EDITORIAL) El proceso en marcha de “privatización” de lo que queda de la Tauromaquia portuguesa...


www.tribunadatauromaquia.com - RBTRIBUNA 
----------

Por si tuviésemos poco con el deterioro que en general viene viviendo y sufriendo la Fiesta de los Toros en Portugal, ahora asistimos a un descarado proceso de “privatización” de la que llamamos Tauromaquia lusitana, proceso más o menos encubierto, más o menos disimulado, pero persistente al fin y al cabo.

Todo comenzó hace algun tiempo, con la organización de la llamada “Gala da Tauromaquia” a cargo de unos sujetos interesados en el asunto. Siendo algo en manos de ciertos “privados”, llamó poderosamente la atención el colaboracionismo, el prestarse al juego, descaradamente incluso, por parte del ente (vamos a decirle “oficial”) de la Protoiro. Un colaboracionismo tal vez menos ostensible este año porque la Protoiro parece que ya anda en sus últimos extertores...
El caudillo del grupo-asociación que anda a vueltas con la autodenominada “Gala da Tauromaquia” no es otro que el apoderado de un afamado cavaleiro, torero que -curiosamente- ha resultado “el mejor” en la gala recientemente celebrada -¡qué casualidad!-. 

Para aquellos taurinos que no comulgan con ruedas de molino, este sujeto mandamás, que se rodea de un par de subalternos para mover el asunto, es un sectario de tomo y lomo, que no se representa más que a sí mismo y a los intereses que le convienen. 
El elemento este, por ejemplo, en su sectarismo, no tiene ni un mínimo de elegancia, ni un mínimo de transparencia en su proceder para, por ejemplo, enviar a la TRIBUNA da TAUROMAQUIA, las notas informativas o de prensa que sí envía a los medios de sus amigotes, como hace unas horas volvía a suceder. Ni envió durante años nota alguna de “su” gala, ni ahora envió nada de su festival taurino y su día de la Tauromaquia que va celebrar en la casa de sus hasta hace poco socios administradores de la Plaza de Toros de Évora. 
Es decir... el sujeto que para algunos “pretende tomar conta do que resta da Festa em Portugal” no puede (no quiere) esforzarse y ordenar que se envíen a la TRIBUNA da TAUROMAQUIA las mismas notas de prensa que se envían a otros, ¿por qué?....
¿Porque no nos traga...?. ¿Porque le hemos cantado las cuarenta en más de una ocasión...? ¿Porque no nos parece bien que tenga una especie de multi-agencia medio de difusión y al mismo tiempo se dedique a ser apoderado de toreros? ¿Porque no nos parece correcto el proceder con que funciona para elegir “a los mejores” en “su” Gala da Tauromaquia, donde meten el remo año tras año y... en ello siguen?

¿Radical, revanchista, sectario... qué es el caudillo del grupo-asociación que anda a vueltas con la autodenominada “Gala da Tauromaquia” y que ahora -con un festival anual- pretende dar el golpe definitivo en el proceso de privatización de lo que ya no mucho queda de la Fiesta de los Toros en Portugal?
Porque aprovechando el puente festivo de la Inmaculada, el personaje y sus acólitos, han anunciado la puesta en marcha de un “festival taurino Gala da Tauromaquia” (festival que ya pretendió organizar el año pasado) que se encajará en un mismo día entero de “toros de la mañana a la noche”, al prestarse al juego sus ex-socios, los de la plaza de Évora, promoviendo estos por la mañana el “día do forcado”, luego de tarde M. M. con su festival taurino y de noche todos juntos a bailar y tomar copas...

Este “instituir” ahora el festival de “la Gala”, año tras año, es el camino. Como el otro camino ha sido meter antes en el redil  a no pocos encantados de vestir el traje vistoso y pagar por unas dosis de glamour en local lujoso lisboeta. “Instituida” la Gala, “su” Gala, la Gala de M. M. y sus acólitos... ha llegado el momento de “instituir” -también por M. M.- el que será “su” festival, “el festival de la Gala da Tauromaquia”, enmarcado en un día entero de toros... esta vez en Évora, con sus ex-socios de la  NEPE como colaboradores al caso...
La cosa es trascender, hacerlo con especial resonancia si es posible y que haya eco, de manera que lograda la “okupación” (legal y legítima, nadie está diciendo lo contrario), se logre, en la práctica lo que se pretende... bajo el manto de ayudar y defender la Tauromaquia. Un manto muy cortito, que no sirve para tapar y dar lugar a todos, sino a los que a M. M. le interesen . Y al resto (no somos los únicos) que les den morcilla, pensará el sujeto este.

Estas líneas no son para combatir a nadie que con este texto pueda erróneamente darse por aludido. Se equivoca el que va de benefactor de la Tauromaquia, cuando no pasa de un simple profesional del sector.
Estas líneas son solamente para certificar el estado de cosas en que ha entrado la Tauromaquia Portuguesa, cada vez más escandaloso, cuando un tipo que dirige una Câmara Municipal anuncia que no habrá futuro ni lugar para los Toros en Setúbal (cuando en el sitio de la medio en ruinas plaza de su ciudad construya el anunciado Multiusos) y resulta que no se solivianta ninguno de los de la “Gala da Tauromaquia”, o del “Festival da Gala da Tauromaquia”, ni tampoco se molesta lo más mínimo alguien del caballo de Troya al que ya se asemeja la Protoiro...

Y habiéndose llegado a este lamentabilísimo estado de cosas, habiendo la Tauromaquia Portuguesa logrado que un particular, un privado, se haga cargo de lo más significativo que debería estar a cargo de un ente “oficial” (la Federación Protoiro, por ejemplo, si funcionase como es debido)... faltando ya poco para que esto de las corridas de toros acabe siendo el  negocio "privado" de una especie de compañía de teatro propiedad de unos “privados”, con actores a sueldo (toreros y forcados) y caballos que hagan exhibiciones en quintas de O Ribatejo para visión de los turistas extranjeros allí llevados "a carradas" por los “tour-operadores”... 
Estando la situación como está, de año en año sin mayores novedades en positivo y con constante aunque lento proceso de degradación... no nos queda otra que seguir nuestro camino y hacer presente, alto y claro, más que nunca, en dónde estamos, a qué estamos y a qué vamos a seguir estando...
Y la respuesta es obvia : estamos y estaremos al servicio de la Tauromaquia (en ella se incluye la Portuguesa, obviamente). Y no estaremos nunca en el bando de quienes en vez de estar para servir a la Tauromaquia, da la impresión de que están a lo que están... para servirse de ella.

Allá los ciegos y los que no quieren ver. Allá los ilusos. Allá los ignorantes. Allá los que no ven más allá de sus narices... Cada vez es más tarde, cada vez se está haciendo más de noche. Cada vez está más cerca el final. A la Tauromaquia no la van a enterrar los políticos, salvo que aparezcan cuatro locos que quieran prohibirla; a la Tauromaquia la van a enterrar algunos que se dicen taurinos pero que de ello tienen poco o nada. Porque ser taurino de verdad es un grado. Y ciertos sujetos no pasan de protagonistas de una lamentable degradación...


Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS