La Televisión en los Toros, herramienta imprescindible


by Jesús López Garañeda, Federación Taurina de Valladolid
Foto : Juan Fermín Rodríguez
___

Pues sí. Ha llegado la guerra por la imagen de los festejos taurinos y divulgarla a través de canales de televisión que, tras el invento y aplicación de las fibras de datos, proliferan con el ánimo de dar a sus asociados, clientes y «contratistas» las imágenes de las faenas toreras.

Ahora mismo las noticias que corren es que el canal toros de movistar está en trance de echar el cierre a su efectiva aportación a la divulgación taurina desde hace varios años. Nadie puede discutir, sí criticar como es lógico, la función hecha por el canal toros, caro de precio él, facilitando el acercamiento de los aficionados y del público en general a las retransmisiones taurinas.

Así en bares y establecimientos, sobre todo durante la feria de San Isidro, la concurrencia de personas para ver la retransmisión de la corrida y aprovechar, como el Pisuerga pasa por Valladolid, para merendar y comentar, tertulia y opinión, pan y vino, mientras se veían las evoluciones toreras de los diestros en la plaza.

Ahora una empresa que dicen se dedica a las retransmisiones deportivas se ha hecho con los derechos de emisión de importantes Ferias como Valencia, Sevilla o Madrid. Y como cabeza visible y conocida el periodista zamorano de Pinilla de Toro, David Casas que, por cierto, salió de Movistar haciendo fú como el gato después de varias temporadas en la pomada de las ferias junto a la plataforma de telefónica.

Los medios de difusión de las corridas, festejos taurinos, novilladas, rejoneo, recortes, cajones y talanqueras ahora con los ágiles e inteligentes teléfonos móviles y poco más han proliferado hasta la saciedad, sustituyendo en esa información taurina a los centros periodísticos que en otro tiempo existieron, con algunos críticos al frente de aquellos que llamaban «sobrecogedores».

Pero no hay que olvidar a las pequeñas empresas que cuentan con televisiones privadas o públicas subvencionadas o no y animadas o no por quien tiene el talonario de cheques para engrasar los ejes de la carreta mercantil y económica. Una de las locales con la que hemos trabajado e intentado acercar los toros al espectador es TELFY, la televisión de Tordesillas, habiendo retransmitido festejos taurinos tanto populares como formales o profesionales. Un ejemplo de esto último fue la final del Certamen de novilladas con picadores en Castilla y León. También con el Estradillo o Soldadesca, farsa taurina burlesca propia de Tordesillas, los concursos de cortes o el Toro de la Vega.

Aquí, y en este caso de los toros, trabucando la cita evangélica aquella de «la mies es mucha y los obreros, pocos», los obreros de crónica taurina verdadera cada vez son menos y más los de baracalofi que son muchos, abundantes, mientras la mies cada vez es menos, más escasa. Por tanto, llegar a la generosidad y completar un acuerdo previo de difusión es más que necesario. Y ojalá el que se avecina sea para bien de la Fiesta.

Artículo Anterior Artículo Siguiente