La historia del ahora profesor y el ahora torero de puertas grandes recordando tiempos lejanos en Portugal

Para comenzar el día que marca início del fin de semana, esta foto, que los del Museu Ramagens, Ouro e Prata colocaron en Internet. Una foto que podría titularse : "historia de una gran amistad", la que existe entre el torero extremeño António Ferrera y el excepcional taurino, el profesor Marco Gomes.

Es el abrazo ayer, en Chamusca, con ocasión de la corrida del día de la Ascensión, entre amigos de larga distancia, de muchos años ya. Una. amistad que viene de cuando Ferrera casi era un niño y el profesor se dedicaba a aprender Tauromaquia, bebiendo de las mejores fuentes siempre, como bien podía ser -entre otros- el legendario e inolvidable Simão Malta.

Ferrera está a lo suyo ahora, a torear, cuanto más, mejor. Y aún ha de volver esta temporada a Portugal, de la mano de los empresarios esos que tienen controlado "el mercado" -controlando la mayoría de las plazas de toros-, porque lo habitual ahora es que ese empresariado entienda que es mejor contratar por lotes de corridas a los toreros, aprovechando que S&J tienen -o controlan- muchas plazas. Por ello, pensamos, aún ha de verse a Ferrera esta temporada en alguna(s) plaza(s) más en Portugal. Por ello, esta foto, seguramente, ha de tener repetición, más veces. Y sino, será en España, o donde Ferrera desempeñe su profesión...

Porque el profesor Marco Gomes, persona recta, honesta, de bien, que se hace querer, es también un sentimental, no olvida su tiempo pasado, sus orígenes, lo que le rodeó. De ahí el orgullo con el que este viernes, exhibía la foto de un jueves, de un "Dia da Espiga!" más en nuestras vidas. 

Y si recordar es vivir, bueno es que el profesor recuerde aquellos tiempos, en los que Antoñito Ferrera soñaba con ser un día torero, torero importante, de los que han dejado -y dejan, ahí está lo grande y reciente en México- impronta.

Por eso, con esta foto delante, de ayer jueves de Ascensión, ¿qué otra cosa puede decirnos el profesor Marco Gomes que esto que sigue...?. - ( E. E.

História de uma amizade que é fácil de contar. 
Tudo começou com o transporte de uns touros da ganadaria do senhor Simão Malta para França, primeiro conhecimento com o pai do senhor matador de touros Antonio Ferrera, sempre lhe chamámos o guarda Ferrera, por força da sua profissão na fronteira.
Depois as inúmeras tardes nas Almargias, com o então Antoñito de calção e alpargatas.
Ainda pelo Alentejo veio o conhecimento com o senhor ganadeiro Rodolfo André Proença, que ainda hoje o Antonito Ferrera diz "Proenca".
Pelo meio ficam todas as praças que atuou em Portugal, em bezerradas, novilhadas ou espetáculos cómico taurinos na época.
Por vezes estamos meses sem nos vermos, ou falarmos por telefone... Quando nos encontramos, a amizade e respeito está sempre presente".


Artículo Anterior Artículo Siguiente