El público apoya con fuerza los últimos espectáculos cómico-taurinos antes que los neo-comunistas se los carguen...

tribunadatauromaquiaibérica
---
La ley que tarde o temprano entrará en vigor en España, salvo que un nuevo gobierno entrante la modifique y promueva que este apartado vuelva a los cauces de donde nunca debió salir, acabará antes que tarde con los espectáculos cómico-taurinos en territorio hispano, alegándose que se prohibe la actuación de los famosos enanos-toreros porque el público va a las plazas a reírse de ellos y ridiculizarlos... lo cual -como sabemos bien los que hemos ido a múltiples espectáculos de estos- es una mentira... una flagrante manipulación de la realidad.
Y como prueba de ello, ahí está, el espectáculo que -aún- se ha podido ofrecer en la plaza de toros de Teruel, donde el público se lo ha pasado en grande y no a costa de reírse o mofarse de los enanos-toreros, como preconizan falseando la realidad los neocomunistas gobernantes en España e impulsores principales de la ley prohibitiva, de modo que estos artistas cómicos dejarán en breve de poder ejercer su hasta ahora profesión.
Con la debida venia, vamos a reproducir la crónica que ha publicado el Diario de Teruel (con 2 de las varias fotos que ha difundido) en donde se destaca la gran afluencia de público presente en la plaza, con más de 2.000 espectadores para el espectáculo "El Popeye Torero y sus enanitos marineros".
Dice así el Diario de Teruel :

    Foto : Diario de Teruel
"Por López Diéguez.
El espectáculo taurino infantil el Popeye Torero y sus Enanitos Marineros reúne en el coso turolense a más de dos mil personas que se congregaron para disfrutar de un espectáculo en el que el humor es el late motiv.
Los artistas, tanto de talla alta como de talla baja, hicieron disfrutar a todos los públicos en un espectáculo que no por clásico deja de ser atractivo.
Durante el desarrollo de esta función, Juan, el director del show, quiso dirigirse al público para hacerle llegar el agradecimiento tanto de sus artistas como de él mismo, y criticó la falta de empatía de unos políticos que han hecho unas leyes para, supuestamente, protegerlos, pero sin contar con su opinión, o su desarrollo profesional.
El espectáculo, todo un éxito de público, resultó amable tanto para el espectador como para los participantes de él, primando el respeto y la torería a lo largo de la tarde. El Popeye Torero contó con la presencia de reses de la ganadería local Evaristo López, las cuales dieron un buen juego que favoreció la actuación de los artistas.
Al finalizar, aprovechando la aprobación del nuevo reglamento taurino, se dio suelta a unas becerras de menos de dieciocho meses para que los menores de dieciséis años pudiesen participar de un festejo que sirvió para crear afición"



Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS