Crónica y fotos) No decepcionó Tomás Bastos en su debut pero habrá de aplicarse con la espada


TRIBUNA da TAUROMAQUIA por Néstor SEGURA / Fotos : F. I. T. empresa de Olivenza
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tomás ha sido muy buen alumno del maestro Luis Reina. Tiene muy claros los conceptos del Toreo que hoy agrada a la mayoría de los públicos. Banderillea además muy bien y torea, a poco que el novillo que tenga enfrente se preste, lo que se dice torea un rato largo, con gusto, con inteligencia, con brillantez y encajando bien en lo que el gran público premia con cerradas ovaciones... 

Esta vez, en su debut con los del castoreño, en Olivenza, tenía una fuerte claque en las gradas para apoyarle, pero no tuvo un buen novillo, inicialmente; su primero se rajó muy pronto y todos los indudables esfuerzos de Tomás se fueron por el desagüe de la desilusión con el novillo que pudo haber sido y no fue válido para una faena decorosa. Y eso que fue con una larga cambiada a portagayola como recibió Tomás Bastos al cuarto astado de esta matinal y lo banderilleó bien, cuadrando como mandan los cánones en la cara del animal. Pero era un novillo que rompió a manso y que se rajó instantáneamente, rehuyendo en cuanto se dio cuenta de que le pudo Tomás, lo que fue ya desde los inicios, resultando un novillo muy deslucido, ante el que realmente poco pudo hacer el portugués.

En su segundo astado, otra vez, salió Tomás a darlo a todo, a no dejarse atrás nada de lo fundamental que en su día le enseñó el maestro Luis Reina. Ni a olvidar las buenos consejos de su padre. Ni los actuales de Cristina y Alexandre... puso todo en práctica y encarriló muy bien la segunda faena, con un novillo que sirvió. 

Había muchas esperanzas, especialmente entre los cientos de aficionados portugueses presentes en las gradas, viendo el inicial comportamiento del novillo octavo; tenía clase, obstinado con capotes y muletas, humillaba bien, se prestaba a torearle con espectacularidad y hondura, no en vano repetía. 
Frente a ese buen material, Tomás Bastos tiró de repertorio -que lo tiene y amplio, nada vulgar- y acabó por cuajar al novillo en una faena realmente interesante, con series por ambas manos, procurando siempre traducir aquello en notoria expresividad a partir de un mucho y valioso contenido derivado de la ligazón en los pases, la ejecución de los mismos con limpieza y hasta la transmisión derivada de una cierta hondura en lo que acabaría instrumentando sobre la arena de Olivenza este expresivo novillero portugués. 
Pinchar antes de la estocada que acabó con el novillo tuvo el menoscabo final de recibir solamente una oreja. Pero las grandes faenas, para que consoliden y se recuerden en el Tiempo, tienen que ser rematadas matando bien y a la primera. El resto es poesía, poesía de la buena como la de esta mañana, pero a la que finalmente algo faltó...
Faltó el estoconazo, el certero uso al primer momento con la tizona. Y... ¡ay!, ¡qué pena...!, fue, pero no del modo rotundo y rápido que le hubiese dado las dos orejas y a poco que apretase la "claque", quien sabe si también el rabo.
Una pena, era el debut con las plazas montadas. Pero siempre se ha dicho que los gitanos no quieren a sus hijos con buenos principios, David Antunes no es gitano, pero es torero y habrá escuchado más de una vez esta cita en el Toreo, como justificativa, cuando las cosas no salen a la primera.
Claro que sí... sobran tardes, donde Tomás Bastos, como hoy dos de sus compañeros lo hicieron, saldrá por la puerta grande. Seguros estamos.

Ganado: ocho novillos de Talavante, bien presentados aunque de juego bastante desigual. Pesos: 422, 410, 415, 432: 430, 459, 420 y 426.

Manuel Román: pinchazo, estocada atravesada y descabello (ovación con saludos tras aviso); y estocada y cuatro descabellos (silencio).

Marco Pérez: bajonazo (oreja) y estocada (oreja).

Javier Zulueta: pinchazo y estocada (oreja); y dos pinchazos y estocada (oreja).

Tomás Bastos: pinchazo y estocada (ovación con saludo); y dos pinchazos y estocada (oreja tras aviso)

Plaza: Olivenza, domingo 3 de marzo, matinal. Bastante más de tres cuartos de entrada. Marco Pérez y Javier Zulueta salieron a hombros
.

LAS IMÁGENES DE LA MATINAL





































 

Artículo Anterior Artículo Siguiente