San Agustín de Guadalix) Dias Gomes (silencio y silencio) quema su primer cartucho en la Copa Chenel

Manuel Dias Gomes, este domingo, en San Agustín de Guadalix

TRIBUNA da TAUROMAQUIA / Fotos : Copa Chenel - F. T. L.
-----------------------------------------------------------------------------
Los toros hay que matarlos bien, con efecto fulminante a poder ser, al final de una faena. Hacerlo bien ayuda a tener premio tras una faena de interés. No andar bien con la espada puede incluso silenciar la plaza. Eso es lo que le pasó a Manuel Dias Gomes, el portugués que quiere relanzar su carrera, en su primera participación en la llamada "Copa Chenel", competición en modo eliminatorio entre toreros de alternativa que buscan abrirse camino. Dias Gomes agradó, mostró buenas cosas, es innegable, pero... no llega. Hay que matar bien; certero, rápido y no pasarse de tiempo en las faenas; no por alargarlas se tiene más mérito. De lo contrario los silencios se adueñan de los graderíos de una plaza y suenan los avisos que, sin que sean nada grave en si -son solamente avisos de que el tiempo pasa- tienen cierta connotación adversa que, en lo posible, mejor es evitar.

Al final fue Christian Parejo con gran actuación de la tarde de hoy en San Agustín de Guadalix quien ha cuajado una gran faena a un gran toro de Montealto, de nombre ‘Farolero’, premiado con la vuelta al ruedo, al que ha cortado las dos orejas, lo que le supuso al torero salir por la Puerta Grande. 
Plaza de San Agustín de Guadalix, Madrid – Toros de Montealto (2º, 3º y 4º) y Saltillo (1º, 5º y 6º). El segundo de la tarde, de nombre ‘Farolero’, de la ganadería de Montealto, fue premiado con la vuelta al ruedo. Manuel Dias Gomes, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos; Lagartijo de Córdoba, silencio tras dos avisos y saludos; y Christian Parejo, dos orejas y silencio.
Abrió plaza «Guapito» de Saltillo y lo paró Dias Gomes con buen gusto, por verónicas sacándolo a los medios. Inició la faena de muleta por derechazos en el tercio. El toro, con la cara a media altura, más bien no repetía. Dias Gomes buscó en todo momento llevar al astado metido, empapado en la muleta, dándole tiempo incluso entre muletazos. Pero el toro no acabó por dar el juego pretendido. Por el pitón izquierdo, la faena fue algo parecido a por el derecho. Resultando así las cosas, la realidad es que pocas opciones de ligazón ofreció el toro de Saltillo. Al final tras no poco esfuerzo, Dias Gomes colocó para matar una estocada caída y trasera. Silencio del público para el torero tras aviso del presidente. Aplaudido el toro en el arrastre por buena parte del público presente.

Volvió a insistir, mostrándose voluntarioso, Manuel Dias Gomes con el cuarto toro, este de Montealto, y trató de alegrar la culminación del primer tercio, llevando el toro al caballo de picar por chicuelinas al paso. Ya con la pañosa, Dias Gomes planteó un comienzo de faena doblándose por el pitón derecho en el tercio... mucha voluntad del torero que también lo intentó por el pitón izquierdo pero el toro no acababa de cuajar. Lo último de Dias Gomes fue una estocada entera y escuchar dos avisos. Acabaron por los espectadores silenciados toro y torero.

Más fotos de Dias Gomes, este domingo. Mucha voluntad....

... poco acierto final con la espada









Artículo Anterior Artículo Siguiente