Bambamarca (Perú) : Valadez corta la única oreja en la segunda tarde de la Feria


MAGALY ZAPATA
, corresponsal de la tribuna da tauromaquia en América. (Texto y fotos)

BAMBAMARCA, Valadez corta la única de la segunda tarde.

El mexicano Leo Valadez resultó el triunfador de la segunda tarde de toros en Bambamarca al cortar una oreja en el toro que cerró plaza con el hierro de San Simón, el de mejores hechuras de la tarde en la que se anunció cuatro hierros: San José del Monte, San Simón, Salamanca y San Pedro. Los que en líneas generales no tuvieron el fondo de casta requerido y perentorio para que la emoción llegue a los tendidos porque surge el toreo en el ruedo. 

Clave decir que la terna estuvo dispuesta y con ganas de hacer el esfuerzo porque ello suceda pero la jornada estuvo extraña por fría y desangelada la tarde y el público también frío y valorando poco el esfuerzo ante lo anodino del devenir y es que cuando falta el toro que trasmita emoción y aunque los coletudos ejerzan el arte del birlibirloque, si el toro descompone, la tarde se iba en picada hasta el último. 

Abrió plaza David Fandila que tuvo en su lote un San Simón y otro de Salamanca. Y aunque no es la misma casa, la cosa no fue del todo diferente. El primero, incierto y con derrotes imprevistos y peligrosos sin querer pasar, por más quites, banderillas, y vueltas de tuerca en muleta, la gente no terminaba de encenderse… pinchazo hondo. Leves palmas. 
El otro se movió sin clase y sin trasmitir y lo hecho desde las verónicas y quites, amén de banderillas (primer par en falso, nunca se lo había visto), pero la faena no remontó. Frialdad y algo extraño, pinchazo y palmas. 

Alfonso de Lima fue silenciado con un bonito San José del Monte que empezó rematando en burladeros y empleándose con galope en el saludo de capote pero que en muleta no quiso salir de tablas. La cosa quedó en empeño infructuoso. 
El quinto fue de San Pedro, se movió pero su fuerza justa y punto de sosería hizo que el esfuerzo y buenos muletazos que dio Alfonso en algunos pasajes, especialmente un natural profundo, no conectara con el público. 

El toro de presentación en el país del mexicano Leo Valadez fue de San José del Monte, el que más se movió de esta casa en esta tarde pero que su sosería en muleta condicionó la conexión. Valadez le dio una buena verónica de rodillas y muletazos de buena calidad pero salía sin clase de los embroques. Pero no quiso más y se rajó. 
Con el otro, le llegó el premio. Un bonito San Simón jabonero de pinta y estrecho de cienes que galopó alegre en el capote que meció en verónicas y luego por zapopinas. Compartió banderillas como en su primero, con El Fandi y el banderillero Santiago Arrieta. Llegó a la muleta con poca fuerza. Su trasteo lo inició de rodillas y con temple continuó en el terreno elegido por el toro, cerca a tablas, y aunque fue de más a menos la gente lo arropó y tras pinchazo se pidió trofeo y resultó el triunfador de la tarde.

Leo Valadez cortó la única oreja de la tarde

Gran entrada pero tarde "fría" en el cuidado coso de Bambamarca

Alfonso de Lima