Lições e notas após o grande sucesso de público no sábado passado na Figueira da Foz...

Araújo MACEIRA, imagen

tribuna da tauromaquia )

Fue una muy buena respuesta del público la del sábado noche en el Coliseu Figueirense, no hay duda alguna y la publicidad estuvo muy bien trabajada : en un radio de 60 kms o más alrededor de Figueira había cartelería bien visible en muchas partes. 

Pero ojo... tome nota el empresario para el año que viene, ya que en este -desgraciadamente- tiene cerrados los carteles con la fórmula de "a tres" : esos dos grupos de forcados Coimbra tienen que pegar una corrida juntos, como anoche; y luego deben de ir, uno en una de las dos restantes corridas y el otro, en la otra de las 3 corridas que componen la temporada de Figueira da Foz... No hacer eso, es desperdiciar el enorme tirón que en el Coliseu Figueirense tienen estos dos colectivos de forcados, además tan representativos del valle del Mondego. Es cierto que este año van acartelados... en las dos corridas que faltan, pero compartiendo con otros 2 grupos... lo que disminuye su protagonismo al afrontar en cada caso dos toros, en vez de tres... sería bueno que se les meta en los carteles, mano a mano con otro grupo, pero no con dos más... lo que disminuye el interés del público que evidentemente arrastran estos dos colectivos de forcados de Coimbra y la zona del Mondego.

Este sábado, las bancadas más populares (el "Sol" de la plaza sobre todo) estaba lleno de gentes que fueron arrastradas por esos dos grupos de forcados -y también por las ganaderías del valle del Mondego, no las olvidemos-; se palpaba -sin tener que hacer grandes esfuerzos- por quienes estuvimos sentados entre ellos. Y ese ambiente formidable -tan comentado- que por momentos se vivió en la plaza, era producto de esa gente... no le den más vueltas. 

La plaza de Figueira da Foz, en sus buenos momentos, ha sido siempre, también "la plaza de Coimbra". Y ese nexo evidente, esa unión, esa afición del Mondego, que se extiende desde Coimbra hasta la desembocadura del río, hay que continuar cuidándola y potenciándola ya. Quede ahí la sugerencia... No hay como sentarse a ver corridas de toros integrándote en medio de los populares y poniendo la oreja... sienten orgullo de los dos grupos de forcados que tienen y sienten orgullo de tener, en la misma zona, ganaderías, pequeñas, pero absolutamente válidas y dignas, a las que ayudar en su tan aficionado esfuerzo, nunca será para los empresarios taurinos que lo hagan ningún desdoro...

Los directivos fundadores del "USA Today", para palpar lo que la gente quería leer cada día en el nuevo diario que acababan de lanzar, viajaban entonces todos los días en el "metro" y en el autobús" poniendo en todo momento la oreja, dispuestos a escuchar de qué hablaba la gente... así tuvieron el éxito que tuvieron. E o resto são cantigas...