La "peste Janssen" atacó en Navidad pero la "vacuna Hermoso" fue todo un antídoto

www.tribunadatauromaquia.com - RBTRIBUNA 
+ Texto : ROSALEA RYAN, en México
+ Fotos : ROSALEA RYAN, en México
----------
Pablo Hermoso de Mendoza deleitó a los aficionados en Apizaco (Tlaxcala) el día de Navidad, 25 de diciembre, en lo que en tierras mexicanas se anuncia como “el adiós de una leyenda”.

En la plaza Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’, el rejoneador español alternó con dos matadores de toros tlaxcaltecas, Uriel Moreno ‘El Zapata’ y Sergio Flores, con toros del ganadero Germán Mercado Lamm, del hierro Montecristo.

Este fin de semana actuará en tres corridas en tardes sucesivas y él tiene otros dieciséis compromisos ya confirmados, incluido el 5 de febrero durante las celebraciones de reapertura de la Plaza México.

Actualmente lidera el escalafón méxicano, con 29 festejos este año.

Frente a una plaza “agotado el boletaje” el lunes, Hermoso de Mendoza desorejó su primer toro y recibió una ovación por el segundo.

El Zapata cortó una oreja y luego dos, y Flores recibió ovaciones para los dos de su lote.

Salieron a hombros el rejoneador y El Zapata, acompañados por el niño torero tlaxcala Guillermo Veloz ‘Pausao II’.

Ni siquiera una invasión de la ruedo por parte de activistas antitaurinos mientras Hermoso de Mendoza saludaba al público tras su primera faena pudo restarle éxito al espectáculo.
El incidente estuvo protagonizado por esa plaga persistente que también ha dado la murga en algunas de las plazas de España y Portugal en las últimas temporadas, el holandés Peter Janssen.
Janssen -y un cómplice masculino esta vez- fueron inmediatamente interceptados por Hermoso de Mendoza, uno de sus banderilleros y personal de la empresa, y sacados del coso.













































Artículo Anterior Artículo Siguiente