Contamos-lhe tudo o que deve saber sobre as corridas em Campo Pequeno neste 2023


La temporada en la plaza de toros de Campo Pequeno, en Lisboa (debemos seguir llamándola así por mucho que hayan reducido a 4 el número de corridas de toros que allí se dan) sigue siendo un cierto enigma porque así lo han querido y quieren algunos elementos del sector taurino desde "toreros" a "ganaderos" que se creen que aquello es una fuente que con solo abrir el grifo escupe doblones de oro como aquellos que en los siglos del esplendor colonial traían los galeones procedentes de las Indias...

No es nueva esta actitud de algunos que siguen sin comprender la importancia que tiene sostener, como llama viva, esas 4 corridas anuales en Lisboa, siendo ahora mismo fundamental llenar aquella plaza y dar testimonio así de la vigencia de la Tauromaquia en la capital de Portugal, como punto de partida de cualquier hipotético proyecto de futuro, que permitiese ampliar a 6 u 8 el número de corridas a celebrar anualmente en el legendario "Campo Pequeno".

Es cierto que las semanas van pasando y bueno sería conocer ya los carteles definitivos. Pero son varios los factores que inciden. Y aunque se sabe que hay toreros como Bastinhas o Moura jr. ya contratados en firme, no es seguro del todo que vayan a torear en Agosto, pudiendo hacerlo en una de las 2 corridas previstas para el mes de septiembre en la plaza lisboeta. 
Todo está en el aire y a la espera -también- de que algún personaje taurino invitado a torear en Lisboa y engrandecer una noche importante en favor de la Tauromaquia portuguesa, se digne aceptar la propuesta que le han hecho. Si el personaje dice sí, se podrá avanzar con un cartel sino espectacular, sí realmente atractivo, en una fórmula de 6 cavaleiros y un cartel inter-generacional que podría resultar muy vistoso y... ¿por qué no?, atractivo. Pero claro... si el personaje dice no... toca recomponer el proyectado cartel, o incluso trasladar "toreros" de este cartel a otro de los 3 que componen lo restante de la temporada de 4 funciones.

Una cosa sí está cerrada y si no oficialmente anunciada, sí asumida como no hay vuelta atrás por parte de la empresa. Es el cartel de la llamada gran noche de los Ribeiro Telles, apertura del "año taurino" en el Campo Pequeno y en la noche del 14 de julio venidero. Alternativa de Antoñito Ribeiro Telles, celebración de los 40 años de alternativa de António Ribeiro Telles, en la arena la compañía completa de los Ribeiro Telles en activo, con Joaozinho, Manuel y Tristão. Una noche para la nostalgia y el recuerdo de la que ya se habló semanas atrás y que marcará un momento de celebración y, qué duda cabe, histórico también.

En agosto estaban previstas dos corridas, pero finalmente podría darse solamente una, allá por el 25 de agosto -muy interesante usar las noches de sexta-feira y no las quintas-feiras para los espectáculos, lo que ayudará a que vaya a Lisboa gente de otras poblaciones, al estar ya las corridas en el fin de semana-. El empresario Pombeiro decidirá si quiere ir adelante con una corrida de 6 cavaleiros o con una de 3. 
Dadas las circunstancias antes descritas del personaje que se lo está pensando... es probable que aparquen la corrida de 6 para el mes de septiembre y avancen con una de 3 toreros a caballo. El reto en este caso es poner toros de Murteira Grave y enfrentar Marcos Bastinhas versus João Moura Jr. pero en vez de un mano a mano con estos dos solos, cerrar el cartel con un torero a caballo importante, pero muy acostumbrado a los encastes murubeños... desafiarle frente a Bastinhas y Moura II pero con toros no habituales por medio... Este tercer integrante del cartel también se lo está pensando. Si esta misma semana acepta, el cartel se cerraría ya y podría conocerse, porque los forcados de Montemor y Évora ya han dado su OK para una corrida del tipo de la descrita.

El empresario de Lisboa va a intentar echar el resto en dos fechas de septiembre, que funcionarían como una "mini feria", dos dias continuados de toros en Lisboa. Uno sería el jueves 8 de septiembre, el otro sería el 9 de septiembre. En una de esas fechas habría una corrida mixta, pero bien montada, nada de esas chapuzas  de mano a mano entre un cavaleiro y un matador. Nada de eso : dos cavaleiros y para ellos 3 toros : uno de ellos lo lidiarían por colleras. 2 grupos de forcados : uno de los toros lo pegariam conjuntamente los dos grupos. Y el cartel completado con 2 importantes toreros de a pie y para ellos 4 toros... Parte del cartel tendría ya contratados y parte del cartel está por cerrar en próximas fechas también. Va a depender de algún factor externo que si saliese bien en las gestiones en marcha, sería de brillo y prestigio para la Tauromaquia portuguesa en esa noche setembrina. Pero... de entrada, solo iniciarse gestiones para avanzar con este cartel, el empresario lisboeta pudo constatar el grado de irresponsabilidad y de insensibilidad por parte de algún torero, que confundió estar de moda la pasada campaña con una especie de patente de corso para pedir el oro y el moro por torear este año en Lisboa. Lógicamente este torero se ha quedado fuera de los carteles, so pena de tener que colocarse el empresario Pombeiro con una gorra pidiendo esmolas a la puerta de las iglesias...

Cada año parece más difícil aunar voluntades, convencer a quienes por portugueses y por ser agentes taurinos cercanos, deberían de poner algo más de su parte y ayudar a que Lisboa no se pierda y pueda entrar en una senda incluso de cierta recuperación. Evidentemente, con actitudes como las dos que quedan referenciadas en este texto, y algunas más que no merece la pena ya referir, lo raro es que el tal Pombeiro no haya perdido ya los nervios y no haya sido ingresado en un sanatorio de reposo en el Caramulo. Probablemente tiene ya con los años tal correa que... está casi a prueba de bombas; ya nada le sorprende en este tan complicado y a veces tan ingrato como ridículo mundo de los Toros en Portugal.

Quedará finalmente una fecha más en Septiembre -al margen la de la corrida mixta- para dar Toros en Campo Pequeno. Y sabido es que el empresario Pombeiro, al mejor estilo Manuel Gonçalves, es un defensor de las corridas de 6 cavaleiros... 
Gonçalves decía que siendo 6 toreros y cada uno con un solo toro, salen a comerse unos a otros, a darlo todo... Si tienen 2 toros cada uno, como en las corridas de 3 cavaleiros, entonces, como generalmente ponen por delante tras el sorteo el que crean peor toro... a poco que eso constaten -que es de peor condición- cuando ese primero sale, te meten por medio a los banderilleros para que hagan el trabajo sucio, se emplean poco y se guardan para el segundo toro de su lote... mientras que en las de 6, al ser un solo toro, no les quedan más tomates que ir a por todas... desde el primer minuto.
Esa era la teoría de Gonçalves, que un día escuché de sus propios labios. Ya a día de hoy, no hay duda que Pombeiro -que fue "alumno" de Gonçalves- es un buen seguidor de aquella teoría de antaño del saudoso empresario taurino ya fallecido.
Por eso, en una de las dos fechas de septiembre no faltará una corrida de 6 cavaleiros. Y para vestirla bien vestida, será de Gala á Antiga Portuguesa, con todo el cortejo y figurantes, evocativo de las "touradas reais"... ¿El cartel?. Si el personaje que se lo está pensando dejase de estar por la labor de decir "no"... quedaría un cartel muy bonito, evocativo de otros tiempos y con contraste -al unísono- con los nuevos... Tauromaquias con sabor añejo, revolucionarias incluso cuando surgieron con sus protagonistas (3) y tauromaquias con sabor actual (otros 3 toreros a caballo), que en nada desprecian esencias antiguas, pero que se perfilan ya acordes a la realidad de los tiempos actuales... Si el personaje que se lo está pensando dijese sí, con el envoltorio de la "tourada real" o "a la antígua portuguesa", quedaría un cartel y una noche muy bonita. Si el personaje dice finalmente "no"... habrá de torturarse otra vez Pombeiro a ver cómo se las ingenia para componer y remendar ese buen cartel ideado, buscando fórmulas que igualen o mejoren lo que inicialmente pensó.

Ser el empresario de las 4 corridas de Lisboa no es tarea nada fácil. Lo peor es que cada año que pasa, las cosas se complican más y más y colaborar a que la Tauromaquia sobreviva en "Campo Pequeno" empieza a ser algo solo al alcance de la mente de unos cuantos "agentes taurinos", desgraciadamente no todos, tampoco casi todos siquiera. Y esto es lo peligroso : constatar que algunos siguen jugando con fuego y a tensionar la cuerda. Demasiados hipócritas andan sueltos.

-------
tribuna da tauromaquia 
by EUGÉNIO EIROA
Fotografia : ARCHIVO
Recuerde : imágenes a mayor tamaño si hace click sobre ellas).
-------

Artículo Anterior Artículo Siguiente