No se engañen : esto va mucho más allá de prohibir las corridas de toros...

“A Francisco de Goya

le gustaban los toros,

a Rafael Alberti

le gustaban los toros,

a Pablo Picasso

le gustaban los toros,

a Agustín Lara

le gustaban los toros,

a Ernest Hemingway

le gustaban los toros,

a la bella Ava Gardner

le gustaban los toros,

al orondo OrsonWelles

le gustaban los toros,

a José Bergamín

le gustaban los toros,

a Gerardo Diego

le gustaban los toros,

a María Félix

le gustaban los toros,

a Ignacio Zuloaga

le gustaban los toros,

a García Lorca

le gustaban los toros,

al Miguel Hernández

le gustaban los toros,

a Ortega y Gasset

le gustaban los toros,

a Indalecio Prieto

le gustaban los toros

y a mi abuelo también.

A Bryce Echenique

le gustan los toros,

a Miquel Barceló

le gustan los toros,

a Joan Manuel Serrat

le gustan los toros,

a Mario Vargas Llosa

le gustan los toros,

a Caballero Bonald

le gustan los toros,

a Enrique Morente

le gustan los toros,

a Albert Boadella

le gustan los toros,

a Almudena Grandes

le gustan los toros,

a Felipe Benítez

le gustan los toros,

a Francisco Brines

le gustan los toros,

a Carlos Marzal

le gustan los toros,

a Sánchez Dragó

le gustan los toros,

a Luis Eduardo Aute

le gustan los toros,

alGabo García Márquez

le gustan los toros,

a Caco Senante

le gustan los toros,

a Raúl González

le gustan los toros,

a Rosa Aguilar le gustan

los toros,

al japonés del siete

le gustan los toros,

al defensor del pueblo

le gustan los toros

y a mí también..."

(Versos de Gabriel García Márquez)


Ya está liada otra vez. Señora juez : le pedimos amparo, esto incumple el apartado tal de la ley cual... La señora juez interpreta que así es, no repara en si hay otras cuestiones que inciden también en el asunto y... manda todo de nuevo a la casilla de salida : la suspensión de las actividades taurinas en la Plaza México. 
Ya está liada de nuevo. Ni siquiera se ha esperado a que quien corresponda -en el estamento judicial mexicano- decida en su día sobre la verdadera cuestión de fondo. 
Los grupos de antis, agarrándose a triquiñuelas o temporales vacíos legales, se salieron con la suya otra vez y han vuelto a poner la Plaza México patas arriba.

Los taurinos en el Mundo no defendieron hace tiempo la Tauromaquia, cuando décadas atrás comenzó a ser atacada por radicales fundamentalistas. 
Se dejaron ir, pensando en que jamás sería atacada del modo en que ahora lo está siendo. Y ahora casi que es tarde. Ahora, como se dice en Portugal, andan a correr atrás del perjuicio. Y el esfuerzo para defender la Tauromaquia, es gigantesco. En todos los órdenes : jurídico, social, popular...

La situación de acoso y derribo de la Tauromaquia es permanente de unos años para acá. No hay respeto mínimo siquiera por parte de quienes la atacan, no hay preservación de derecho alguno de las minorías, tampoco de las tradiciones, tampoco de las figuras jurídicas de que se haya dotado a lo Taurino como preservación en algunas partes... Niegan todo, todo les vale para el ataque furibundo.

El barco está siendo asaltado por furibundos antis, nuevos inquisidores, dictadores(as) del gusto, energúmenos también que la emprenden a golpes con los que pacíficamente acuden a ver una corrida de toros.... 
Estamos asistiendo al desafío permanente de quienes quieren imponer su dictadura del gusto por pelotas, porque les sale de los cojones o de los ovarios. Y punto. 
Hay una foto de un grupo de aficionados comiendo este domingo, en una terraza, en las cercanías de la Plaza México : rodeados por una masa de quince o veinte energúmenos integrantes de la famosa manifestación de los 200 que pretendieron asaltar, destruyendo todo a su paso, el recinto de la plaza de la capital mexicana. Aquella horda que cerca a los que pacíficamente estaban comiendo antes de irse a la corrida de toros, desafía a los comensales a gritos, insultos, portando palos... y lo hacen vistiendo camisetas con leyendas que dicen -entre otras cosas- : "Hazte ético... hazte vegano!"

Quieren prohibir por las buenas o por las malas, las corridas de toros. De inmediato, las corridas de caballos. Luego las de galgos. Las procesiones religiosas con caballos. Los desfiles de Reyes Magos con camellos. Luego... luego no, ya casi al mismo tiempo, imponer que no se coma carne, luego que no se coma pescado... Las corridas de toros son solo parte pequeña -aunque llamativa- del problema de estos sujetos que quieren salvar al Mundo por la vía de imponer al precio que sea sus ideas, sus métodos, sus gustos... Y cuando hayan logrado imponer una primera fase del veganismo que preconizan -y con el que desafían en sus camisetas amenazando a la puerta de los restaurantes-, irán con la segunda parte que pasa por la que se llama vegetariana estricta o vegana total : cuando además se prescinde de todo producto de origen animal, como los huevos, lácteos y miel incluso.

Las corridas de toros son solamente una parte pequeña del gran problema que quita el sueño a esta intransigente e iracunda gente. Pero van a por mucho más que eso. Mucho más... y si cae la Tauromaquia, acto seguido comenzarán a caer muchas otras cosas, que ahora mismo nos parece inconcebible que puedan ser atacadas, asaltadas... pero que quienes se comportan desde brutales niveles de intransigencia y falta de respeto hacia los demás, comportándose de modo tan atroz, no tendrán reparo alguno en derribar y enterrar para siempre si les dejan.

---------
www.tribunadatauromaquia.com - RBTRIBUNA 
+ Texto : Vicente BARRERA
+ Fotos : Facebook
---------
Artículo Anterior Artículo Siguiente