercanías que aprovechaba exigiendo con poder en manos. 
El segundo de su lote se movió un poco más aunque también avisaba por dentro. Lo metió a fuerzas en su muleta y construyó sólida labor pero en ambos casos pinchó. Concepto de manos bajas y fácil conexión con los tendidos está a punto de alternativa. 

El nacional Pedro Luis recibió a porta gayola, de rodillas y frente a puerta de toriles a su primero que pasó por su hombrera izquierda raudo. Una vez de pie le endilgo verónicas y chicuelinas en los medios. Ni señalado en varas y con poco recorrido, su trasteo templado fue la clave para construir su labor con firmeza en el toque. Pinchó. Pero donde dejó más dimensión fue en el colorado que cerró tarde. Con más carnes y tamaño tuvo un pitón derecho más potable y fue por ahí donde se prodigó. Lanceó a pies juntos pero se le iba a tablas. Apenas señalado en varas lo quitó por chicuelinas en los medios. Temple que aplica bien y resultan importantes sus derechazos, especialmente cuando le daba más distancia que tomaba los vuelos de la muleta. Con la zurda no remontó en naturales porque se abría y no tenía clase. Larga faena que cerró con manoletinas, tenía posibilidad de triunfo pero volvió a fallar con el acero. 

Soy Magaly Zapata y quise seguir mi intuición de ver a los novilleros, nacionales y extranjeros, y no me arrepiento. Barroso apunta alto, Molina goza de una ortodoxia maciza, Alguiar con su clásico estilo y entrega, Flores en incipiente andar que quiere ser, Pedro Luis nos confirmó la impronta que vimos en Acho, tiene fondo y hay que esperar cuaje sus buenas maneras y Caro, una sólida realidad, con cabeza y corazón. 

A partir de ya nos tocan las corridas y también esperamos mucho, en novedad, con ganas y con oficio al servicio del arte y expresión de cada cual.











































Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS