Crónica urgente) A praça da Nazaré retorna à grandeza com um final de temporada muito emotivo

Nazaré. tribuna da tauromaquia by Eugénio Eiroa. Fotos de Araújo Maceira.

Todo terminó con la interpretación solemne -por la magnífica banda de música- del Himno Nacional de Portugal, para después bajarse el telón de la temporada 2022 en el tauródromo del Sitio da Nazaré.

La plaza de toros de Nazaré ha sido escenario de un cierre de temporada taurina impactante. El empresario, Rui Bento Vásquez y su equipo pueden estar orgullosos de la impactante respuesta del público ante lo que ellos tan bien organizaron, donde si bien es cierto que no fue colgado el cartel de no hay billetes, no se quedó precisamente lejos de tal situación : la plaza presentaba un aspecto realmente formidable si tenemos en cuenta que estábamos a 10 de septiembre, en la localidad quedan pocos veraneantes, los emigrantes ya se fueron, los extranjeros ya son pocos... La afición taurina y el público en general son los que llenaron la plaza de Nazaré en una noche de gran ambiente y altamente emotiva, centrada en el homenaje hecho a la Virgen de Nazaré y a las gentes del mundo de la Mar, con una procesión en el inicio de todos los artistas por el ruedo acompañando una imagen de Nossa Senhora da Nazaré (luces apagadas y velas encendidas, Teresa Tapada cantando allí extraordinariamente un fado dedicado a la Virgen) y una fenomenal escenografía en el intervalo de la corrida, también dedicada a glosar y recordar el milagro de Nazaré, la historia de don Fuas Roupinho y la de tantos marineros que salvaron sus vidas a lo largo de los tiempos, encomendándose a Nossa Senhora.

Y al lado de todo eso, con el público emocionado por la gran carga sentimental-religioso-afectiva que el homenaje a la Virgen de Nazaré tuvo, una corrida de toros plena de emociones -y eso que los toros no dieron ni por un asomo el juego apetecido-, con unos instantes dramáticos al ser cogido el cavaleiro Moura III junto a su caballo por el cuarto toro de la noche. tribuna da tauromaquia les ofrece al final de estos apuntes la secuencia completa de esos momentos dramáticos vividos en la plaza de Nazaré, de los que en apariencia cavaleiro y caballo salieron milagrosamente ilesos, vaya usted a saber si -también- por la protección pedida a la Virgen Maria por un sacerdote, en la misma plaza, antes de comenzar la corrida, protección para artistas y caballos... Curiosamente, el cavaleiro Rui Salvador, dedicó su faena, en el toro que abria plaza, a la Virgen María, pidiendo su protección para todos, empezando por el también, claro está...

Noche así de emociones, hermosa, con el acertadísimo componente de ese homenaje a Nossa Senhora da Nazaré que debería de repetirse todos los años en la corrida de cierre de temporada en el coso nazareno, convirtiéndose ya en una tradición. Sobran razones para que así sea. Y cabe esperar que tras el éxito rotundo de esta cita del 10-S de 2022, tanto la Confraría de Nossa Senhora da Nazaré, titular de la plaza, como el empresario gestor, Rui Bento Vásquez, se apliquen el cuento y hagan lo que muchos de los presentes este sábado en la plaza del Sítio, entienden que debería de hacerse : dar continuidad año tras año a lo hoy con tanto éxito y excelente respuesta del público se ha iniciado.

Los toros de los herederos de Assunção Coimbra apenas dieron juego y casi bajo mínimos, en un par de casos; un pelín mejor que regular fue el primero; infumables el segundo y especialmente malo el tercero; manejable el sexto; peligroso acabó siendo el cuarto -que no olvidará Moura III-; de muy relativo interés resultó el quinto... O sea, juego desigual pero la mayoría con grandes carencias. Un encierro que suspende y que no debería volver a Nazaré hasta que esa ganadería no recupere el nivel de antaño, porque el actual, por lo visto este sábado, es bajo, muy bajo...¡quien vio y quien ve a este hierro!.

Rui Salvador cuajó una faena importante. Aplicó su gran magisterio y sacó partido a los aspectos positivos que su toro tenía, tapando de paso sus deficiencias y haciendo parecer al astado mejor de lo que era. Muy centrado en su labor, con enorme oficio y con inmensas ganas el torero de Tomar.

El "Comandante Bastinhas" hizo lo que se esperaba : toreo-espectáculo, con más vehemencia en ello que nunca tal vez; consciente de que en tercer lugar actuaría Gamero, competencia directa en el asunto... Bastinhas quiso atracarse de toro, pero no tenía rival enfrente... muy malo el ejemplar de Assunção Coimbra. Bastinhas, que estuvo muy bien en su papel, con enormes ganas y resolutivo, no halló respuesta alguna en el toro, por lo que su faena -buena como entretenimiento para el espectador- careció de emoción al no entrar el toro en el juego... Bastinhas quiso redondear una gran noche, pero no pudo lograrlo porque la falta de toro se lo impidió.

Lo mismo que sucedió con Bastinhas acontecería con Gamero. Dos actuaciones este verano en Nazaré y en las dos, pésima suerte con los toros. Si el toro de Bastinhas era malo, el de Gamero era peor, por momentos un auténtico marmolillo. Frente a eso solo había dos opciones : poner el mínimo del ferragem reglamentario del modo que fuese y largarse... o ya que no había toro, hacer una exhibición de poderío y manejo de los caballos, no exenta de gestos y alardes cara a la galería, pero... sin toro enfrente, claro está; hasta el extremo de que el morlaco ignoró en todo momento al rejoneador que, dado su enorme oficio, acabó por vestir el muñeco y convencer a una mayoría de espectadores de que cuando no haya toro, no se preocupen que el hará porque no se aburran... Dio Gamero dos vueltas al ruedo, la segunda más bien por su cuenta -y aunque en esta le aplaudieron bastante también- entendemos que se excedió indebidamente dándola, no en vano en su faena había sufrido un toque ostensible a su caballo, disfrazado, eso sí, de seguido, con una de sus acciones espectaculares. Debería reflexionar al respecto y no pasarse más veces en el futuro, en esto de la segunda vuelta al ruedo por su cuenta.

La faena de Miguel Moura quedó marcada por la espectacular cogida que sufrió junto al caballo que en esos momentos montaba (y que pueden ver en las 26 imágenes que siguen). Trató de rehacerse tras el percance, pero ya no era el Moura III alegre que de salida clavó espectacularmente, sin más miramientos, apenas salido el toro desde los toriles. La faena de Miguel, con todo, fue aseada y tratando de estar por encima de su peligroso rival, cosa que finalmente acabaría por lograr.  

Antonio Prates parecía tener toro. Pero el astado, realmente, no se dejaba. Tuvo el joven cavaleiro que provocar de manera ostentosa al morlaco, jugando con caballo muy bien preparado para recibir, esperando al toro, pero en el quiebro final camino del encuentro y culminación de la suerte, aparecía siempre la sorpresa de la falta de calidad del toro en la hora de la reunión, lo que llevó a Prates a ejecutar bien la suerte pero acabar clavando sin poder reunir todas sus farpas, aunque colocando en sitios aceptables. Buena faena de Prates, sin duda, mostrando capacidad y técnica y justificando ir en este cartel de la corrida extraordinaria de Nazaré.

Joaquim Brito Paes tenía en las gradas del sector 3 una claque especial : probablemente amigos, adeptos ferrenhos, que se hicieron notar en su favor ya desde las cortesías. Cuando le llegó la hora de intervenir, Brito Paes fue estimulado de tal modo por aquella claque que el apoyo hizo impacto en el cavaleiro, acelerando enormemente este las evoluciones de sus caballos, lo que le llevaría a cometer grosos errores... clavando realmente mal dos de los 3 ferros cumpridos que colocó; y también colocando ostensiblemente fuera de sitio dos de las banderillas o ferros curtos que situó en el toro... 4 errores que podrán ustedes ver mañana con calma en fotos al respecto. El resto no fue malo en Brito Paes, pero... no puede pasarse por alto esos notables fallos de colocación que pueden ser permisibles en cavaleiro practicante, pero no en un alternativado ya, que -además- está siendo colocado en carteles varios y tiene medios de entrenamiento a su disposición para afinar la puntería... Pero lo peor llegaría luego, al culminar su faena, cuando saltaron de la grada dos o tres de sus amigos o adeptos de la claque y ni cortos ni perezosos, lo llevaron en hombros en la recta final de su vuelta al ruedo, cogiéndolo cuando iba a terminar la vuelta, izándolo y transportándolo en hombros hasta salir del ruedo hacia el patio de cuadrillas. No contentos con eso, estos mismos espontáneos saltaron en cuanto terminó la corrida y los cavaleiros y banderilleros abandonaban la plaza, partiendo el ruedo nuevamente aunque en sentido inverso al inicio de corrida... al hacerlo Brito Paes al cruzar la arena, aparecieron de nuevo sus costaleros, lo subieron en hombros y así lo sacaron de la plaza... En ningún momento, Brito Paes pareció negarse a aquel esperpento, situación que no hace sino desacreditar el buen nombre y prestigio que la Tauromaquia portuguesa realmente merece. Un hecho bochornoso... porque -además- la faena de Brito Paes mereció una vuelta al ruedo por la generosidad del director de corrida, pero nada más... y no olvidemos había sido emborronada por lo que antes se describió en cuanto a colocaciones de los ferros y mañana verán ustedes en fotos.

Resumiendo : noche muy importante la de Nazaré por lo que globalmente supone y la posibilidad seria y real de institucionalizar la fecha del cierre de temporada de cada año, como un homenaje a Nossa Senhora da Nazaré en el marco de lo que debe pasar a ser una corrida extraordinaria, como este sábado lo fue.

Quédense ahora con las 26 fotos de la impresionante cogida de Miguel Moura y su caballo. Puede dar gracias Moura III a Nossa Senhora, porque no hay duda que le echó un capote certero en el momento tan crítico que este sábado le tocó vivir y que se observa en estas imágenes que siguen, de Araújo Maceira.

tribuna da tauromaquia va a publicar este domingo noche, el lunes y el martes, varios reportajes literarios y gráficos sobre este cierre de temporada en Nazaré que no ha sido precisamente cualquier cosa. Quede en todo caso aquí, esta crónica de alcance que aquí termina.































Artículo Anterior Artículo Siguiente