Tomás Bastos pasó la reválida de Vila Franca con muy buena nota y va sobrado para debutar con picadores...




www.tribunadatauromaquia.com - 
TRIBUNA da TAUROMAQUIA
+ Texto : Néstor SEGURA, en Vila Franca (crónica telefónica) -
+ Foto : Rosalea RYAN - 
Pulsar sobre cada imagen que quieran ver a mayor tamaño.

Está de moda, el público le sigue, el público portugués ve en el un segundo Marco Pérez. El aficionado lusitano habla de Tomás Bastos convencido de que va a acabar siendo una figura del Toreo. Sin embargo, el camino es largo, muy largo y no exento de dificultades. Convendría cierta prudencia.
Este jueves, Tomás ha triunfado otra vez, rotundamente, porque -además- el público presente en Vila Franca así lo proclamó a la salida de la plaza (¡qué listo Levesinho, dispuesto a pagar el dinero que Tomás no recibió en ningún otro sitio, dispuesto a ir a por los dos novillos donde los de Bastos dijesen... sabedor de que solamente con Bastos en el cartel podría llenar visualmente la plaza de Vila Franca!). 
¿Quien metió más público hoy en Vila Franca : Bastos o Talavante?. Quien esto escribe, está convencido de que Bastos arrastró más que Talavante. Tal y como andan de enfervorizados algunos sectores del cuerpo taurino portugués, probablemente -es algo que con exactitud nunca se sabrá- Bastos acabó por hacer que se vendiese el papel que hace dos días aún no se había vendido en taquillas.
Parte del Portugal taurino es así : un día iban en procesión detrás de Pedrito, ya en su época de novillero. Ahora, han decidido ir tras de Bastos. Y esto no ha hecho sino empezar...

Fueron a por un par de novillos de "La Cercada" -dos ejemplares de novillos sin picadores-, del tipo de toro que le gusta a El Juli. Lidiados astados de esta "tipología" en Coruche el 22-S pasado, sirvieron para que la escriba y el escriba que presumen de abanderar la crítica portuguesa, pusieran al maestro Julián como puta por rastrojo. 
De ese ganado que tanto gusta a El Juli, hasta el extremo de prestar un semental para que "La Cercada" avanzase hacia el tipo de novillo que produce... llegaron a Vila Franca dos novillos, elegidos por los mentores de Tomás Bastos. El primero fue perita en dulce. El segundo ya no fue como el primero.

Como excelente novillero que tanto apunta, Tomás aprovechó el primer novillo para demostrar todo lo mucho que hasta ahora aprendió de la mano de Luis Reina (Escuela de Badajoz). Mostró haber sido alumno de matrícula de honor o poco menos. Porque tanto con capote, como con muleta, evidenció desparpajo, variedad y categoría; protagonismo de torero fino en potencia; alardes a los que el novillete de 335 kilos colaboró y que pusieron al público de la Palha Blanco en pie varias veces. La plaza por momentos fue un clamor. Y Tomás Bastos, con aquel buen novillo de "La Cercada" formó, por qué no decirlo, un lío. 
Como, además, Tomás banderillea... y lo suele hacer bien, ¿qué más podía pedir aquella parroquia de feligreses enardecidos?. En Portugal se valora mucho, desde siempre, al torero, novillero... que pone los palitroques. Se le considera más completo, como si fuese mejor. Tomás sabía bien que las banderillas ayudarían a completar una faena tremendamente ovacionada por momentos. Y siendo el global magnífico, aconteció de tal forma que la dirección de corrida optó por sacar rapidamente pañuelos no solo para la más que merecida vuelta al ruedo del novillero, sino también para el representante de la ganadería de "La Cercada".

En su segundo novillo, Tomás Bastos no halló la colaboración en forma de la calidad pretendida en el astado. Era de "La Cercada" pero no era como el primero. Con 375 kilos el novillo iba a permitir ser lanceado de salida por el novillero con alguna vistosidad. Tomás buscó refugio -y bien- en chicuelinas como recurso, tal vez avistando que el animal no iba a ser lo claro que fue el primero. Como banderilleó bien -otra vez- los tendidos seguían calientes a la espera de un culminar faena con la muleta. Pero el de "La Cercada" estaba más cercano a un saldo fin de temporada que a un astado de "calidad garantizada" como parecía poder clasificarse el primero. De modo que el novillete se fue poco a poco... se veía venir que iba a menos y a menos se fue. Disfrazó Tomás la faena con la franela con cierta gracia y con notable empeño -siempre con ganas de agradar- pero aquello no fue ya ni por un asomo lo de su primero. 

El Toreo es esto : a veces no se puede, por factores ajenos;  indudablemente a veces no se puede, aunque se sepa y se quiera. Fue la historia de Bastos con su segundo novillo en Vila Franca.
Con su primero, en una especie de reválida de lo que ha sido su temporada como novillero sin caballos, Tomás dejó muy claro, alto y claro, que está ya listo para el debut con picadores en la próxima primavera y que esta reválida de hoy, en Vila Franca, la ha superado con muy buena nota. 
Mas tenga claro, el y sus mentores, que no siempre podrá -en actuaciones futuras con picadores- ir a buscar y elegir novillos ad-hoc en "La Cercada" y que no siempre tratarán con un Levesinho. 
Pero lo cierto y verdad es que el chaval tiene condiciones sobradas para enfrentar "La Cercada" y, si me apuran, la antítesis de "La Cercada". Y bien harán sus mentores en prepararle para todo lo que venga, como -sin duda- seguramente sabrán hacer.


Artículo Anterior Artículo Siguiente