Lisboa) Pombeiro se queda sin su gran gala ecuestre : Covões echa mano directamente del asunto

Álvaro Covões. Debajo : João Gonçalves



Texto de  "DUQUE de AGROLONGO" / Fotos : D. R.
--------------------------------
El cronista Alvarenga (Farpas) dio a conocer anoche que ...
"A 13 de Setembro, aqui com organização da Plateia Colossal,Campo Pequeno terá uma Gala Equestre comemorativa dos 45 anos da Escola Portuguesa de Arte Equestre em que será homenageado Mestre Luis Valença"

La historia de una gran gala equestre, como uno de los planes que Luis Miguel Pombeiro tenía para llevar a cabo esta temporada en el Campo Pequeno, como complemento a "su" temporada de 4 corridas de toros, la habíamos contado tiempo atrás en la TRIBUNA da TAUROMAQUIA, incluso pormenorizando lo que tenía in mente el bueno de Pombeiro. Algo de auténtico impacto, que sin duda, llenaría las gradas de la plaza de toros lisboeta.

Alvarengas explicaba anoche que "....com organização da Plateia Colossal, o Campo Pequeno terá uma Gala Equestre...". 

Atención a esa clave importante : que no va a ser Pombeiro finalmente el que promueva el espectáculo de los caballos, va a ser la empresa de Covões (Plateia Colossal) la que se meta ahora entre sillas de montar, cavaleiros, camiones de remolque para trasladar equinos, etc. etc. De ahí a la Tourada à portuguesa... ya falta menos : solo faltan los toros y los forcados. 

No sabe Covões la alegría que nos da, al saberse ahora que anda tras los caballos con su empresa Plateia Colossal (la dueña en la práctica, previa generosa concesión-adjudicación de explotación, del Campo Pequeno) y que además de sus habituales conciertos musicales, don Álvaro se dedique también a los equinos... era algo impensable hasta ahora. Y es que Covões ("o dono disto tudo", como algunos le dicen) había dicho en entrevistas, por activa y por pasiva, que a el lo que le interesaban son los conciertos y que todo eso de las touradas, los caballos y tal... le importaban un pimiento... El a la música... decía.

Pero hete aquí que de la noche a la mañana, alguien debe haber dicho a Pombeiro, apártate que don Álvaro está interesado en explotar eso de la "Gala de Arte Equestre"... y donde hay patrón, no manda marinero...

Y al bueno de Pombeiro, al que los dedos se le hacían huéspedes, pensando en contar unos cuantos billetes con los que remendar cualquier desvío económico de la temporada taurina, se le debe haber quedado la cara como propia de un pasmado. No es para menos. ¡Menuda putada!.

¡Pero hombre, don Álvaro, qué necesidad tenía usted de meterse entre caballos, olores de orines y excrementos equinos, con lo mal que huele eso...!. "Organização da Plateia Colossal" asegura Alvarenga que así será. ¡Pero hombre, don Álvaro, meterse usted en lo de los caballos!. No ve que eso no agrada nada a los animalistas, fundamentalistas, anti... que todo lo que sea utilizar a los animales les pone del revés. ¡A ver si ahora le sacan también a usted la pancarta, don Álvaro!.

Se nos ocurre una idea : para que no digan que anda usted por medio, estimado con Álvaro, coloque usted al frente de esta nueva organización y actividad de la "Plateia Colossal", a su empleado de confianza, João Gonçalves. Este Gonçalves es el tal para dirigir esta nueva área de actividad de la "Plateia Colossal" porque gusta mucho -por lo que nos han contado- de los caballos. De manera que ahora puede estrenarse con este espectáculo equino (que ha de dejar beneficios seguros en taquilla) y luego podemos también pedirle que expanda la actividad, que coloque en el Campo Pequeno los circos con caballos, ponys y otros animalitos que hacen ejercicios inverosímiles...

No hace falta que usted, querido don Álvaro, organice corridas de toros. Con apropiarse de la idea que Pombeiro tenía para esto de la Gala de Arte Equestre, ya llega. No se meta usted don Álvaro en lo de los toros... usted (Gonçalves) a los caballos; y estudie rapidamente lo de los circos también. Lo importante es facturar, ¿no cree?.

En fin... nosotros creíamos inocentemente que ese espectáculo internacional de los caballos podía servir al pobre Pombeiro para remendar cualquier descosido que pueda aparecerle con lo taurino. ¡Qué ilusos hemos sido!.

Se ve que a Pombeiro lo tiene usted para cubrir el expediente de las corridas de toros (4 para que no digan que usted no es generoso y se limita solo al mínimo obligatorio de 2). Pero que a Pombeiro le está prohibido ir más allá de eso; ni galas equinas ni rabos de gaitas. ¡Qué carajo, a ver si nos enteramos que quien manda aquí es don Álvaro ("Plateia Colossal", "o dono disto tudo")!, o si acaso, por delegación, don João Gonçalves, caballero de fina estampa -como cantaría Chabuca Granda- ya que no director de pista de un circo, aunque a alguno pudiera parecerle...



Artículo Anterior Artículo Siguiente