"Don Domingos" -que no don Quijote- no tiene un pelo de tonto... en una Tauromaquia portuguesa en descomposición

Domingos Porfirio, en una de sus imágenes favoritas como director de corrida, imagen tomada en su día por Tiago Caeiro (Mundo Taurino) y que Porfirio -segundo por la derecha- guarda con especial esmero.



TRIBUNA da TAUROMAQUIA
by Eugénio Eiroa.
___

1) Domingos Porfirio es director de corrida en el contexto de la Tauromaquia portuguesa. 
A Domingos le atribuyó -una señora que se pasó de lista- una denuncia ante la GNR, "la autoridad competente", por los hechos acaecidos contra su persona, al hilo del festival de Granja (lo de los dos supuestos violentos-borrachos).
Domingos Porfirio no presentó denuncia, acción que alguna escriba le atribuyó, por lo que varios medios, entre ellos este, haciéndonos eco de la atribución -que tenía su lógica-, referimos que tal cosa había sucedido. Y no es verdad : Porfirio no presentó "queixa" (denuncia).

2) Pero Domingos Porfirio es un tipo listo, espabilado, que parece saber por dónde anda.
Domingos Porfirio levantó acta de lo que tuvo que aguantar, durante y después de la corrida, por parte de los dos supuestos violentos-borrachos, con detalle y circunstancias detalladas y pormenorizadas en su informe. Y todo eso, como corresponde, fue enviado por don Domingos al IGAC (dependiente del Ministerio de Cultura), organismo que tutela las corridas de toros en Portugal, organismo del que Domingos Porfirio es delegado. Corresponde ahora, en buena lógica, al IGAC, hacer lo que debería hacer... defender ante la autoridad competente o donde corresponda, el buen nombre e integridad de su delegado en el festival de Granja. Y en lo posible, lograr que energúmenos como los que hicieron amarga la tarde a Domingos Porfirio puedan andar por ahí haciendo barrabasadas en la mayor impunidad.
Queda perfectamente clara esta parte de lo de Granja y el protagonismo en ella del Director de Corrida. Pero hay más cosas...

3) Durante el festival, el director de corrida, Domingos Porfirio, no se apercibió de la presencia de un niño de muy corta edad -junto a su padre y su abuelo- en una trincheira, en el callejón de la plaza de Granja, cosa que en modo alguno puede ni debe ser permitida. 
Pero a las pocas horas de suceder lo del niñito en el callejón, el director de corrida de Granja se encontró con la foto del niñito con su padre y abuelo en el callejón, no solamente en las redes sociales, sino en un medio de comunicación... Domingos Porfirio -cumpliendo con su deber- levantó acta del "caso del niñito" y la ha remitido al IGAC (Inspeção-Geral das Atividades Culturais). Cabe esperar que el IGAC, ahora, haga lo que cabe hacer y llame al orden a quien o quienes deberían de saber -ya son mayorcitos- que en un callejón/trincheira/burladero solo puede estar quien está debidamente autorizado... nunca un niñito de corta edad.

4). Cuando el director de corrida, don Domingos, se encaminó al sorteo de las reses a lidiar en el festival, alguien ya le había dicho que el torete de Paulo Caetano estaba ya adjudicado directamente de antemano al hijo del ganadero, el cavaleiro Moura Caetano y... que de ello ya estaban al corriente e informados los otros 5 cavaleiros integrantes del cartel. 
Pese a ello y para curarse en salud, Domingos Porfirio preguntó antes del sorteo a la representación de los 5 cavaleiros si eran conocedores de tal acuerdo (lo del cavaleiro que venía con el torete debajo del brazo) : es decir, si tenían algo que objetar...  Y ante la complacencia general de los presentes (que alguien hasta interpretará legitimamente como complicidad con el amaño)... viendo que todos los otros cavaleiros iban a gusto encima de la burra (por utilizar la expresión española), el director de corrida dio via libre al sorteo de las 5 reses restantes para los 5 cavaleiros restantes...
¿Podía haber hecho más don Domingos?. Viendo que el apaño estaba consensuado por el promotor del espectáculo (don Florindo) junto con el primer "pecador" (Moura Caetano) y los otros cinco "pecadores cómplices" del asunto (por no haber alzado la voz ni uno de ellos -o sus representantes- manifestando su disconformidad ante el sorteo parcialmente amañado que se iba a celebrar)... hasta cierto modo es comprensible que don Domingos se encogiese de hombros y en su fuero interior pudiese exclamar un ¡allá ustedes!...

Pero lo cierto es que esto está podre... y que así no vamos a parte alguna. Porque ya no es que se repita el escándalo del año pasado en Serpa, ahora en Granja. Es que esta burla de huir del sorteo de las reses propiciándose amaños con estos del cavaleiro que viene ya con su res debajo del brazo... es que esto pretenden seguir imponiéndolo, pretenden -¡quien sabe!- convertir este detestable proceder en norma... porque se está tratando de organizar un festival taurino también en Portugal, próximamente, en donde -TAMBIÉN- aparezca el torero con el torete ya previamente adjudicado, fuera de sorteo pues... Otro espectáculo que se pretende organizar con amaño previo...

¿Culpa de quien, que todo esto suceda...?. Culpa directa de unos y culpa indirecta de quienes "tragan" por esto; tragan -humillándose- por las imposiciones de otros que se dicen compañeros de profesión. Tan culpable es el "pecador" que huye del sorteo con su artimaña (yo toreo "mi" toro), como los otros colegas de cartel que no se enfrentan, que no hacen como hizo Luis Rouxinol Jr. con toda la dignidad del mundo en Serpa, dando un puñetazo encima de la mesa y diciendo basta... 
De Serpa, hace un año, salimos con una primera lista de "pecadores" directos (los que llevaban el torete de casa bajo el brazo huyendo así del sorteo) y una primera lista de "calzonazos" que tragaron por aquella imposición, que -faltos de valentía- no dijeron ¡basta!, si quieres torear así, toreas tu solo, vosotros solos, porque nosotros nos vamos... se sortea todo para todos... o chanchullos fuera del sorteo, ninguno... 
Pero no... ahora, en Granja, se repite la historia : la de los "pecadores indirectos" o "colaboracionistas" sin personalidad alguna para enfrentarse y parar esto que está llevando la celebración de espectáculos taurinos al desprestigio al torpedearse los sorteos de las redes, lo que se hizo toda la Vida... 
Y los nombres y apellidos de estos que colaboran con su pasividad y cruzarse de brazos a que la Fiesta siga perdiendo prestigio, seriedad, categoría, están en el cartel :
Filipe Gonçalves
Marcelo Mendes
Salgueiro da Costa
Andrés Romero
Mara Pimenta
Son cinco personajes junto a Moura Caetano, que los aficionados de verdad a la Fiesta de los Toros, deberían de tener bien presentes, porque son protagonistas con lo de Granja de otra trapisondada que solamente daño puede hacer a la Tauromaquia Portuguesa. Uno porque exige torear lo que trae bajo el brazo desde casa. Los otros porque tragando por aquello, no defienden, no amparan sino que empujan -más aún- la Fiesta al atolladero.

Y hace un año, menos de un año aún, ya hubo escándalo en Serpa, cuando João Moura, Filipe Gonçalves y el praticante Joaquim Brito Paes pretendían torear novilletes adjudicados a dedo, sin pasar por sorteo. Mientras, los otros tres del cartel : Manuel Telles Bastos, Luis Rouxinol Jr. y Francisco F. Nuncio tendrían que sortearse tres reses... Eso se peretendía : un amaño de padre y señor mío, con el que se encontró Luis Rouxinol Jr. a la hora del sorteo. Este cavaleiro, valientemente, dijo ¡basta!, cogió sus caballos y su camión y se volvió a casa negándose a torear y a participar en semejante apaño... Curiosamente, ni Telles Bastos ni Francisco Nuncio dijeron ni pio, "tragando" por las imposiciones del llamado "trío de la bencina" : Moura padre, Filipe Gonçalves y Brito Paes... 

Viendo que en Serpa los protagonistas directos e indirectos del amaño fueron unos y... ahora en Granja aparecen otros haciendo lo mismo (sean "pecadores" directos o tristes "colaboracionistas")... Sabiendo que esta semana se estaba tratando de organizar otra falcatruada de este tipo para otro festival... hay que concluir que esto comienza a cheirar a podre, por lo que es muy urgente que el IGAC siente en una mesa a los agentes taurinos y les exija que se garantice el sorteo puro en todos y cada uno de los espectáculos a celebrar -sean festivales, corridas, o lo que sea...-.
Todo menos dejar que este barco navegue, cada vez más, a la deriva... hasta que choque con las piedras y se hunda definitivamente.
_________

Hace un año... en Serpa. Ahora en Granja. Y ya están esta semana preparando otro festival con otro sorteo medio amañado... ¿Hasta cuándo esta vergüenza...?




Artículo Anterior Artículo Siguiente