68 fotos) Cuando José Carlos Portugal era "el torero del Norte" y en Amarante no cabía un alfiler...


tribuna da tauromaquia

Cuando José Carlos Portugal era llamado "el torero del Norte"... Ahora está ya retirado, dio paso a su hija, Soraia Costa. En aquellos tiempos pasados, hace diez, hace nueve, hace 8 años, José Carlos se las veia y se las deseaba para torear, vivir su gran pasión. Pero entre su vida profesional -comerciaba con productos congelados-, su residencia en zona no muy taurina que digamos : Santa María da Feira... acabó por convencerse de que la Tauromaquia era un hobby, pero no podía ser más... Con todo, se marcó un objetivo : tomar la alternativa. Lograr torear como amador y luego como practicante, el número obligatorio de corridas para poder tomar la alternativa. Una vez lograda esta, habría llegado a su meta y culminado el sueño de ser torero a caballo. 
Y fue en el inicio del mes de agosto de 2014, hace ahora 8 años, cuando José Carlos Portugal toreó por última vez como practicante, para una semana después tomar la alternativa en la plaza de Póvoa de Varzim, con toros de Gregório Oliveira siendo padrino Joaquim Bastinhas. José Carlos Portugal cumplía así su sueño, en una corrida de alternativa en donde también actuaría su hija, entonces cavaleira amador (hoy ya cavaleira de alternativa hace algún tiempo ya, como es sabido).

Pero antes, el 10 de agosto de 2014, en una corrida celebrada en Amarante (la hermosa población regada por el Tâmega, en donde se han celebrado no pocas corridas de toros a lo largo de su historia), José Carlos Portugal se despedía como cavaleiro practicante, en un espectáculo en el que también participaría su hija, Soraia Costa, juntamente con los cavaleiros de alternativa, Ana Batista y Brito Paes... 
El reportaje gráfico que van a ver ahora, hecho por Eugenio Eiroa, en la plaza portátil instalada en la localidad amarantina, refleja varias cosas : 

De un lado el innegable entusiasmo de José Carlos Portugal, quien había inundado la localidad en días previos con carteles suyos, anuncios de "por primera vez juntos, padre e hija toreando en una plaza", láminas donde se le veia colocando un ferro de violin, etc. etc. etc. 

El cartel de la corrida tenía a una Ana Batista que en aquel momento andaba en plenitud ya; un Brito Paes que estaba en el tono discreto que le caracterizó las más de las veces; pero a partir de ahí : un cavaleiro practicante que apenas toreaba, solo de pascuas en viernes; y su hija, una muy joven cavaleira amador... Con ese cartel, en otra parte, no se llenaría una plaza; pero en Amarante, sí. 

Amarante es muy cerca de Baião... Y son tierras donde siempre gustó mucho la Fiesta de los Toros. Incomprensiblemente, en Amarante ha dejado de programarse una corrida anual que antes era más o menos habitual. No será desde luego porque allí no apasione la Tauromaquia... Convendría que los "agentes taurinos" estudiasen el asunto de una vez, en el caso de las portátiles, analizasen donde la buena respuesta puede estar asegurada -como sería el caso de Amarante- y restituyan la actividad anual en donde nunca debió haber cesado.

Pero vayamos con las fotos de Eugénio Eiroa para que ustedes se hagan una idea de lo que fue aquella corrida de despedida de José Carlos Portugal como cavaleiro practicante :

Desde una hora antes, pese a la amenaza de lluvia, la gente ya había entrado en la plaza, la expectación era tremenda en Amarante. Locos por asistir a la corrida de toros anual...

Despues de haberse instalado la plaza en otros años, abajo, cerca del rio Tâmega, en una orilla; ahora, en el 2014, la plaza se llevó arriba, a la zona industrial, donde había -y hay- espacios de sobra para todo lo necesario en una organización cómoda de una portátil...

Este fue el cartel con Forcados Amadores da Moita e Amareleja y toros de la actualmente extinta ganadería de la Casa D´Avó

Largas colas desde muy temprano, para entrar en la plaza

Pasión por ir a los toros como en pocos sitios hemos visto así...

Creencia, fundada, de que no iba a haber asientos para todos...

José Carlos Portugal había inundado Amarante de carteles como estos

La postal que José Carlos Portugal entregaba y firmaba a diestro y siniestro para quien la quisiese

Media hora antes de la corrida la plaza estaba a reventar ya



Amenazaba lluvia, llegó a caer algo en el tercer toro, luego despejó... pero el público no estaba preocupado para nada con la meteorología, siempre que la corrida se celebrase, claro está.

No cabía un alfiler y... por fin apareció el director de corrida...

Vamos allá... suena la música, comienzan las cortesías


2 cavaleiros, 2 cavaleiras


José Carlos Portugal : ah, fadista!

Soraia Costa, entonces cavaleira que empezaba

La ya consagrada Ana Batista




José Carlos estaba como niño con zapatos nuevos

Terminando las cortesías seguía la amenaza de lluvia

Brito Paes


¡Suelten ya ese toro...!




Ana Batista y el forcado de Moita, en la vuelta clamorosa


Turno para Brito Paes

Gente de pie en vomitorios, gente que se quedó sin sitio...




Forcado de caras de Amareleja al que el toro hace un regate y esquiva...


Segundo intento, todo irá mejor...




Brito Paes, aclamado también

El brindis de José Carlos Portugal

Con su peculiar estilo...




"O cavaleiro do Norte" con su suerte favorita : el violín...








Soraia Costa saludando a la concurrencia


Pocas veces habrá toreado en su vida tan acarinhada por el público como aquella tarde en Amarante






Terminó la corrida. José Carlos Portugal firmando autógrafos en las fotos de propaganda
que distribuia, a las puertas de la plaza.

Artículo Anterior Artículo Siguiente