Otra vez la pregunta, tras el ventarrón de ayer en Las Ventas : ¿acaso no es necesario modernizar las plazas de Toros?

Tras lo de ayer, en Las Ventas, siguen las opiniones... sobre cómo es practicamente imposible torear con el fuerte viento que se hizo sentir. Desde la "ONG Cultural Joselito El Gallo" nos hacen presente este punto de vista. Lean con atención... porque se está reclamando lo que la TRIBUNA da TAUROMAQUIA ya hace tiempo que reclamó para la plaza de Madrid, mejoras : techo practicable, comodidades... en evitación de viento y lluvias y en favor del espectáculo

¿Es necesario modernizar las plazas de Toros?

Aunque pueda sonar extraño, queremos dar las gracias a Dios porque la corrida de Valdefresno lidiada hoy en Las Ventas, no haya sacado poder, pecando de falta de casta y mansedumbre.

¿Por qué decimos esto?... pues porque torear con ese viento es casi imposible, y si la corrida resulta brava y encastada, lo único que puede pasar es que además de no poder ver el espectáculo por el que pagan los aficionados, pueda ocurrir alguna desgracia por el ansia de triunfar de los toreros.
 
Sabido es por todos que la plaza de toros de Las Ventas es la más exigente del mundo, y la que da y quita a los toreros, lo que implica que anunciarse en ella llegue a ser una verdadera obsesión para muchos de ellos (por no decir todos), ya que es donde se juegan a una sola carta, su futuro y en consecuencia sus sueños e ilusiones.

En cuanto al sector ganadero, ocurre más o menos lo mismo; todos sabemos lo difícil y caro que es criar un toro durante 4 o 5 años, para después poder ver el resultado en una plaza de toros... Pues bien, en ocasiones, saltan toros que, con el trato adecuado y la disposición necesaria por parte de los toreros, pueden mostrar sus reales condiciones y, con ello, poder cambiar el destino tanto de torero como de ganadero.

Y por último, y no menos importantes, están los aficionados y público en general, que son los que pagan y financian con ello esta industria, y que se ven obligados a ver un espectáculo condicionado y devaluado por el que -en teoría- no pagarían por ver, en este caso hablamos del viento, pero ocurre algo parecido también con la lluvia, el frío y por qué no decirlo, con los más de 40 grados que hace en la grada al sol muchas tardes.

Dicho esto, nos gustaría que los implicados os pronunciéis y digáis si os parece justo que, en pleno siglo XXI, en una industria que según la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, genera cada año 70 millones de euros a la capital de España, se le exija a los profesionales que den un espectáculo acorde a la categoría de la Plaza y a los aficionados que paguen por un espectáculo que no es el que quieren.

Obviamente Las Ventas no es el único caso de lo que apuntamos, pero si el más importante.