Vai rápido sua recuperação) Soraia Costa, finalmente, não vai perder a temporada

Soraia Costa : pronto va a estar de vuelta...

TRIBUNA da TAUROMAQUIA
___

La cavaleira de alternativa, Soraia Costa, que fechas atrás sufrió un aparatoso accidente -que afortunadamente no tuvo las graves consecuencias que se podían temer- al ser expulsada del caballo que montaba con violencia por el equino, un potro complicado que estaba "debastando"... está mejorando a pasos agigantados de las lesiones sufridas inicialmente en aquel día de gran susto, por el que tuvo que ser evacuada de urgencia desde las instalaciones hípicas donde trabajaba con aquel animal hasta un hospital cercano.

La buena noticia es que la llamada "Cavaleira do Norte" vuelve a sonreír, ante el hecho de poder acortase los plazos de recuperación inicialmente previstos. Los exámenes de que está siendo objeto confirman la mejoría notoria y su columna vertebral está recuperando índices de normalidad que permiten pensar en una vuelta a la actividad de montar y entrenar -al menos con los caballos de máxima confianza- poco a poco, en semanas próximas, por lo que el temor de perderse la temporada o buena parte de ella va a poder disiparse. Es más, si -como parece- Soraia Costa pudiese reanudar sus entrenamientos ya en el mes de marzo, no cabe duda que el parón, al haberse producido el percance en el tiempo de "defeso", no alterará mucho los planes de la cavaleira de Santa María da Feira para la nueva época.

"Gracias a Dios las cosas están yendo bien, la recuperación marcha por buen camino y mi cuerpo se está recuperando con celeridad del impacto aquel día sufrido. Estoy contenta y dispuesta para reanudar mi camino como cavaleira de alternativa que soy...", dijo a la TRIBUNA da TAUROMAQUIA esta joven cavaleira, denotando en sus palabras una fuerza, un entusiasmo y una confianza en si misma que saltan a primera vista.

La cavaleira Soraia Costa quiso aprovechar el contacto con la TRIBUNA da TAUROMAQUIA para "agradecer de todo corazón y muy especialmente, los cientos y cientos, las incontables muestras de cariño y afecto, recibidas en forma de mensajes en las redes sociales, e-mails y llamadas telefónicas incluso a mi familia, transmitiéndonos sus mejores deseos en cuanto a mi recuperación, mensajes que nunca esperaba tener tantos y que me han emocionado notablemente en aquellos primeros momentos. A todos los que se molestaron en contactar por todos los medios que lo hicieron, mi agradecimiento repito y mi bem hajam!..."

Soraia Costa sigue estos días un plano de recuperación física que le permite andar y moverse en una especie de vida normal que desembocará con el paso de los días y semanas en una paulatina vuelta a la actividad con los caballos. "Esto se lleva dentro y, la inactividad, qué duda cabe, te hace pensar pero también te hace echar en falta el contacto diario, el trabajo diario con los caballos, pero gracias a Dios pronto estaré de nuevo en lo que era mi habitual día a día. Me siento bien, francamente bien y espero ya ansiosa el momento de volver al contacto con mi realidad diaria...", explicaba la cavaleira tauromáquica.

Soraia espera ahora, una vez confirmado que no se va a perder nada de la temporada que acaba de arrancar, que le den las oportunidades que sin duda merece y que promotores y empresarios no olviden que ella está ahí, valiente y dispuesta siempre, a afrontar los retos que se le propongan. Quienes la conocen saben que ese es su carácter, indomable -valga la expresión-. Tiene entre ceja y ceja que esto, ser torera a caballo, es lo que le gusta y le realiza y... no solo no arroja la toalla, está dispuesta a llegar lo más lejos posible. 
Para ello, obviamente, falta hacen las oportunidades y que en este Portugal das Touradas, de verdad, se vaya dando paso a los jóvenes y se viva menos del cuento del pasado, de la resurrección cada dos por tres -para torear algunas corridas aisladas- de las viejas glorias (aunque lleven años sin torear), que tienen mucho mérito -qué duda cabe- pero que no pueden sistemáticamente estar ocupando lugares en carteles inventados (padres e hijos, dinastias y repetitivas monsergas) que deberían de dar paso -de una vez- a una renovación verdadera y no falsa que la Fiesta taurina en Portugal necesita.





________
Artículo Anterior Artículo Siguiente