¿Y qué sabemos de Juanito?. Lo cuenta, desde México, Rosalea Ryan

www.tribunadatauromaquia.com - RBTRIBUNA 
+ Texto : ROSALEA RYAN, en México
+ Fotos : ROSALEA RYAN, en México
----------

Suerte: a veces es con un torero, a veces en contra.

En Huamantla (Tlaxcala) el sábado 16 de diciembre, João Silva ‘Juanito’ fue defraudado de la mano del destino.

Vestido de verde manzana y oro blanco para su primera corrida en tierras mexicanas, Juanito se enfrentó a un toro que le negó al luso-extremeño cualquier oportunidad de mostrar su verdadera clase.

De la ganadería Núñez del Olmo en el vecino estado de Puebla, el número 169 fue posteriormente descrito de diversas formas por quienes conocen íntimamente el toreo en Tlaxcala –ganaderos, periodistas taurinos, familiares de toreros y un juez de plaza– como “muy, muy malo”, “peligroso” y “obviamente el peor de los seis”.

Aunque obstaculizado desde el principio, Juanito perseveró y, a mitad de su faena, logró elaborar varias tandas que dieron a la audiencia local conocedora una muestra de "lo que debería haber sido".

Concluyó con confianza con el acero para ganarse una ovación.

Juanito fue el cuarto de seis matadores de toros que actuaron en Huamantla como parte de la feria navideña anual del pueblo.

El programa taurino de la jornada comenzó con un encierro al estilo pamplonés de aproximadamente 660 metros pasando el gran museo municipal taurino hasta la plaza, donde el espectáculo continuó con una capea.

Era la primera vez desde 1967 que toros para una corrida pasaban por esta denominada "aldea mágica". Desde entonces, los encierros habían implicado sólo reses que no estaban destinadas a ser lidiados esa tarde.

Huamantla es mejor conocida por su ‘huamantlada’, un festejo popular local que se lleva a cabo en varias cuadras del centro cada mes de agosto.

Un toro de Núñez del Olmo que patinó y cayó pesadamente sobre el pavimento de piedra azul en la última esquina del encierro formó parte de una actuación especialmente decepcionante en el ruedo, teniendo finalmente que ser devuelto al toril tras un tercer aviso a Luis Ignacio Escobedo.

Alejandro Lima ‘El Mojito’ cortó el primer trofeo, una sola oreja, de un cárdeno del hierro Tepeyahualco de Ignacio de Haro González.

Aunque la ganadería Tepeyahualco está situada en el estado de Querétaro, los toros para Huamantla habían sido pastoreados en el rancho del hermano de de Haro, Antonio, cerca de Apizaco, a unos veinte minutos de distancia. De Haro estuvo de visita para las celebraciones, desde su casa en Austin, Texas, Estados Unidos.

Al igual que Escobedo, Carlos Fuentes recibió pitos luego de luchar también por hacer una estocada efectiva.

La corrida terminó con una nota alta cuando los hermanos Macías, de Huamantla, Emilio Macías y Sebastián Palomo, cortaron dos orejas y una oreja respectivamente.

En el enfrentamiento entre ganaderías triunfó Tepeyahualco, con tres orejas.

Al salir del ruedo Juanito se vio rodeado de nuevos fans que querían posar para fotografías con el único miembro no mexicano del cartel.

Después de la corrida, Juanito hizo el viaje de cuatro horas de regreso a su base de invierno en Querétaro.

Lo acompañó en Huamantla una cuadrilla mexicana, incluido como su representante Othón Ortiz, apoderado y director operativo de la empresa Feria Toro.

Desde entonces, Juanito ha seguido tentando en las ganaderías quertareñas de cara a la temporada 2024.



















Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS