Juanito empieza a ser mucho Juanito : vuelve a poner boca abajo la plaza de Vila Franca de Xira

Juanito y el propietario de la ganadería Murteira Grave, en clamorosa vuelta al ruedo

Ya es domingo noche bien entrada y no se apagan aún, aquí, en Vila Franca de Xira los ecos... Juanito volvió a poner la plaza Palha Blanco boca abajo. Y eso que solamente le sirvió un toro, el primero de su lote, excelente ejemplar de Murteira Grave, con el que bordó el toreo. Y eso que era un toro sin picar; pero Juanito supo acelerar lo necesario para acoplarse a la embestida del animal y acabar dominándolo de tal modo que, avanzada la faena, hasta parecía templada la embestida. Desde luego, si el segundo toro hubiese servido -cosa que no sucedió- habría Juanito como elemento de conversación en las tertúlias durante todo el verano...

Aún así, frente al cuarto toro de la tarde -toro excelente para el que se pidió con fuerza la vuelta al ruedo- Juanito dio un recital grandioso de Toreo del bueno, entusiasmando a la mayoría del público, en un día en que la plaza, practicamente llena, hizo recordar sus mejores tiempos de aforo completo en la gran corrida anual del"Colete Encarnado". Habrá quien diga que el cartel lo merecía, sí; no hay duda. Pero habrá también quien diga que Juanito comienza a arrastrar tras de sí mucho público, muchos aficionados, no sabemos cuántos, pero que arrastra muchos es toda una evidencia... Y quien diga lo contrario sabe bien que está faltando a la verdad; no había más que poner la oreja, antes y después de la corrida, para saber de quien hablaba la mayoría de la gente... de Juanito, obviamente; primero, de lo que esperaban de el; a la salida de la plaza, de lo mucho que había hecho en su primero y de la mala suerte que tuvo en su segundo...

En su primero, Juanito echó la pata p´alante con su planchada muleta y acabó dando un recital, toreando con mucha clase por uno y otro pitón, sacando al toro lo que tenía a primera vista y también lo que ocultaba... tandas de pases profundos, con sentimiento, series nada abreviadas, completas, de poderío también, mostrando en todo momento -aquellos circulares que tan aplaudidos fueron- tener fuelle para lo que dio ese toro de si y... lo que le echasen en esta tarde, otra vez gloriosa en la Palha Blanco, su plaza talismán, como decía la TRIBUNA da TAUROMAQUIA esta semana, hablando de la expectación creada. Creada y justificada, sin duda alguna, porque con un solo toro "potable", Juanito puso -como al principio decíamos- por segundo año consecutivo, la plaza de toros de Vila Franca boca abajo.

Ya en su segundo toro, que cerraba la corrida de Vila Franca, Juanito quiso pero no pudo, porque el morlaco que enfrente tuvo, era el garbanzo negro... Se fue de inicio a porta gayola, que como saben los lectores de la TRIBUNA da TAUROMAQUIA, en la terminología taurina se denomina porta gayola al lance en el que el torero espera al toro de rodillas enfrente de la puerta de toriles... larga afarolada para enseguida levantarse y esperar al toro de nuevo para recetarle una tanda por verónicas... Claro, en las gradas, se frotaban ya las manos... soñando con otra gran faena como en el cuarto de la tarde. Pero... aunque Juanito brindó al respetable, aquel toro no se parecía en nada al cuarto de orden de lidia... aquel toro que cerraba la corrida tenía poco que torear; pese a lo cual Juanito se esforzó, trató de buscar que el animal repitiese en sus embestidas, por ver de ligar los pases, de lograr las deseadas series o tandas, pero aquel "Murteira" no estaba para permitir que Juanito redondease un triunfo apoteósico. La enorme voluntad por agradar que Juanito tenía, le llevó a facilitar que el toro le echase mano en un momento determinado, propiciándose una voltereta que, afortunadamente, se quedó en simple susto, en aviso por parte del toro que no quería, en nada, participar de la gran fiesta que proponía el torero.

En resumen : valió la pena ir a ver otra vez a Juanito. Le vimos en la Monumental de Terceira el otro día, nos dejó buen sabor de boca. Le hemos vuelto a ver 9 días después en Vila Franca : nos confirmó plenamente que está más que decidido a salir, en todas las tardes, a por todas. Con semejante planteamiento, apretando tanto y tan bien, no nos extraña nada que este torero, al menos en Portugal, efectivamente, esté ya comenzando a arrastrar masas de aficionados tras de si. ¡Torea Juanito, allá vamos...!. Nosotros mismos, duplicamos la apuesta del otro día, y nos ha salido muy bien. Lo hemos pasado en grande -tanto el sábado como el domingo- en una Vila Franca extraordinariamente festiva, única, incomparable tal vez; hemos disfrutado enormemente con lo que Juanito hizo en un toro y... nos convencimos de que es un torero que se entrega al límite, máxime cuando con el "zapato" que le tocó en suerte para cerrar plaza, aún lo intentó todo y más... Y eso, el compromiso, la profesionalidad, la honradez... es algo que el público agradece inmensamente. Y así se lo demostró Vila Franca a Juanito al final de la corrida.

Juanito empieza a ser mucho Juanito. Ojalá, en lo que resta de verano 2022, las cosas sigan para el por los mismos derroteros. Será síntoma de que empezará a llamar con fuerza en las grandes ferias para el 2023... Demos tiempo al tiempo y confiemos porque Portugal parece que, por fin, vuelve a tener un torero importante, de primera línea. ¡Ya iba siendo hora...!

NÉSTOR SEGURA

João Silva / Tauroleve)      Número 16, 4 años, 460 kilos, "Piloto", un gran toro de Murteira

João Silva / Tauroleve)    Número "30", 5 años, 470 kilos, bonito de estampa y... nada más

Tendidos de Sombra, este domingo en Vila Franca de Xira : lleno hasta la bandera

Tendidos de Sol, este domingo en Vila Franca, prácticamente lleno...

Tarde de gloria : grandiosa faena de Juanito y gran toro de Murteira Grave

Juanito inscribió su nombre doblemente con letras de oro, protagonizando una grandiosa faena en el historial del "Colete Encarnado" y arrastrando -además- una gran masa de seguidores a una plaza, la Palha Blanco, que así volvió a recuperar el esplendor de antaño...