Aunque con una "aula práctica") Los espectáculos taurinos en plaza volvieron a Catalunya... algo es algo

Al final del espectáculo, los cuatro jóvenes aspirantes a toreros fueron paseados en hombros

tribuna da tauromaquia 

Tal y como habíamos anunciado en la tribuna da tauromaquia, se llevó a cabo un espectáculo menor en un ruedo establecido al efecto, en una localidad tarraconense, organizándose así una clase práctica en la provincia de Tarragona. Nadie esperaba que el abarrote de público fuese total en aquel espacio, quedándose gente fuera del recinto por la incapacidad mayor de este.

Se ha dado así un primer paso para el regreso de la Tauromaquia -en las plazas- a Catalunya. La victoria es simbólica para la Tauromaquia, tan atacada por los nacionalistas-independentistas de Catalunya que ignoran su propia historia en aquel territorio. 
Si bien las corridas de toros se han vuelto a permitir en la Comunidad de Catalunya desde la decisión del Tribunal Constitucional español del 20 de octubre de 2016, anulando la votación del parlamento catalán de julio de 2010, no se había organizado ningún espectáculo en la autonomía catalana desde septiembre de 2011, cuando en una corrida de toros participó José Tomás y donde el torero local, Serafín Marín, había toreado también, ataviado con elementos catalanes en su indumentaria. 

Desde entonces, como incluso destaca hoy el diario francés Midi Libre,  se han produjeron varios intentos de llevar a cabo espectàculos taurinos, como en el caso de Olot, pero los alcaldes se han negado a permitirlos, bajo la presión de los separatistas que consideran que la Fiesta no es algo catalán. 

Pero el pasado domingo, sin embargo, se dio un primer paso en Masdenverge, un pueblo de la provincia de Tarragona. Allí -y porque no cabían más- había más de mil aficionados.
Con la ayuda del director de la escuela taurina de Barcelona, ​​Enrique Guillén, el alcalde de la localidad facilitó que se organizase una aulae práctica con cuatro alumnos de la escuela barcelonesa que lidiaron cuatro erales, toros además de crianza catalana del ganadero Eliseo Adell. 

Fue un espectáculo sin muerte, pero que demuestra que la afición sigue muy viva en Cataluña ya que más de mil aficionados han llenado la improvisada y pequeña plaza de toros de Masdenverge. 

Una gran victoria para el toreo en Catalunya, como destaca "Midi Libre", sobre todo porque el alcalde de la localidad es procedente de las filas del partido del super-independentista  Carles Puigdemont, la figura emblemática de los separatistas catalanes. ¿Vuelve la esperanza al mundo taurino catalán...?

El diario francés "Midi Libre" publica hoy un reportaje sobre este asunto


Artículo Anterior Artículo Siguiente