Editorial) Sobre el supuesto escándalo de El JULI en Coruche : unas consideraciones necesarias...

El Juli, en Coruche, con uno de sus "gatitos"




El Juli toreó el pasado viernes en Coruche. 
Y a la salida de esa actuación, en el "día después", cosechó furibundas críticas de un par de escribas portugueses. Mismos escribas, por cierto, que en días precedentes pregonaron la conveniencia y excelencia de ir a Coruche a ver torear a El Juli, en vistosos anuncios y reclamos... ad hoc.

Indignados, soltando sapos y culebras, estos redentoristas vienen a escena rasgándose las vestiduras porque, para ellos, El Juli toreó dos "gatitos" en la arena coruchense y de paso se carcajeó y tomó el pelo a los aficionados portugueses, dando a entender que poco menos que robó el dinero que se llevó por actuar...

Leyendo semejantes asertos y pensando un poco sobre el fondo del asunto, cualquier lector con un mínimo de inteligencia llegará a la conclusión de que El Juli torea "gatitos" --si es que así fuere- en Coruche, porque los empresarios de Coruche así lo han querido y así lo han contratado. 

Es decir : El Juli cobra determinados miles de euros por torear en Coruche, dos toros de determinada ganadería que el demanda como exigencia para actuar en esta plaza portuguesa
Por tanto : los empresarios de Coruche contratan a El Juli y con el a los toros, toretes o "gatitos" necesarios para la función desde la exigencia del torero. 

Si los empresarios de Coruche no quieren que se lidien en su plaza esos "gatitos", pues lo tienen muy fácil : o pagan más a El Juli para que toree "otra cosa", o no contratan a El Juli y los "gatitos"...

Como bien pueden imaginar nuestros lectores, ni la escriba, ni el escriba, escriben ni una línea sobre la responsabilidad obvia que en este asunto tienen los señores empresarios de Coruche. ¿No conviene decir algo al respecto, tienen miedo a que luego no les contraten publicidad...?. Lo que sea, pero no escriben ni línea. 
Y así vamos, manipulando de modo torticero la realidad de los hechos. 

El Juli puede ser todo lo que queramos de indeseable por exigir toros como "gatitos" para torear en Coruche. Pero tan culpable o más que el... serán los empresarios que aceptan contratarle sabiendo que ello comporta también ponerle a su disposición supuestos "gatitos" para que los toree...

Y vamos a hablar más claro aún : si tan exigentes quieren ser con El Juli respecto a la condición de los toros a torear en Portugal, repásense el reglamento portugués, vean lo que dice sobre pesos y edad de los astados a lidiar y verán que se permite reglamentariamente -en Coruche- lidiar novillos (Sí, ¡NOVILLOS!) con tal de que pesen 450 kilos y tengan 3 años y 1 día de edad (o sea, novillos)... 

Si tanto les escandaliza ver a El Juli en Coruche toreando lo que toreó... sean coherentes estos sepulcros blanqueados, exijan que inmediatamente se eche abajo el reglamento portugués y se elabore uno nuevo...
¡Basta ya de tanto fariseo!, ¡basta ya de tanto sepulcro blanqueado!.




www.tribunadatauromaquia.com - 
TRIBUNA da TAUROMAQUIA
+ Fotos : Rosalea RYAN, en Coruche 
Pulsar sobre cada imagen que quieran ver a mayor tamaño.

El Juli en Coruche, con otro de sus "gatitos"




Artículo Anterior Artículo Siguiente