"Caso Covões") Já está ficando tarde, senhores da Associação Portuguesa de Empresários Tauromáquicos...


TRIBUNA da TAUROMAQUIA
EUGÉNIO EIROA

En el portal en Internet de la revista Time Out, el dueño en la práctica de la que aún es Plaza de Toros Monumental de Lisboa, hace unas declaraciones que no aclaran nada... sobre el futuro de la Tauromaquia en ese recinto. (Pueden leer la entrevista-reportaje al completo haciendo click aquí)


En realidad, merece la pena leer toda la entrevista reportaje que firma el director-adjunto de la revista, Hugo Torres...  para constatar las habilidades dialécticas del famoso Álvaro Covões, que a la hora de hablar de dinero escapa del asunto como gato escaldado que del agua huye. 

El reportaje-entrevista con Covões y sobre el estreno de su operación "SAGRES-Campo Pequeno" dedica un parrafo grande al asunto de los Toros... en el recinto del que ahora en la práctica es dueño Covões. 
La primera impresión que causa lo que Covões dice de un cierto oscurantismo, un hablar con la boca medio abierta, un decir pero... no decir, o aclarar muy poco. 
Mejor ustedes lo leen y juzgan que ya son mayorcitos. 

Pero... si fuese como Covões dice, que estaría presuntamente "obligado" a alquilar "Campo Pequeno" para celebrar allí corridas de toros... entonces sería bueno que, quien corresponda (la asociación de empresarios taurinos, la asociación de toreros, la de forcados... todos los "agentes taurinos") exija a este señor que muestre el documento que -presuntamente- le obliga a alquilar "Campo Pequeno" para celebrar corridas de toros... 
¿De qué documento se trata?, ¿cuantas corridas de toros por año estaría presuntamente obligado a aceptar Covões que se celebren en "su" Campo Pequeno...?...  Y si así es, si Covões está obligado a alquilar fechas en "su" Campo Pequeno para corridas de toros... ¿no sería del todo mejor aclarar con urgencia, cuantas, a qué precio el alquiler de "Campo Pequeno", todos los detalles del asunto".

Lo del "Time Out" está muy bien, porque permite -a partir de lo dicho por Covões- exigir que se clarifique de una vez y por todas, si al hacerse con los derechos de explotación del Campo Pequeno, Covões tuvo -o no- que asumir la presunta condición de que en ese recinto tendrían que seguir realizándose corridas de toros anualmente... ¿cuántas por año?. 

Covões tiene que hablar claro; para el sentir de la Tauromaquia lusitana no vale lo del Time Out -aunque sea algo interesante-; los aficionados a la Tauromaquia, que no son media docena en Portugal, se merecen todo tipo de explicaciones al respecto de lo que nos ocupa. Y la historia taurina que atesora un edificio con mucho más de un siglo como palco principal de la Tauromaquia portuguesa, también... 

Pero los "agentes taurinos", los empresarios taurinos portugueses tienen que hacer, ahora, sin más dilación, su trabajo... y este no es andar a ver cómo le echan abajo al de una plaza portátil un festival benéfico en favor de una pobre chica tetraplégica... Su trabajo es -aunque no les diese la gana hacerlo- ir a hablar con Covões, averiguar cual es la auténtica realidad, qué tipo de obligaciones para con la Tauromaquia tiene, conocer con todo detalle el asunto y... luego, con luz y taquígrafos, trasladar el actual estado de cosas a todos los aficionados portugueses.
Y ya empieza a ser tarde para moverse... especialmente por parte de los señores de la
Associação Portuguesa de Empresários Tauromáquicos

___


Una fotografía del fragmento del reportaje del Time Out, donde Covões pretende parecer que aclara algo que no solo no está claro, sino demasiado oscuro para el mundillo taurino portugués...
Publicar un comentario

Publicar un comentario

TRIBUNA da TAUROMAQUIA

CLICK DESCARGA GRATIS