Madrid) La magia del Toreo se hizo elegía... David Galván

David Galván ha dejado los pasajes de más calado de la undécima cita de la Feria de San Isidro celebrada hoy en Las Ventas. Importante oreja tras la lidia del cuarto. 

Texto : TTI / Magaly Zapata / Plaza 1 / 

Fotos : Alfredo Arévalo / Plaza 1 / Plaza de Toros de Madrid

...


Importante oreja para David Galván




David Galván ha dejado los pasajes de más calado de la undécima cita de la Feria de San Isidro celebrada hoy en Las Ventas. Importante oreja tras la lidia del cuarto. Álvaro Lorenzo, que dejó lo mejor ante el quinto, y Ángel Téllez, fueron silenciados en sus labores. Se lidiaron toros de El Torero.

David Galván ha cuajado de principio a fin al cuarto de la tarde, segundo de su lote, de El Torero. Genuflexo en el tercio ligó y llevó la embestida con un temple y cadencia excepcional en dos tandas que llegaron mucho al tendido. Un toro que embistió a media altura con buen ritmo, y que dejó a Galván mostrar su concepto en plenitud. El final por acompasadas poncinas culminó una obra de un gusto muy personal. Tras estocada arriba paseó la oreja.

Un buen toro fue el quinto, segundo del lote de Álvaro Lorenzo. Embistió con calidad y transmisión en la muleta de Lorenzo. Los mejores momentos llegaron al natural, el pitón de más profundidad. Lo llevó largo, en momentos de mucha conjunción y calado, en un trazo de poder y mando. La estocada llegó previa a un pinchazo y todo se diluyó.

No fue la tarde de Ángel Téllez. Lo intentó con el lote de menos opciones de la tarde. El sexto le prendió hasta en dos ocasiones sin aparentes consecuencias.

MADRID.
Y LA MAGIA DEL TOREO SE
HIZO ELEGÍA… FUE DAVID GALVÁN.

OREJA DE PESO DEL CUARTO TRAS
UNA FAENA DE INSPIRACIÓN Y ENSOÑACIÓN.

Toreó con gusto, en la exacta distancia (colocación) para que el de El Torero que no quería bajar la testuz y protestaba, discurriera en el trazo que su muleta dibujaba sobre la arena de Las Ventas. De tablas a pasar las rayas, así dio inicio a su particular sinfonía, porque hizo sentir (incluso por la tele) el quejido hondo de la música callada del toreo. Si. Nada se perogrullo sino de aquella que contó Bergamin, la que se siente en el alma cuando cruje porque lo que se ve, trasciende a los 7 sentidos, Tuvo de estética y plástica todo sustentado en un exquisito temple que imantó las embestidas para que el toro fluya con sus embestidas y fue así que lo convenció y nos convenció. Se desgajó el toreros por genuflexos muletazos, poncina incluida en el inicio, y fue así también que concluyó en los medios, con gusto y torería. Sutileza al invitar con firmeza, paradójico pero así es el buen toreo, el que se hace desde el corazón, sintiendo cada trazo como en la hondura que tuvo por naturales volando los vuelos para conducirlo por abajo y hasta atrás. Importante fue que no exagerara en muletazos. Cuadró hacia tablas al toro y aunque demoró porque remoloneaba consiguió un espadazo en lo alto.
Mis dudas tengo aunque así es Madrid, una oreja donde en otras hubieran sido dos. Faena de consagración más allá de cuantos aprendices. Porque torear así de fluido, de natural, con tanto gusto, con tanta torería, ni de más ni de menos, moviendo la tela con exquisitez de artista, y redondear con la espada es para los elegidos. Y después de hacerlo hoy David Galván en Madrid, permanecerá en el palmarés de las faenas más bonitas realizadas en esa plaza, aquellas revestidas con aroma especial, con duende.
Y justo cuando se cumplen 30 años de aquella otra exquisitez realizada por Julio Aparicio. Aquella ‘elegía’ fue un 18 de mayo 1994, está un 22 de mayo 2024.
Fue en la 11a de Feria de San Isidro. Toros de El Torero y alternó con Álvaro Lorenzo e Israel Téllez.
Magaly ZAPATA)


Artículo Anterior Artículo Siguiente