Gilberto Filipe e "Antoñito" Ribeiro Telles, indiscutíveis protagonistas do fim de semana

Dos informaciones / artículos llamaron especialmente la atención de los lectores de la tribuna da tauromaquia, en las últimas horas... ambas, probablemente, con todo merecimiento, por el brillante desempeño de sus protagonistas.

De un lado, desde primeras horas de la mañana de ayer viernes, en la tribuna da tauromaquia ocupaba lugar destacado una pieza periodística dedicada a António Ribeiro Telles Jr. y su muy brillante actuación, en la noche anterior, en la arena del Campo Pequeno. En solamente 24 horas ha resultado que aquello que escribimos sobre "Antoñito" Ribeiro Telles (como cariñosamente le dimos en llamar) fue leído por 5.742 visitantes de nuestra web... Ello prueba no solamente lo interesante de ese post, sino también el interés existente por parte del público taurino por saber cosas acerca de este joven cavaleiro practicante que tan buenas condiciones muestra y del que no se para de hablar últimamente, en la esperanza de que venga a ser un auténtico revulsivo de lo que tan necesitado está el Toreo a Caballo en Portugal y en el Mundo.

Y a propósito de "Antoñito" Ribeiro Telles : un dato que desconoce el gran público, nació en Valencia (Levante, España). Circunstancialmente, pero nació en esa bella ciudad española. Este joven portugués, hijo del maestro António Ribeiro Telles y de su esposa Catarina, está mostrando -como ya hemos dicho- día a día un espectacular crecimiento como importante torero a caballo que pretende ser. Y aún con su propio estilo, muestra muchas cosas del Toreo de su padre, a las que incorpora interesantes detalles originales suyos que entremezclados con el Toreo clásico -sin duda inculcado por el maestro António- dan como resultado una agradabilísima realidad que, si no se malogra en el tiempo venidero, puede llevarnos a que Portugal pueda tener -a la vuelta de un tiempo- ese Torero a caballo de excelencia que tantos buenos aficionados ansían que aparezca. 

"Antoñito" Ribeiro Telles está en el buen camino, porque una de las primeras cosas que ha aprendido es que el Toreo a caballo, no puede ser dar unas carreras con el caballo, citar de lejos sin más, echar a galopar al caballo y cuando este llega a la altura del toro, alargar la mano y clavar (cosa que, por desgracia, una cierta mayoría de los cavaleiros acaban actualmente por realizar). El Toreo a caballo, antes que clavar, es lidiar... Hay que mover el toro, hay que llevarlo por los diferentes cuadrantes, hay que mostrar el toro para que se puedan ver sus condiciones, hay que hacer "entender" claramente al morlaco quien manda allí... y cuando el toro está verdaderamente en cada fase lidiado, entonces sí, partir para clavar... no olvidando nunca, en lo posible, dar todas las ventajas al toro, para buscar -en el momento de la reunión- el protagonismo de la emoción y la adecuada culminación de la suerte... Estos y similares y fundamentales principios, parece que los tiene bien inculcados este Ribeiro Telles Jr. y -sin duda- ahí se ve la mano firme y la enseñanza certera de su padre; además de las excelentes condiciones que el chaval tiene.

La otra información/post de las últimas 24 horas, que ha merecido honores de portada en la tribuna da tauromaquia, es el enorme triunfo -ya por dos veces es Campeón del Mundo- en los Mundiales de Equitación de Trabajo que se están celebrando en Francia, del cavaleiro -también cavaleiro tauromáquico- Gilberto Filipe. Como van ustedes a observar, la tribuna da tauromaquia le dedica a Gilberto -durante todo un día largo, hasta la mañana de este domingo- la portada, el lugar especial, el espacio que llamamos "Bom Dia!", arriba de todo en nuestro site. No es para menos... Gilberto es un maestro en esto de la equitación. No le demos más vueltas : es un maestro. Un gran jinete al que un día, con buen criterio, le dio por alternar la actividad como cavaleiro tauromáquico, con la actividad como cavaleiro protagonista de una de las más difíciles disciplinas del mundo de la Hípica. Un esfuerzo enorme, una obligatoriedad de dedicarse poco menos que las 24 horas a los caballos; un proceso de constante formación y aprendizaje que requiere niveles de concentración y pericia realmente encomiables, lo que no está al alcance sino de los elegidos.

Gilberto Filipe es, donde las haya, una persona de bien, un tipo que merece la pena; ya lo hemos comentado en más de una ocasión. Y esa su bonhomía trasciende con el paso del tiempo. Es muy apreciado tanto en el mundo taurino como en el mundo de la Hípica. Por eso no es de extrañar que su triunfo, su segundo campeonato del Mundo obtenido ayer, haya llenado de gozo a miles y miles de seguidores que este enorme jinete tiene. Su éxito -otra vez- merece ser destacado con todo realce, de ahí la apuesta informativa que hemos hecho este fin de semana. Y la gran respuesta de nuestros lectores a ella : desde las seis y pico de la tarde de ayer, hasta las doce de la mañana de hoy, han sido 4.103 los visitantes que leyeron en nuestra tribuna da tauromaquia lo relacionado con la gloria alcanzada por Gilberto Filipe en Francia.

Son, como en el caso de António Ribeiro Telles Jr. cifras importantes; máxime, en el caso de Gilberto Filipe, cuando nuestro site -como ya quedó demostrado varias veces- no rehusa la información del sector hípico, pero -qué duda cabe- la tribuna es esencialmente una publicación taurina. A Gilberto Filipe y António Ribeiro Telles Jr. corresponden en este fin de semana, aquí, en la tribuna da tauromaquia, los lugares de honor. Cada uno en su papel, cada uno en su protagonismo y en sus circunstancias específicas... pero en ambos casos con todo merecimiento.

Fotos : Carlos Hernani.

Gilberto Filipe y el legendario caballo "Zinque das Lezirias", en un momento de su
participación en Francia, en este fin de semana

Gilberto con su medalla de oro, ya en el podium, a su derecha está Mafalda Galiza,
también portuguesa que brillantemente se proclamó vice-campeona del Mundo
en la misma especialidad hípica.