Por Jesús López Garañeda / Federación Taurina de Valladolid
Imágenes de Juan Fermín Rodríguez
_____

La memoria de Julio Robles sigue viva en Salamanca para los aficionados


Veintidós años después, el acto a las puertas de la Glorieta, esa plaza emblemática salmantina que aupó, significó y aplaudió al diestro Julio Robles, ha sido seguido por una muy nutrida representación de aficionados.

La ofrenda floral a los pies de la estatua de Robles que recoge, brazos abiertos, el saludo del público ha sido hecha por el alcalde de la ciudad charra, Carlos García Carbayo junto al picador Víctor García “El Legionario” quien estuvo a las órdenes del torero desaparecido. A continuación los sobrinos y familiares hicieron lo propio ante la escultura.

La Banda de Música de Salamanca interpretó pasodobles a lo largo del acto y el toque de oración muy emotivo tras el responso laudatorio y recordatorio hecho por el capellán de la plaza Constantino Cascón.

Fue extraño, al menos para mí, no ver ningún torero, ni viejo ni joven acompañando este singular acontecimiento que pone en marcha la Asociación de Peñas Helmántica y el Ayuntamiento de Salamanca, aunque repasando los grupos he distinguido a Alejandro Marcos.

Los aplausos del público que concurrió a la plaza de la Glorieta cerraron el emotivo acto.

En el siguiente reportaje gráfico de José FERMÍN Rodríguez algunos momentos de la mañana.