Al final, todo quedó resumido en esto : "Um gesto e alguns momentos de bom toureio na encerrona de Cuqui".

Por haches o por bes, por lo que usted quiera, la encerrona de Cuqui en la plaza de Moita do Ribatejo con los toros de Palha no pasará a la historia. Es muy de agradecer el valor del torero, protagonizando este gesto, pero era de temer que pudiese acabar todo en lo que muy bien resume el título que en su crónica ofrece el veterano crítico António Lúcio, presente en la plaza : "Um gesto e alguns momentos de bom toureio na encerrona de Cuqui".

Encerrarse con 6 toros en Portugal -y más si estos toros son de Palha- tiene bastante de temeridad taurina. Una de las mayores torpezas llevadas a cabo en la Tauromaquia portuguesa de bastantes años para acá, ha sido eliminar la posibilidad de que en el llamado Toreo a pie, no puedan actuar los picadores... Si lidiando dos toros ya es un problema la ausencia de picadores, lidiando 6, se multiplica por 3 el riesgo que se corre... Nadie que sepa algo de Tauromaquia puede discutir que una vara bien empleada, bien colocada -no una carnicería- a tiempo, puede servir para corregir -en parte- alguna tendencia negativa del toro, puede servir para ahormarlo... y también, si no sirviese para nada en algún caso, para evitar al torero estar ahí, echándose encima del toro, jugàndose la vida inútilmente, cuando el morlaco -dadas sus condiciones- merece ser despachado en un plis-plás.

Pero en Portugal, por desgracia, hace tiempo que dispensaron los picadores... Se permite torear 6 toros por un solo "espada". Y hasta se permite llevar como sobresaliente en tal tipo de corrida a un novillero (imaginen que Cuqui se lesionase en el curso de la corrida, no sería alguien con el "oficio" ya de matador el que se enfrentaría a lo que por enfrente quedase... sino un inexperto novillero). Pero no se permite un par de picadores ayudando a que los toros puedan acabar por estar en su sitio y... no como con frecuencia sucede, fuera de sitio.

No sigamos con el tema, porque no merece la pena; sin duda. Es agua pasada, que no mueve molino. Pero cabe recordar cual es la situación, por si alguien aún no había caído en cuenta que aventurarse en corridas de un solo torero con 6 toros... casi nunca podrán llegar a dar en espectàculo redondo; no es imposible este, pero lo lógico es que no surja, o surja en muy pequeña dosis y, desde luego, más bien lejano al toreo templado y con profundidad que tanto se desea.

¿Queréis saber lo que pasó en Moita?. Pues... leamos lo que escribió este buen crítico taurino. António Lúcio en su site -años lleva en el oficio-, como para saber bien cómo son las cosas... Y así lo contó : pulsa aquí y entérate