El cavaleiro Marcos Bastinhas despide a su compañero "Goya", el caballo "crack"...




Texto de EUGENIO EIROA - Foto de despedida del cavaleiro Marcos Bastinhas al caballo "Goya" presente en la página oficial del torero; composición sobre una imagen captada por Pedro Batalha, empleada en la red social Facebook por el propio Marcos Bastinhas.

---------

Era un crack, "Goya" era uno de los cracks de la cuadra del cavaleiro Marcos Bastinhas. Y falleció hace tan solo unas horas. 

Cuando muere un caballo que ha sido capaz de trazar en la arena -de la mano de su cavaleiro- auténticas obras de arte con sus vistosas y ajustadas evoluciones... se produce en los verdaderos aficionados al Toreo a Caballo una inevitable sensación de profundo pesar, porque se sabe que lo que se pudo ver en diferentes espectáculos, ya no se verá jamás...

"Goya" partió antes de tiempo. Y por eso la desolación de su dueño, Marcos Bastinhas, era hoy especialmente visible, constatable.

Algunos creen que "Goya" era de temperamento difícil, pero su dueño lo entendía a la perfección y ambos acababan haciendo sobre la arena cosas maravillosas. Esa era la realidad final.

Era un formidable caballo. Capaz de inventar sucesivos quiebros al toro en un palmo de terreno, hasta volver loco al astado. Marcos hablaba y no paraba de "Goya" en la pasada temporada ya, como aquel día en Estremoz. Para el era "un verdadero crack". 

En Nazaré, el año pasado, Bastinhas sacó de inicio a otro gran caballo, Invictus, en el segundo toro de la noche, pero con el que firmó la faena, con el que cerró una gran noche en la plaza del Sítio, fue con "Goya", al que veía crecer y superarse semana a semana, corrida a corrida...

Un año después, "Goya" era un imprescindible en todos los grandes compromisos, un gran caballo ahora que el cavaleiro estaba disfrutando de la plenitud a la que parecía haber llegado el "crack" equino... Pero este se ha ido, antes de tiempo, como queriendo dejar saudades, la miel en los labios de los aficionados, que soñaban seguir viendo a este "Goya" caballo-torero pintar más y más cuadros de singular belleza en las plazas, formidables estampas taurinas, de poderío y belleza, que unidos cavaleiro y caballo llevaban ya un tiempo ofreciéndonos.

O cavaleiro elvense Marcos Tenório Bastinhas tomou a alternativa numa corrida realizada no Campo Pequeno, em Lisboa, em 10 de Julho de 2008 (cumpriu 15 anos de alternativa no mes último), tendo como padrinho seu pai e como testemunhas Paulo Caetano e João Moura Caetano. Lidou em primeiro lugar o toiro "Culebrón" pertencente, como os restantes à ganadaria de Maria Guiomar Cortes Moura, numa noite em que a praça se encheu por completo na Catedral do Toureio a cavalo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente