Ávila homenajea al maestro Andrés Hernando en el 60º aniversario de su alternativa

"In Del Toro al Infinito"


Ávila homenajea al maestro Andrés Hernando en el 60º aniversario de su alternativa


Acto de homenaje al maestro Andrés Hernando en la plaza de toros de Ávila

"Soy abulense adoptivo", ha dicho Hernando a la prensa, muy emocionado, en referencia a su matrimonio con Sonsoles Aboín, también presente en el homenaje, junto a varios miembros de su familia.




Ávila homenajea al maestro Andrés Hernando en el 60º aniversario de su alternativa

La plaza de toros de Ávila acogió este viernes un homenaje al maestro Ándrés Hernando para celebrar la efeméride.

Este tributo, organizada por la Peña Taurina Abulense con la colaboración del Ayuntamiento de la capital, se ha celebrado en la plaza de toros de Ávila, inaugurada el 21 de julio de 1967 por el propio Andrés Hernando, a quien acompañó en el cartel Victoriano Valencia y Manuel Benítez "El Cordobés".



Ante unas 1.500 personas, Andrés Hernando ha vivido con gran emoción este reconocimiento en el que han participado el consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Castilla y León, Gonzalo Santonja, así como el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el presidente de la Diputación, Carlos García.

"Soy abulense adoptivo", ha dicho Hernando a la prensa, muy emocionado, en referencia a su matrimonio con Sonsoles Aboín, también presente en el homenaje, junto a varios miembros de su familia.

Ante los periodistas y después ante el público, Hernando ha recordado el "momento cumbre" que supuso para él participar en la inauguración de la plaza de toros de Ávila, que registró un lleno absoluto en aquella corrida televisada en la que los tres diestros lidiaron reses de Atanasio Fernández y salieron a hombros de coso.

Además de defender la "fiesta taurina", el maestro segoviano de nacimiento y abulense de adopción ha mostrado su agradecimiento por el "afecto, cariño y simpatía" que le han transmitido con este homenaje que "nunca" podrá "agradecer" en su vida.

"Vine por primera vez a Ávila en 1955, me enamoré -de Sonsoles Aboín- y me quedé, pero luego me enamoré de Ávila", ha relatado Andrés Hernando, que tiene su ganadería en la pequeña localidad abulense de Marlín (32 habitantes), situada a 16 kilómetros de la capital.





RELACIONADO: MADRID. EL TORERO SEGOVIANO ANDRÉS HERNANDO RECIBE EL HOMENAJE DE LA TERTULIA DE AMIGOS DEL CONDE DE COLOMBÍ

Artículo Anterior Artículo Siguiente