Pablo Hermoso de Mendoza se cae del caballo (en Estella) y del cartel (en Montijo)

Lamentable mala suerte para los organizadores de la corrida de Montijo, de este fin de semana, que basaban la mayor parte de su éxito de público en la presencia de Pablo Hermoso de Mendoza. Este, no va a torear en Montijo, como se había hasta ahora anunciado. 

Pablo Hermoso de Mendoza se accidentó mientras entrenaba montando en su finca de Zarapuz y tendrá que guardar reposo absoluto durante diez días por prescripción médica, informaron fuentes próximas al gran rejoneador español.

Pablo Hermoso de Mendoza sufrió ayer jueves un accidente mientras entrenaba en su finca de Estella. El jinete navarro cayó al suelo mientras montaba a uno de sus nuevos caballos, BASAJAUN, y con tan mala fortuna que al impactar contra el suelo la zona de las costillas derecha cayó sobre el codo del mismo lado, produciéndole una fisura en las mismas.

Pablo continuó montando y trabajando a pesar de las molestias y ha sido esta misma mañana, después de pasar muy mala noche y de probarse montando a ALQUIMISTA, cuando ha sentido las molestias más fuertes que ayer, e incluso se notó imposibilitado prácticamente para levantar el brazo y colocar una banderilla sin soportar un intenso dolor.

Ante semejante perspectiva, el jinete se ha traslado al Hospital García Orcoyen, de Estella, donde después de realizarle unas placas se le ha diagnosticado un “fuerte traumatismo de pared torácica con fisura costal”, siendo recomendado un reposo absoluto de diez días.

Con estas perspectivas, Pablo ha tenido que renunciar a los compromisos de este fin de semana en las plazas de Montijo (Portugal) y Osuna (Sevilla), esta última, donde actuaba junto a su hijo Guillermo.