Viendo esto, habrá que preguntarse por qué...





Festival Taurino en Reguengos de Monsaraz. Cartel que no era de desconocidos. Alinearon hasta 7 cavaleiros, incluido el repetitivo Tristão. Y 3 grupos de forcados. La plaza no se llenó, ni mucho menos. ¿Habrá que preguntarse por qué?. Habrá que preguntarse por qué, cuando tan necesario es que las plazas se llenen o estén cercanas al lleno. 20 euros anunciaron que era el precio de 1.500 entradas (las que se suponían como más populares). Para un festival, ya le llega, ¿no?. Pero puede que no sea la única causa. No arrastran realmente gente quienes ofrecen más de lo mismo. Muchos de los que van son parientes, allegados, gentes propiamente del medio taurino; los habituales... Falta el público en general. La Tauromaquia sigue pidiendo a gritos, innovación, reinvención y toreros-cavaleiros que revolucionen esto. Hay demasiado más de lo mismo. Y empresarios demasiado prisioneros de compromisos reiterados e intercambio de cromos. Hagan algo, antes de que sea demasiado tarde. (Fotos de los aficionados, en redes sociales, este mismo fin de semana).
-------
tribuna da tauromaquia 
Recuerde : imágenes a mayor tamaño si hace click sobre ellas).
-------

Artículo Anterior Artículo Siguiente