O novo despacho do IGAC, as "Senhas de Trincheira", os fotógrafos "donos disto tudo" e... os "justos que pagam pelos pecadores”

IGAC web

tribuna da tauromaquia
)

Aumenta la indignación entre quienes hacen fotografía taurina en las plazas portuguesas y cumplen estrictamente las normas del IGAC, al ver cómo ellos apechugan con los nuevos tiempos y nueva normativa del organismo del Ministerio de Cultura, mientras algunos retratistas que se creen "os donos disto tudo" andan sueltos por callejones, van para acá y para allá, se pavonean y mamonean a la vista de todo el mundo, etc. etc. etc. La pregunta es : ¿a qué esperan el IGAC y las empresas para meter en cintura a estos personajes que armados de una màquina fotográfica se creen los reyes del manbo?. Pueden leer más en este link que deben pulsar aquí. 

A mayor abundamiento en el asunto que ya la tribuna da tauromaquia abordó, aunque queda suficientemente explicado en lo que publicamos y antes referíamos en el enlace teñido de azul celeste... el veterano crítico taurino António Lúcio, que no solo escribe -como saben- en su weblog "Barreira de Sombra", también fotografía desde hace décadas para acompañar sus crónicas, tenía a bien explicar su experiencia del pasado sábado, en la plaza de toros de Nazaré, con un muy expresivo comentario formulado en el "club de amigos de la tribuna da tauromaquia" (nuestro Facebook).

................................

El asunto es que, en Nazaré, mientras hubo quienes hacían -con respeto a las normas vigentes- su trabajo... otros, en el callejón, revoloteaban -como parece que ya es costumbre en ellos- campando a sus anchas, yendo y viniendo, determinados fotógrafos que -por lo que se observa- se pasan las nuevas normas del IGAC por el forro de sus caprichos... porque se creen "os donos disto tudo" (como se dice en Portugal) o "los reyes del manbo" (como se dice en España).

Cabe esperar que, de una vez y por todas, el IGAC haga lo que tiene que hacer, exija lo que tiene que exigir e imponga lo que tiene que imponer... Y es que al margen de que no puede andar suelto por el callejón un retratista como le venga en gana, hay unas normas, nuevas, impuestas por el IGAC ya hace bastantes fechas, que deben de ser cumplidas por todos y cada uno de los que crean tener derecho a ocupar un lugar fijo -nunca andar por libre- en el callejón de una plaza.