Nazaré) Las 57 imágenes de la muy digna actuación de António R. Telles en la "corrida de los maestros"

Texto de EUGÉNIO EIROA - Fotos de ARAÚJO MACEIRA

---------

El maestro António es y será siempre el maestro António. 

Don David siempre decía que quería por igual a todos sus hijos, a todos sus nietos... que su cariño por su familia era inmenso y equidistante siempre y perfectamente repartido siempre.

---¿Y por quien de sus hijos toreros, de sus nietos toreros, tiene sus preferencias...?

---Querido amigo, lo que al respecto yo piense, es cosa mía, solo mía y no me escuchará usted decir una sola palabra al respecto. Todos son excelentes toreros.

Sin embargo, pese a eso que un día nos dijo en un rato en el que pudimos conversar, unos años antes de fallecer... a mi me da la impresión de que el torero de don David, el preferido -sin desmerecer a ningún otro en su familia- era el maestro António Ribeiro Telles. Porque encarnaba más y mejor las esencias del toreo puro a la portuguesa, porque siguió a rajatabla sus buenos consejos y oportunas enseñanzas, porque... ¡qué carajo!, desde muy pronto (y lleva 40 años en esto desde su alternativa) António Ribeiro Telles fue un gran torero -y es-, desde muy pronto tenía toda la pinta de un verdadero maestro en el arte de lidiar y torear a caballo con excelencia astados...

Por eso, ideada por Rui Bento una "corrida de los maestros", en el año 2023, solamente podía ser con António Ribeiro Telles en el cartel, el maestro Antonio, el que es y será siempre maestro.

Y no tuvo suerte con el ganado, en esta cita de Nazaré, el maestro António. Fue una pena que por el portón de los sustos no hubiese salido algo mejor. Aún así, apañó aquellos dos toros y les hizo todo lo que se podía hacer con semejante material. Se encontró en más de una ocasión con que a la hora de la reunión, el toro que tenía enfrente... ni iba, no reunía, se quedaba a distancia, lo que le obligó a pasar o intentar un par de veces en falso. Pero junto a eso, recurriendo a técnicas que da un oficio aprendido al milímetro, acabó por colocar -y nunca con desdoro- la ferragem reglamentaria, sin tener que desviarse ni un ápice del estilo que le caracteriza. El público le agradeció. -y mucho- el notable esfuerzo y de paso comprobó la enorme dignidad con que sigue toreando, también en circunstancias no favorables, el maestro António R. Telles.

Pasó pues, por Nazaré, en esta corrida de los 3 maestros, con muchísima más gloria que pena, este maestro entre los maestros, que solo verle montado y evolucionando con su estilo clásico impecable, es un placer no fácilmente descriptible. 

Las fotos que siguen reflejan momentos varios de las dos actuaciones del maestro António Ribeiro Telles y quedan como recuerdo de su participación en una gran noche de Tauromaquia a la antigua que pasará a los anales e historia de una temporada 2023, en Portugal, marcada ya por este gran acontecimiento promovido en la plaza de toros de Nazaré.




















































Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS