tribuna da tauromaquia
by Magaly Zapata, corresponsal en América, texto y fotos de archivos.

Como no podía ser menos, la "Peña Cultural Taurina Femenina Ángel Teruel" recuerda estos días a su torero, Torero de Lima, a un año de su partida. 

Con una misa a las 6 pm en la Parroquia San Felipe Apóstol, en Lima, se enaltece el recuerdo del torero desaparecido y se ruega por su alma.  

Entre las fundadoras de la peña, y en especial las hermanas Techy y Ena Moyano, surgió una amistad que se trasladó a una relación familiar, teniendo en Doña Raquel, su madre, y la madre del maestro Teruel el vínculo más cercano entre las familias. 

Desde esta página de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA nos sumamos al recuerdo del maestro de Embajadores, porque además fue predilecto de la afición de Acho, considerado Torero de Lima, una vitola que recibió de la afición tras sus dos escapularios de oro consecutivos, trofeo de la feria limeña, y porque supo ganarse el cariño y respeto dentro y fuera del ruedo. 

En la memoria de los aficionados del ayer siempre estaba aquella encerrona en Acho con toros de Mimiahuapan, que su peña ayudó a organizar ante expresa solicitud del maestro y compromiso de devolver a Lima tanto cariño que recibía. 

Y así sucedió un 27 de febrero de 1972, incluso hasta se desmayó avanzada la tarde que las crónicas de la época señalaron “Una tarde de pundonor y calidad, hermosa dimensión humana, Teruel y la angustia del triunfador”.

Ángel Teruel, saludando en Acho (Lima), junto a un entonces joven José María Manzanares


Representantes de la histórica peña limeña, en una reciente manifestación en defensa de la Tauromaquia en el Perú.



Triunfal vuelta en Acho


En una barrera de la plaza limeña de Acho, con "mamá Raquel", como el decía.



En esta foto de la época con sus compañeros, el director de la página "El Comercio" Don Manuel Solari "Zeñó Manué" y el ganadero Dr. Rafael Puga Estrada

Ángel Teruel, ya en sus últimos años, en su finca, en España

En otra de sus estancias en Lima

Con algunas de las integrantes de su peña femenina, en Lima

Nunca rehuyó participar en acciones benéficas