“No da, el asunto no da... en el actual momento de crisis económica”

Tener presentes a la hora de elaborar carteles a jóvenes que, de verdad, merezcan la pena y puedan aportar algo realmente diferente y válido a la Fiesta en Portugal, es una de las salidas a la crisis actual del más de lo mismo y la saturación de carteles repetitivos.
Este de la foto, Antoñito Ribeiro Telles, promete mucho. En Santarém mismo ha sido el otro día lo mejor -aún con un toro que no fue gran cosa- de una tarde que no quedará para la historia del Toreo.
El hijo del maestro António puede ser un recambio de garantías para el futuro que ya viene... pero conviene atarle en corto, evitar que se vuelva engreído y que tenga salidas fuera de tono producto de los pecados de juventud. El chaval tiene muy claro lo que sobre un caballo hay que hacer en una plaza. Ahora hace falta que el padre y el apoderado lo aten en corto, para que acabe por hacerse indispensable en la senda de los triunfos y no cometa errores de engreído que a parte alguna conducen. Tiene un largo camino por recorrer : si cree que ya ha llegado, se equivoca de plano. Tomar la alternativa (el año pasado) no significa nada. Hay docenas de toreros a caballo con la alternativa tomada. Pero la pregunta es... a partir de ahí, ¿qué tienen para aportar realmente estos recién alternativados a la actual Tauromaquia portuguesa?. Muy pocos son los que en verdad podrán estar llamados a ser figuras del Toreo a caballo. Pocos. Este Antoñito es tal vez uno de ellos. De casta le viene al galgo. Sería una pena que se malograse. El maestro António debe volcarse con la enseñanza y tutela de este su hijo y lograr que esa inmensidad que António Ribeiro Telles ha dado al Toreo mundial acabe por tener un fiel y válido depositario, un heredero a la altura del padre. Con otras características en su Toreo, sí, posiblemente, pero un torero a caballo de pies a cabeza. Antoñito puede -y debe- serlo. Es una de las grandes esperanzas ahora mismo en Portugal. Ojalá que no se desvanezca... ) - E. Eiroa.

------------------------------------------------
“No da, el asunto no da... en el actual momento de crisis económica”





Artículo Anterior Artículo Siguiente