Cuando cumplir con el deber nos parece un hecho noticiable... ¡A donde nos lleva cierta golfería...!

A diferencia de esos golfos que promueven en Portugal festivales taurinos anunciados como "benéficos" y luego no dan las cuentas públicamente... en el caso que nos ocupa, todo clarito, detallado en público y anunciado a quien quiera ver... Son los de la Bodeguita Pereira, en Vila Franca, que semanas atrás promovieron una comida-acto público para recaudar fondos que permitan ayudar a comprar un traje de luces para el novillero y alumno de la Escuela Taurina vilafranquense, Gonçalo Alves. 

Las fotos son elocuentes, especialmente, la que encierra las cuentas de esta acción benéfica.

A ver si aprenden a tener vergüenza esos golfantes que organizan festivales "a beneficio de" y luego... nunca más se supo del resultado económico de la función, ni cuánto se va a entregar a los supuestos beneficiarios que se anunciaron en los carteles...

No hay que dar la enhorabuena a los de la Bodeguita Pereira, porque su obligación es hacer lo que acaban de hacer, un almuerzo esta semana para entregar y hacer públicas las cuentas del acto benéfico anterior. Los de la "Bodeguita Pereira" cumplieron con su obligación moral... 

Los golfos que se han acostumbrado a no dar cuentas públicamente -que ya hay que tener cara dura-, esos hacen que pueda parecernos lo sucedido en Vila Franca como algo realmente noticiable. ¡Hasta ahí hemos llegado en la golfería instalada por algunos en el sector taurino!. - E. E.)

Las cuentas claras...

Gonçalo Alves dando las gracias esta semana en Vila Franca


Artículo Anterior Artículo Siguiente