El día en que el crítico Lorca descubrió América y un ignorante escriba portugués se quedó con la boca abierta

 


Lorca, Antonio, el crítico de El País, que sucede al inolvidable Joaquin Vidal, ha descubierto América... Se entera ahora de que el rejoneo, en España se está hundiendo. Y larga un artículo en el que culpa a Pablo Hermoso del problema, porque tiene vetado a Ventura y no quiere torear nunca con el...; igualmente, dice, la Casa de Misericordia y sus organizadores de las corridas de Pamplona, son culpables por un veto similar al torero a caballo luso-español...

Hemos leído el artículo de Lorca (léalo usted si quiere, accionando este link). Respetamos lo que dice, faltaría más. Pero discrepamos en algunas cosas y echamos en falta otras en ese texto.

En primer lugar... venir a denunciar a estas alturas la grave problemática del Toreo a Caballo en España, siendo el crítico oficial, de servicio, o con plaza fija en El País (más bien en la edición digital, porque en la de papel los toros no aparecen ni en pintura...) supone no haberse enterado del problema que viene ya de muchos años atrás. El veto en la práctica de Hermoso a Ventura, es muy viejo. Ha crecido con ambos. Y el daño de ahí derivado, también.

Pero Ventura tampoco es trigo limpio en esta historia. Ventura no anda por ahí toreando todos los días ganaderías duras, en vez de los toros nhoc-nhoc. Ni acomoda su caché -por ejemplo- de modo que pueda torear en plazas portuguesas (donde tanto se le espera) porque sus exigencias son incomportables con la triste y dura realidad actual del "empresariado" lusitano. Ventura va a lo suyo. Y no engaña. Porque ya lo dijo en su día, cuando empezaba y cosechaba los primeros éxitos, en aquella famosa entrevista donde le preguntaban sobre qué buscaba en el rejoneo.

Como ya en su día dijimos, Ventura y Hermoso crearon sus respectivos "clanes" taurinos. Y a su alrededor están o han estado quienes ellos han querido y nada más... El empresariado taurino español "compró" el jueguecito y con el se entretiene desde hace demasiado tiempo, colaborando a cerrar el círculo y... en la práctica impedir que alguien nuevo entre, que alguien llegue y grite "o jugamos todos, o se rompe la baraja".

Nosotros no escribimos estas cosas ahora porque el crítico Lorca haya escrito esta semana lo que ha escrito... Hace mucho tiempo que lo decimos. Y desde luego, también aquí, en la TRIBUNA da TAUROMAQUIA varias veces, explicando que el Toreo a Caballo en España lleva años en la cuesta descendente, descendiendo la cuesta y atropellando el tiempo de esplendor que años atrás tenía... Nosotros hace tiempo que lo dijimos y lo seguimos diciendo, por eso nos extraña tanto que el escriba Lorca venga a estas alturas de la película con esa su historia.

Hermoso ha sido una figura excepcional. Y Ventura lo es, claramente lo es. Como Hermoso ha vetado a Ventura hace años, nos quedaremos sin saber si uno es mejor que otro. Si los juzgamos individualmente, quien esto escribe piensa que tal Ventura es mejor que Hermoso... aunque Hermoso ha aportado cosas a los recursos del propio Toreo a Caballo y a la crianza de los caballos toreros que no ha aportado Ventura. Pero lo que cuenta, finalmente, es cómo se torea en la plaza... y ahí Ventura parece que ha llegado un poco más lejos que Hermoso, pero siempre -al igual que Pablo- con exigencias por lo general de toros nhoc-nhoc, un veterano para colocar por delante abriendo plaza, etc. etc.

Pero señalar a Hermoso y a la Misericordia de Pamplona como los únicos o principales culpables del hundimiento del Toreo a Caballo en España es reducir al casi nada el problema, que tiene orígenes varios, complejos y con protagonistas diversos.

Hace ya bastantes años, en una conferencia -con trozos de videos ilustrada- que dimos en la Semana Cultural Taurina de Pontevedra, hicimos la propuesta de incluir un año, en las corridas de la Feria de la Peregrina, una corrida con cavaleiros, forcados y toros portugueses. Explicamos que sería un espectáculo que en nada desagradaría a los aficionados gallegos, que sería barato en su presupuesto, que ofrecería calidad en el Toreo a Caballo y espectacularidad en la acción de los forcados y que en Portugal había ganaderías al caso tan válidas o más que las españolas y menos costosas... Los asistentes en el "cine-teatro Principal" a la conferencia me felicitaron por la propuesta, ilustrada como digo con fragmentos en video de corridas en Portugal, lo cual llamó poderosamente la atención de la concurrencia... Los de la Coordinadora de Peñas Taurinas que tenían alguna influencia con la empresa para elaborar carteles (los Lozano) se encogieron de hombros; y los Lozano poco menos que se rieron de mi...

En los círculos taurinos de siempre, no interesa para nada innovar, introducir atractivos que renueven y reactiven la Fiesta de los Toros. También en Portugal pasa algo parecido. Que nadie crea que en Portugal se vive, en su Fiesta, momentos de esplendor, sino todo lo contrario... Los círculos cerrados, los intercambios de cromos, las repeticiones injustificadas en los carteles, hasta el sonrojo si es necesario, etc. etc. etc. están abrasando algo que fue importante, convirtiéndolo en vulgar y cada vez menos atractivo.

Claro que dice importantes verdades Lorca en su artículo. Ya jodería que además de venir a estas alturas de la película con esa su historia, albergase falsedades. Pero hace ya mucho tiempo que Lorca (al fin y al cabo El País) tenía que haber denunciado lo que tardíamente denuncia... No olvidemos que El País hace tiempo que pasa de lo taurino, que sostiene esto -de vez en cuando- de Lorca en su web diario digital porque sabe que Zabalita aprieta en El Mundo, al igual que los escribas de ABC y La Razón (incluidas las crónicas en edición en papel de esos diarios, cosa que El País no hace)

Los males del rejoneo en España son sabidos hace tiempo, mucho tiempo y son vox pópuli, no se van a corregir ahora porque venga Lorca con su denuncia y en Portugal un ignorante le de altavoz de un día... Los males del rejoneo en España solo se solucionarán si los propios que andan metidos en el asunto verdaderamente quieren y dejan de ser en no pocos casos, una partida de cobardes.

Les contaré una historia : hace tres años aproximadamente, en el arranque de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA, asistí a la noticia de un rejoneador español que malvendía sus caballos, sus enseres, todo lo que tenía... para hacer algún dinero y poder pagar al menos el 80% de las deudas que había acumulado en su trayectoria como torero a caballo... Es decir : que lo dejaba antes de "arruirnarme por completo", dijo. Aquello me impactó... me hizo pensar. 

Bien... al cabo de un par de meses de aquello : en redes sociales, asistí al "desabafo" continuado, a la manifestación por parte de otro rejoneador -de la zona del Levante español- que hablaba de las penurias que pasaba para sostener su cuadra, de cómo se estaba empobreciendo y... de cómo "la mafia del sistema"-decía- impide que quienes somos jóvenes y venimos desde abajo, podamos subir peldaños en el Toreo a Caballo"

Hablé con este último sujeto : me habló de que Ventura por un lado y Hermoso por otro tenían dos círculos cerrados y... que pobre del rejoneador que no estaba dentro de esos "círculos" porque no iba a torear prácticamente, o a tener oportunidades de verdadero interés... Al final de la conversación, le propuse hacer un reportaje en la TRIBUNA y recoger sus lamentos y su diagnóstico de la situación del Toreo a Caballo en España... En ese justo momento, la conversación se agrió, me exigió que no publicase nada de nada en su boca, me amenazó de que si lo hacía.... Le dije que muy bien, que si no quería yo no publicaría nada, pero que no entendía por qué en redes sociales había el publicado varias quejas y denuncias de lo que estaba viviendo y por qué a mi me había contado todo a    aquello... si al final no quería que yo publicase nada. "No tenemos nada más que hablar", me dijo de repente con tono tajante y acabó la conversación. 

Al cabo de una hora, entré en las redes sociales, donde había visto días atrás las denuncias de este joven sobre la situación del Toreo a Caballo en España... habían desaparecido, las había eliminado. Y al día siguiente, eliminó también sus propios perfiles...

Ese es el problema. Llegado el momento, como vulgarmente se dice, se cagan... Los que verdaderamente tienen que hablar, los que realmente tienen que decir basta, los que tiene que enfocar esto de otro modo, se acobardan... no dan finalmente la cara. Y todo sigue en las mismas. Pero desde hace años ya. Desde hace años ya. No es novedad de ahora...

Y lo peor, además de en España, en Portugal, aunque con otras características, se vive un proceso bastante similar de degradación y camino hacia el desastre... Y los cobardes también abundan, te cuentan, te dicen... pero a la hora de la verdad, cuando les dices vamos a ello, hacen como el rejoneador levantino antes citado, salen corriendo, despavoridos...

Pero esto no lo van a arreglar los periodistas denunciando lo ya denunciado. Esto solo lo pueden solucionar los propios agentes taurinos. Y de estos, no vemos a nadie -o en conjunto- dando el paso firme de la revolución pendiente.

¡Así de duro!

EUGÉNIO EIROA

Foto : Alfredo Arévalo / Plaza 1

Artículo Anterior Artículo Siguiente