¡Alarma, esto se hunde!) 41% menos de festejos taurinos mayores en España, en este 2023


Texto de Néstor SEGURA

---------

Las luces rojas se han encendido, de par en par.

41% menos de festejos taurinos en España con respecto al mismo período en el año anterior...

¿A dónde va esto?

La primera reacción de los antitaurinos será la de proclamar que los Toros cada vez interesan a menos gentes... Y eso es mentira. Interesan ahora a la misma proporción de la Sociedad que antes interesaban. Pero las circunstancias en las que determinados agentes taurinos han instalado poco a poco la Fiesta está llevando a números tan alarmantes como los que hoy nos ocupan.

Mientras ir a los Toros sea solo para gente con dinero, o con cierta solvencia... no vamos a ninguna parte.

Mientras no se metan en la cabeza todos los empresarios que hay que fomentar la afición, pero también no expulsar de las plazas -por precios prohibitivos- a buena parte de quienes las frecuentaban... no vamos a ninguna parte.

Mientras ir a los Toros solo pueda ser para muchos algo que solamente se puedan permitir 1 o 2 veces al año, no vamos a ninguna parte.

Mientras en la Tauromaquia sigan instalados "taurinos" y golfos que solo ven el llevárselo crudo como sea y urgente, sin pensar en lo que viene detrás, no vamos a ninguna parte.

Mientras los golfos, aprovechados y trincones estén metidos en esto haciendo de las suyas, poco habrá que hacer para garantizar futuro para la Fiesta...

Y así podríamos seguir. Casi todos quieren hacer dinero urgente a costa de la Tauromaquia. Y la realidad a la que deberían de hacerse, es que pocos podrían estar llamados a hacer dinero, mientras que el resto debería solamente aspirar a poder ir viviendo... Esta vaca tiene las ubres reventadas de tanto mangante mamando de ellas sin escrúpulos... Y o se reconduce esto, o el final estará más cerca que lejos.

La Fiesta de los Toros, o es para todos, para toda la Sociedad, o acabará por no ser para ninguno. Paren ya en ese loco camino hacia el precipicio y todos : desde los empresarios, los apoderados y los toreros, pónganse las pilas y vean muy bien que están jugando con fuego, tanto ya, que están a punto de quemarse...

Como bien reflexionaba horas atrás el analista Luis Cuesta : "La tauromaquia no pasa por un buen momento, la temporada quitando las ferias de Sevilla y de San Isidro, camina en una pasmosa medianía y salvó el interés que despiertan Roca Rey y Morante de la Puebla, el resto del escalafón no emociona mucho ni lleva gente a las plazas, salvo algunas contadas excepciones. La despedida de toreros líderes como El Juli, podría ser un factor importante para que la próxima temporada continúe disminuyendo el número de festejos en España, claro, mientras no surgan nuevas figuras del toreo o toreros que interesen".

Lo que explica Cuesta es muy cierto pero también derivado de : las combinaciones de carteles, los apaños, la escandalosa falta de respeto que supone que Toreros que triunfan en Madrid luego no les sirva eso para torear en provincias... los arreglos entre empresas y repetición obsesa de carteles... son muchos factores y errores graves, pero junto a ellos, no lo olviden, los precios, en plena crisis económica, con las hipotecas por las nubes y... atracando en taquillas a los aficionados a los toros que no les sobre el dinero... es imposible que cada vez haya más; lo lógico es que vayan a menos... así, a menos. Y no es porque la Fiesta no tenga aficionados; es que los están echando a patadas de este espectáculo... son tan estúpidos que prefieren tener 3.000 en la plaza a una media de 50 euros que el doble de espectadores pagando una media de 25 euros... en el fondo son unos vagos, que lo que están deseando es llevárselo rapidamente, con el menor esfuerzo y sin pensar en el día de mañana...

Los números que ha presentado estos el portal Mundotoro son muy alarmantes, y manifiestan una clara disminución en comparación con los que se registraron en 2022, en donde parecía que había una efervescencia una recuperación de la Tauromaquia tras la pandemia.

Según lo que ha anotado y anunciado por Mundotoro : la temporada 2023 va camino de la recesión, en comparación con los festejos celebrados en 2022, año de la normalidad post pandemia. Con fecha al 1 de agosto, el año pasado se habían celebrado 587 festejos mayores en España. Sumando corridas de toros, novilladas y festejos de rejones y mixtos. Este año, en la misma fecha de 1 de agosto, se han celebrado 345 festejos mayores. La diferencia es brutal: 242 festejos menos en 2023 respecto a 2022. Un 41,22% menos.

Los números son muy alarmantes :
242 festejos menos que significan unos 1.100 boletines menos de Seguridad Social y el mismo número de salarios, unas 1450 reses en el campo, a bote pronto. En comparación con el año 2008, en pleno siglo XXI, la economía salarial ha perdido y el empleo se traduce en una pérdida de 41.790 boletines de Seguridad Social menos, el mismo número de salarios, y 2.388 reses menos lidiadas cada año que va desde 2008 hasta la época 2022–2023.

Luis Cuesta explicaba en su análisis hace unas horas que "Resulta una realidad que con la llegada del nuevo siglo, el número de festejos taurinos comenzó a disminuir dramáticamete y una vez terminada las primeras dos décadas, nos hemos encontrado con que el numero de festejos sigue disminuyendo. Lamentablemente los mas afectados con esta crisis que hoy nos parece imparable, son esa especie en extinción llamada novilleros"

La alarma está sonando sin parar, las luces rojas están encendidas y como bien advirtió Mundotoro: “No se habla de esto, pero creemos que estos datos son tan alarmantes, que hay que alertar a quienes tratan de esconderlos debajo de una manta. Hacer trampas al solitario se nos da muy bien, pero si seguimos así no va a haber ni cartas para hacerlas.”

Urge hacer algo. El efecto contagio se ha extendido también a México desde España. Las malas mañas enseguida se copian. Como bien decía Luis Cuesta, sobran razones urgentes para pensar que 
"es el momento ideal para empezar a promover cambios radicales en una industria que como decía un gran empresario, durará el tiempo que haya aficionados que lo mantengan y que vayan a la plaza; y el día que dejan de ir, como cualquier otro espectáculo tendrá que decaer". 
Lo que no dice el "gran empresario" ese... es que con las políticas de precios nefastas -por un lado- y todavía -por otro lado- los amaños-apaños-componendas a la hora de hacer carteles inovadores y realmente atractivos (y el cierre del "mercado" que esto conlleva con vetos deliberados a terceros que piden paso)... se está favoreciendo cada vez más la huída de los aficionados de las plazas de toros, provocándose la drástica disminución del número de festejos taurinos.



Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS