"Sueño con un toro que tenga condiciones para poner este sábado la plaza de Nazaré boca abajo" (Rouxinol Jr.)


EUGÉNIO EIROA
 + Fotos : ARAÚJO MACEIRA
Pulsar sobre cada imagen que quieran ver a mayor tamaño.
_________________________________________________

"Triunfar, se busca triunfar siempre... mi padre me enseñó siempre eso, tener presente que el objetivo es triunfar y para ello, sea la plaza que sea, hay que conectar con el público. Y con el público solamente se conecta si ofreces en tu Toreo...verdad, riesgo, emoción, compromiso y... saber hacer las cosas cosas, saber torear, claro está; que esto no es salir ahí y clavar cuatro banderillas"...
Como un torrente nos habla este Luis Rouxinol Jr., con una mezcla de seguridad en si mismo y simpatía que por momentos apabulla al interlocutor, en este caso nosotros, evidentemente

---¡Menudo fin de semana, amigo : de lujo. Lisboa, corrida de gala; Nazaré, la gala de fin de temporada, procesión con la Virgen, luego corrida de toros...!. Está usted en todas...
---No me puedo quejar. Llevo una buena temporada, he pasado por muchas plazas importantes, he toreado con los mejores al lado... no me puedo quejar : aparte me han salido las cosas bien bastantes veces. Estoy muy contento, no se lo niego.

---Vamos por partes. Vuelve usted el sábado a Nazaré. En un cartel de 6, de esos en los que se hace presente el dicho aquel que se hizo famoso como título de un libro : ¡Camina, o revienta!...
---Volver a Nazaré es siempre motivo de satisfacción enorme. Aquel, público, aquella plaza tan especial, aquel ambiente... Vuelvo con mucho sentido de la responsabilidad contraída porque este verano creo que no estuve mal, creo que triunfé allí... y no puedo ahora dejar de impactar otra vez con mi Toreo...
---¡Vaya si triunfó!. Allí le vimos, en aquel ruedo tan pequeñito, diciéndole a los banderilleros que no echasen capotes al toro, que ya lo paraba usted a caballo... y casi nos da un infarto a los espectadores...
---Pero eso es lo bueno de la Fiesta, que cuando hay emoción, que cuando hay tensión, el espectador se apasiona. Vi que el toro no hizo caso al primer capote que le echaban... y dije a mis banderilleros, dejadme, que allá voy... y lo paré totalmente con el caballo. Pero ya he hecho esto en muchas plazas : grandes o pequeñas; son las circunstancias de la lidia las que mandan siempre. Lo importante es decidirte en un instante, tener seguridad en tus fuerzas y saber el caballo que montas y... ponerte a ello. Luego, el público, que no es tonto, lo agradece.

---Por cierto : alguien me dijo un día que los caballos, a veces, son como las personas, tienen también "días malos"... en este caso, "días malos" en una plaza. ¿Es verdad eso?
---Sí que lo es. Ellos son como nosotros solo que animales irracionales, claro está. Y unos más, otros menos, pueden tener un día de esos que llamamos malos... Por eso es muy importante entenderlos, trabajar en afinidad, en cercanía, dar confianza... los entrenamientos no son solamente para cuidar del estado físico como atletas que son... hay una parte digamos que psicológica -vamos a llamarle así-, de compenetración entre el cavaleiro y el caballo, que conviene no descuidar. Por eso nuestra vida como cavaleiros es de dedicación diaria y durante muchas horas a los caballos. Y por eso también, hay casos de caballos que se dan mal con un cavaleiro y sin embargo con otro van a las mil maravillas. Es un mundo muy complejo este, pero muy apasionante, en todo momento apasionante.

--- ¿Y qué es lo que más le atrae del cartel de este sábado que viene en Nazaré...?
--- Son muchas cosas : vuelvo a Nazaré como triunfador este mismo año en esa plaza. Eso hace que mi responsabilidad sea aún mayor. No puedo defraudar en modo alguno. Pero dependemos de un toro, solo un toro tengo esa noche... y la suerte ahí juega mucho. Yo tengo mucha fe en esta ganadería de Varela Crujo, que ha dado momentos muy buenos, en la Fiesta en Portugal. Y sueño con un toro que tenga condiciones para poner la plaza de Nazaré boca abajo. Porque no sé si usted ha pensado lo que voy a decirle : yo soy el que cierra el cartel de este sábado. Por tanto soy el torero que, como si dijésemos, va a meter la llave en la puerta y cerrar la plaza hasta el año que viene... mi toro y yo cerramos la temporada 2023 en Nazaré. ¿Usted se imagina que tenga suerte, salga un toro bueno y yo consiga formar un lío?, ¿no cree que sería un maravilloso cierre, que lo último que vean este 2023 los aficionados en Nazaré sea un éxito redondo mío... no sería un enorme recuerdo para ellos y también para mi?. Soy un afortunado al poder cerrar yo, precisamente yo, la temporada en Nazaré.
--- Le veo muy optimista...
--- No, no, no... no confundan mis palabras. Humildad, modestia, respeto, sacrificio... son mis principios. Lo que he logrado, lo he logrado a pulso, siguiendo el enorme ejemplo de mi maestro como torero y excelente padre que es. Sigo su estela y jamás me comportaré como un presuntuoso. Lo que pasa es que sueño cada cartel, idealizo, hago apuestas a mi mismo por superarme... y esa es la garantía que tiene el público, que donde haya un Rouxinol, saben que ese cavaleiro sale a la plaza a darlo todo, que por el no va a quedar... claro que luego pueden influir otros factores, pero la garantía de que salgo a darlo todo, esa la tienen de antemano, en Nazaré y en cualquier plaza, por pequeña o grande que sea.

---Por cierto, este viernes, usted y su padre, en una gran cita en Lisboa...
---Tanto a mi padre como a mi, es una gran satisfacción poder estar este viernes en la corrida de gala del Campo Pequeno. Para mi es un enorme orgullo poder torear al lado de dos grandes maestros, como son mi padre y el gran Pablo Hermoso de Mendoza, al que tanto admiro. Es un día grande, significativo en mi carrera, con la televisión por medio... ni que decir tiene que sueño con aprovechar a tope esta gran oportunidad que se me presenta.
---Todo enmarcado en una gran temporada como la que usted está protagonizando...
---Sí, ya le dije antes que estoy muy satisfecho de la temporada que estoy haciendo. Hubo momentos muy importantes en diversas plazas : Barquinha, Cartaxo, Montijo, Caldas, Nazaré, Abiul... muchos, toreando ganaderías de todo tipo, duras, "comerciales"... ni mi padre, ni yo, jamás hemos rehuído torear todo tipo de toros. Y como mi padre bien dice : todo toro, por complicado que sea, tiene su lidia; y nuestra obligación es procurar dársela, salga de ahí brillantez y triunfo, salga de ahí una faena digna aunque menos lucida; pero el torero debe de entregarse siempre, al máximo posible...

---No le pregunté por cómo han respondido sus caballos en esta temporada...
---Bien, realmente bien. Estoy también muy contento con ellos; los que tenían que crecer y evolucionar lo han hecho; y los que tenían que sostener lo mucho que saben hacer, lo han sostenido; contento también con los nuevos y las perspectivas que vienen apuntando. Y ya estamos preparando dos o tres más para la temporada venidera... porque también sabemos que los públicos quieren y agradecen las novedades que les podamos ofrecer, como es incorporar poco a poco nuevos caballos.
---Hablando de la próxima temporada. En esta usted ha demostrado no una, sino varias veces, que puede estar y está a la altura de los mejores. Ha estado acartelado al lado de otros con más años de oficio y con más nombre y... no ha desentonado lo más mínimo. Ha demostrado que lo suyo, aún tan joven, no es casualidad de un día de vez en cuando, es norma de casi todas las tardes, por no decir de todas. Es usted un cavaleiro ya hecho y derecho a la altura de los grandes... ¿Qué espera entonces de la próxima temporada 2024?
---Pues espero y deseo que sea la de mi -perdóneme la expresión- "consagración" definitiva. Yo sé que me he metido en el pelotón de cabeza ya, tras unos años de trabajo árduo y un sin fin de horas de entrenamiento diario. He tratado de aprovechar todas las oportunidades y ha ido bien. He logrado meter la cabeza ya ahí, donde se "cuece" todo, digamos así. Ahora, en el 2024, mi aspiración es redondear ese esfuerzo, decir con rotundidad, alto y claro, que quiero ser figura del Toreo. No vean inmodestia en mis palabras, por favor; vean la sana aspiración de un joven ilusionado, trabajador, que quiere llegar muy lejos en la Tauromaquia, como ha conseguido llegar mi padre.



3 fotos de su noche triunfal este mismo verano, en Nazaré


Artículo Anterior Artículo Siguiente