Magaly Zapata : apuntes de un punto y seguido en su servicio permanente a la Fiesta de los Toros

Magaly Zapata, ayer, a las puertas de Las Ventas, en Madrid

Con su presencia ayer, en Las Ventas, finaliza Magaly Zapata su periplo, que enlazó final del verano con principio del Otoño, por plazas y ciudades de Francia y España, presencia en ellas de la gran cronista taurina en varios medios y al tiempo corresponsal de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA en América además de colaboradora harto frecuente en nuestra web, al fin y al cabo siempre también su web.
Para Magaly Zapata siempre nuestra gratitud eterna y admiración por las lecciones de profundo amor a la Tauromaquia que desde siempre nos da. Esta que sigue es su crónica de despedida, a pie casi de avión, camino de las Américas, de su Lima del alma. 
Pero nada termina, por tristes siempre que sean las despedidas y aunque estas sean momentáneas. Nada termina porque la Tauromaquia sigue y necesita muchas Magaly´s para contar y cantar lo que en ella sucede. Muchas Magaly´s para apostar por la verdad, por la autenticidad del Toreo y no por el compadreo y la podredumbre en la que otros(as) a gusto se embadurnan.
La Tauromaquia sigue. Y Magaly también. Como la TRIBUNA sigue y en ella Magaly Zapata también, honrándonos con su presencia activa. Porque para lo que ella quiera y necesite, esta es su casa. Estamos ya ansiosos por publicar su primera crónica desde las Américas en cuanto vuelva. 
Ahora... quédesense con estas líneas de despedida que nos ha dejado de madrugada... va por ustedes, lectoras y lectores de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA IBÉRICA

www.tribunadatauromaquia.com - 
TRIBUNA da TAUROMAQUIA
+ Texto : MAGALY ZAPATA
+ Fotos : MAGALY ZAPATA 
Pulsar sobre cada imagen que quieran ver a mayor tamaño.

DESDE ESPAÑA, MI CRÓNICA DE MADRUGÁ

Me voy de Madrid, dejo países taurinos con un esportón lleno de sueños cumplidos, porque vi torear, vi a los mejores, sentí, disfruté el arte Taurómaco. 
Si las cuento, fueron10 tardes 10. Una vida cabe en ellas. Las de esos gladiadores del modernismo que borbotean sus almas de afición y pasión por crear arte a cada trazo ante la muerte. 
Vi y... por ver, percibo, que esa materia prima no estuvo a la altura y si me apuras, me quedo con las francesas, trapío y en condición más o menos buena pero así es el TORO, el rey de la fiesta es el TORO. 

Y en retina me llevo un Adriano imperando en sus ganas, finas maneras de torear y cuajar sus sueños; Zuloeta el novillero que puede llegar, con el malo estuvo bien, por enterado, y Luque, tanto y tan bien estuvo que lo digo porque lo vi, lo Vivi, lo sentí, y quien crea obra si se siente, trasciende. Y fue así. Fue como aquella Epifania sevillana de Lima cuando el escapulario se llevó. 

Mi afición se regustó en la concurso de Arlés, chapó a tanta afición de la buena. De la que cuida y respeta, de la que no deja que campee el abuso. Me queda en retina el sutil poderío de Manzanares, está en gran momento; me quedo con la frescura de un Talavante redivivo; con Lamelas rayando a gran altura con las llamadas de encaste minoritario, Y por ver y sentir, además del leit motiv en Julián, se me quedan grabadas las castizas formas de componer en colocación y torería de Uceda Leal. 
Pero me gana el corazón la Francia taurina, cuántos nuevos toreros echan al albero, novilleros con potencial y alternativados, ojo con El Rafi y Solalito, la next gen de los galos; pero sobretodo cómo cuidan las formas, el rito y la liturgia. Chapó. 

Vine a ver toros y los vi. Vine a ver torear y lo vi. Y por ver triunfar, descubrí algunos en los que no pensaba que serían y fueron, y de otros, confirmé el gran momento que transitan. Y por estar y ver comprobé que lo de casa amigo mío enrumba el buen camino en tanto se aleje de la vanidad de lo fatuo y se devuelva a la esencia sincera del medio. Basta ya del relumbrón que daño nos dejará. Justicia a la cabaña de bravo de mi lado del charco y a la variedad de carteles, allende figuras y acercándose a la esencia, aquella del artista sin distingo de nacionalidad. Que el arte es arte y de eso no se sabe. 

Dios me de vida para seguir paseando y saciándome del arte que se crea ante la posibilidad de la muerte. Vida existe porque existe la muerte. Y por eso se goza y por eso se vive con honra. Teatro greco románico y vital que a día de hoy vigente va.
Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS